Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Asesinan a tiros a cuatro hombres en Bolívar

Tres sujetos fueron asesinados a las 6:00 de la tarde del sábado en el sector Simón Bolívar y otro en el barrio Negro Primero alrededor de las 8:00 p.m.

Ciudad Bolívar.- Por más cinco minutos sonaron los disparos en el barrio Simón Bolívar, parroquia Catedral.

Apenas la balacera cesó, los vecinos salieron de sus hogares para enterarse de lo ocurrido. Eran aproximadamente las 6:00 de la tarde de este sábado.

En la entrada principal de la vivienda número 42 yacían los cadáveres de Jesús Enríquez Ortunez Quijada, de 19 años y Gustavo Adolfo Cadenas Marchan, de 20.

Las víctimas tenían varias heridas de bala en la cabeza y la espalda.

Mientras los curiosos rodeaban los cuerpos, escucharon los gritos de auxilio que salían de una de las habitaciones de la casa.

Uno de los residentes entró y vio a Juan José Guerra Muñoz, de 17 años, tirado en la cama.

El adolescente aún respiraba, así que lo subieron en un vehículo y rápidamente lo trasladaron hasta la emergencia del Complejo Hospitalario Ruiz y Páez.

Sin embargo, cerca de las 8:00 de la noche los médicos de guardia anunciaron su muerte. Los balazos comprometieron varios de sus órganos.

El menor fue alcanzado por cinco disparos: tres en el pecho y dos en las piernas.

Aunque se rumoró que otro jovencito resultó herido durante la balacera, la información no fue confirmada por las autoridades.

Arremetida

Alrededor de 20 minutos tenían las víctimas paradas frente a la vivienda cuando fueron sorprendidas por cuatro sujetos a bordo de dos motocicletas.

Los delincuentes con pistolas en mano descendieron y luego de una breve discusión comenzaron a disparar.

A Jesús y Gustavo no les dio tiempo de correr. Cayeron en la entrada de la casa.

El adolescente se internó en unas de las habitaciones para que no le disparaban, pero fue en vano, uno de los malandros lo persiguió y lo tiroteo.

Tras la arremetida, los delincuentes se perdieron de la zona, sin ser reconocidos por los vecinos. Dicen que dos estaban encapuchados.

Al parecer los verdugos merodeaban la zona desde muy temprano.

Esperaban un descuido de sus víctimas para ejecutarlos.

Una llamada

Con una llamada anónima los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar fueron notificados sobre el tiple asesinato.

Una comisión adscrita a la Brigada Motorizada del Centro de Coordinación Policial Catedral, acudió al sitio para confirmar la noticia.

Los estadales recorrieron las calles por varios minutos en busca de los posibles sospechosos, pero no había rastros de ellos.

Los funcionarios resguardaron la escena hasta la llegada de los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Junto a los cadáveres quedaron más de 10 casquillos de bala calibre 9 milímetros.

Los occisos no fueron despojados de sus pertenencias, así que el móvil del robo fue descartado por las autoridades a cargo de las averiguaciones.

Otro hecho

Con dos horas de diferencia reportaron la muerte de Leocknan Densa Narine León, de 18 años, en la calle principal del barrio Negro Primero.

Eran cerca de las 8:00 de la noche cuando los oficiales supieron del crimen. De inmediato una comisión se traslado al sitio.

El cuerpo quedó en medio de la calle con cuatro disparos en la cara.

Según el relato de mamá, el muchacho fue interceptado por un vehículo Chevrolet Optra, de color azul. El carro se estacionó de forma abrupta y el chofer descendió con pistola en mano.

A Narine no le dio tiempo de nada. De inmediato recibió los disparos.

Aunque los familiares intentaron auxiliarlo, por él no hubo nada que hacer.

Luego del crimen, el delincuente abordó su carro y se marchó.

Pesquisas

El cuerpo fue cubierto con una sabana hasta la llegada de los agentes del Eje de Homicidios de la policía científica.

Los expertos colectaron las pocos evidencias dejadas en la escena del crimen como parte de las pesquisas.

Además, escucharon el relato de los familiares y testigos. Por ahora presumen que se trató de una venganza, sin descartan otras hipótesis.

Los detectives indagan si la muerte de Narine guarda relación con el triple crimen. El sujeto estaba residenciado en la calle Uriman del referido sector.

Los datos de los caídos serán chequeados a través del Sistema Integrado de Información Policial, para conocer si tenían algún registro o solicitud.

Rastreo

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron el rastreo de los delincuentes.

Aunque desde la madrugada realizaron operativos en las zonas no han logrado la captura de ningún sospechoso. Buscan el carro descrito por los familiares de Narine.

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top