Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Escoltas del gobernador matan a compañero y lo entierran en Cambalache

Foto en vida del PEB asesinado por sus compañeros
El cuerpo de David De Silva (36) fue localizado enterrado en Cambalache. Allí lo sepultaron tres compañeros de trabajo el pasado 7 de marzo de este año.
¿Los motivos? Aun no se conocen pero el trabajo de los funcionarios del Cicpc logró resolver la desaparición de quien fuera policía del estado Bolívar y escolta de la familia del ciudadano gobernador, Francisco Rangel Gómez.
Sus tres compañeros, por razones que no se conocen aun, lo mataron y lo enterraron. Así lo confesaron Adrián José Vera Velásquez (25); Aníbal Rafael Córdoba Lara (35) y Andrés Eloy Blanco Farfán (23).
Los tres fueron detenidos en el edificio 303 donde prestaban sus servicios de escoltas pues allí los hijos del gobernador tienen algunas propiedades, comerciales y residenciales.
El efectivo de la Policía del estado Bolívar (PEB) era buscado desde el 7 de marzo, cuando salió desde Ciudad Bolívar con rumbo a su lugar de trabajo en Puerto Ordaz. Las pesquisas preliminares revelan que a De Silva lo ultimaron ese día.
Aunque el escolta -adscrito a la Gobernación del estado Bolívar- cumplió varias horas con sus labores, a las 9:00 de la noche recibió una llamada y sus compañeros lo llevaron hasta la Terminal de Pasajeros. De allí no se supo más de él.
Su desaparición fue reportada ante el Cicpc por sus familiares pues nunca llegó a Ciudad Bolívar.
Las pesquisas comenzaron a investigar desde que se formuló la denuncia y, desde ese momento, los sabuesos buscaban a los implicados.
Eran las 8:00 de la noche de este miércoles 29, cuando una comisión del Eje de Investigaciones de Homicidios llegó hasta el edificio 303, en Alta Vista. Allí ubicaron a los sospechosos.
A Adrián José Vera Velásquez, Aníbal Rafael Córdoba Lara, y Andrés Eloy Blanco Farfán, de 23, no les quedó otra opción que confesar el macabro crimen.
Los expertos intuían que a De Silva lo asesinaron sus propios colegas y fue así como los detenidos, todos funcionarios activos de la Policía del estado Bolívar (PEB), confirmaron las sospechas.
El trío de guardaespaldas, luego de admitir la culpabilidad, llevó a los agentes hasta la zona enmontada. Allí los investigadores encontraron el cuerpo de la víctima sepultado y bastante descompuesto.
Por determinar
Por la forma en cómo transcurrieron los hechos, a los detectives no les queda la menor duda de que el homicidio ya había sido planificado.
Por ahora buscan determinar las causas que motivaron la ejecución de De Silva  y no descartan la participación de otros funcionarios.
LT.-

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top