Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Por qué tener una buena amiga en el trabajo es peor para la pareja que una amante

¿Tu marido te cambia por otra mujer cuando va al trabajo cada mañana? Casi la mitad de todos los profesionales en Reino Unido tienen o desean una "pareja" en el trabajo, según una encuesta reciente.

Por qué tener una buena amiga en el trabajo es peor para la pareja que una amante

Un cónyuge de trabajo es un compañero, generalmente del sexo opuesto (o del mismo si eres gay), con el que tienes una relación cercana. Es platónico, por lo que no hay intimidad sexual (de momento), pero es tan cercano que se asemeja a un matrimonio.

Si te sientes amenazado o tienes la mosca detrás de la oreja, es probable que tu pareja tenga este tipo de relación y que incluso él ni lo sepa. En esta encuesta realizada por Totaljobs.com, un (asombroso) 65% dijo que mucha gente ya tenía a una "pareja o marido" en el trabajo sin darse cuenta. Esto está teniendo un verdadero impacto en los matrimonios. El 70% de los empleados dicen que tener amigos en su ámbito laboral es la parte más importante de una vida profesional feliz.

Una "amiga" en el trabajo significa que tener a alguien que te anima cuando el trabajo es duro, que te hace sonreír y te da ánimos cuando estás cansado, alguien con quien hablar si tienes problemas en casa y que te apoya en lo que necesites.

Matrimonios laborales

Pasamos más tiempo en el trabajo que en cualquier otro sitio y a menudo estamos conectados incluso cuando no estamos allí a través de emails, WhatsApp, Facebook... Y en consecuencia, a veces conocemos mejor a nuestros compañeros que a nuestras parejas. Y es que estar ocho horas diarias (si no son más) durante cinco días a la semana, es conocer a a alguien realmente. Has visto cómo reaccionáis ante el estrés, la ansiedad, cuándo te grita el jefe o no comprende algo de lo que has dicho, lo generoso que es o no con los demás (no solo por poner para los regalos de cumpleaños sino ayudando en otros proyectos)... Todo esto hace que los matrimonios laborales sean tan especiales: esta persona te ha visto en tus peores y mejores momentos, te aceptan tal y como eres, con tus defectos y tus virtudes. Y por eso son tan peligrosos.

Los estudios muestran que los matrimonios que dicen que se quieren con todos sus defectos son mucho más felices y comprometidas que con aquellas que piensan que su pareja les pone en un pedestal. "Es mucho más probable que admita que estoy haciendo algo estúpido con Lucy, mi amiga del trabajo, porque quiero que mi mujer me vea lo mejor que pueda", comenta James, que ha trabajado con su compañera seis años y han comido juntos todos los días.

"No me gusta mostrarme vulnerable ante mi mujer porque creo que me perderá el respeto", concluye. Muchos hombres piensan que están haciendo lo correcto porque se guardan lo mejor de sí mismos para su verdadera mujer, pero en realidad están destruyendo la relación en vez de nutrirla.

Por qué es peligroso

Si tu pareja habla íntimamente acerca de su vida más a su amiga del trabajo que a ti, tienes un serio problema: tu relación corre peligro. "He sido testigo de más de una ruptura matrimonial por las confidencias que no debían haber sido compartidas. Una pareja en particular estaba pasando por una tortuosa experiencia con la fecundación in vitro donde el marido se negó a hablar con su mujer de cómo se sentía tras los abortos pero no tuvo problemas en hacerlo con su esposa del trabajo. Cuando la verdadera mujer descubrió que él había estado llorando en el hombro de otra, enfureció", asegura Tracy Cox, experta en relaciones de pareja.

"Estaba enfadada y se lo dije, su reacción fue quedarse perplejo porque no entendía nada. Dijo que yo ya tenía suficiente y que no quería cargar sus emociones sobre mí", cuenta esta mujer que interpretó este hecho como una traición emocional y la causa de la separación unos meses más tarde.

"Compartir tus intimidades con una tercera persona tiene un impacto muy grande, incluso si habláis cosas sobre ambos, es posible que haya consecuencias. Una amiga en el trabajo que esté de tu lado puede tener un efecto muy positivo en tu relación. Aconsejé a una pareja donde la mujer tenía grandes problemas de celos que, irónicamente, desaparecieron cuando su marido comentó que tenía una amiga en el trabajo. Encontró su equivalente en la oficina y vio que no había química sexual y sí mucho respeto", comenta Cox.

"Siento que mantendrá a Dan en el buen camino si alguna vez alguien le tienta. Si no podemos resolver algún conflicto entre nosotros le digo que hable con ella para ver lo que piensa. Es genial hacerle entender desde la perspectiva femenina y que vea que no le estoy montando un numerito", explica otra mujer a la especialista en relaciones. Es la cercanía emocional la que amenaza tu matrimonio y que puede transformarse rápidamente en dependencia romántica.

La familiaridad conduce al amor

La mayoría de los matrimonios laborales comienzan inocentemente: ellos nunca esperan que se convierta en una relación amorosa o romántica y se devastan si acaba ocurriendo. Pero es muy fácil que pase. Al principio se hacen amigos porque tienen un humor, una visión de vida y personalidad similares. Uno se mira en el otro en el trabajo y la confianza crece, se vuelve dependiente de la opinión del compañero, y se da cuenta de que la echa de menos cuando no está trabajando. Incluso si no se sienten atraídos sexualmente al principio, la investigación muestra que cuanto más tiempo pasamos con alguien, más nos sentimos atraídos por ellos.

Esto no significa que todas las relaciones laborales sean peligrosas, pero sí es más probable que exista algún momento en que alguno de los dos se vea tentado a cruzar esa línea. Si tu pareja besa a otra al azar una noche de borrachera, está muy mal y es una traición horrible porque seguramente no vaya a ninguna parte, pero si lo hace con su amiga del trabajo, con la que tiene una base de una relación, ese beso puede ser el detonante de una bomba muy difícil de desactivar.

Consecuencias

Al igual que el matrimonio real, este tipo de relaciones laborales no siempre funcionan bien. Incluso si no se convierte en una relación romántica, todavía hay algunos problemas. El cónyuge real se siente celoso de esa historia. Si te acabas divorciando no hay problema, te alejas y los dejas fueras de tu vida (o al menos en la mayoría de los casos, depende de si hay hijos de por medio). Si quieres terminar con una "amiga/o" del trabajo no es tan fácil dejarlo atrás, sigues obligado a trabajar con ellos y haréis que el ambiente sea bastante tenso.

La gente, con el tiempo, suele desarrollar sentimientos románticos por los amigos platónicos. Si uno de vosotros se acaba enamorando y no es recíproco, cada ​día se convertirá en una agonía. Deberás fingir que todo lo que sientes es amistad cuando una parte de ti anhela estar con ellos. Si estás en el otro lado, es horrible ver que la otra persona quiere contigo algo más y tu no puedes corresponderle. Si ambos caéis y estáis casados, pasaréis por una situación estresante con jefes, otros compañeros, familiares...

Fuente: El Confidencial

CC

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://ift.tt/2tFZfRm
via IFTTT

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top