Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Prevenir embarazos resulta todo un "parto"

La escasez de productos anticonceptivos y el alto costo de los mismos, se encuentran en una situación muy grave, según explicaron médicos y farmacólogos. Las consecuencias van desde embarazos no deseados hasta enfermedades de transmisión sexual.

Los jóvenes están a la deriva en cuanto al tema de la protección en relaciones sexuales. Solo una caja de píldoras anticonceptivas como Femexin o Lobelle tienen un costo de 60 mil a 106 mil bolívares, es decir, que la población juvenil debe gastar más del 50% de su sueldo (97.531 bolívares salario mínimo decretado desde el 2 de julio), y, en algunos casos, un poco más de lo devengado.

En cuanto a la disponibilidad en farmacias, los anticonceptivos se ven en algunas. En cadenas farmacéuticas como Farmatodo, estos productos se consiguen, pero a precios exorbitantes. Mientras que en establecimientos que no son franquicia persiste la escasez de las pastillas.

Una caja de condones tiene un precio de entre 7 y 9 mil bolívares, dependiendo de la marca. Mientras que los procedimientos quirúrgicos como la intervención para colocar el Diplanor, un implante transdérmico usado como método anticonceptivo para las mujeres, puede costar de 20 mil a 30 mil bolívares.

“Desde hace más de un año no nos llegan pastillas anticonceptivas nacionales a la farmacia”, sostuvo Ivonnet Machado, una farmacéutica que trabaja en Vista Alegre. Explicó que la última dotación de anticonceptivos fue traída desde Brasil y tenían un costo de 22 mil bolívares.

Experto

Orlando Terrones, ginecólogo de Caracas, califica la situación de los anticonceptivos como una “tragedia nacional”.

Menciona que actualmente, la escasez de píldoras está bastante acentuada. Las pastillas aparecen de manera intermitente, de marcas “raras” y a precios elevados.

“Puede que las pacientes consigan para uno o dos meses, pero no hay garantía para el resto del año. Están apareciendo algunas pastillas pero de marcas cuya procedencia se desconoce. No están reguladas y por tanto no puedo recomendarlas”, dice.

Ante esa realidad, los embarazos no deseados se han incrementado notablemente en su consultorio, especialmente en adolescente. “Es una tragedia porque no puede haber una planificación familiar. Ahora utilizan más los preservativos pero no siempre se usan de manera correcta o aplican el método del coito interrumpido que no es nada seguro”, sostiene.

Terrones lamenta que tampoco se consigan los implantes transdérmicos, los cuales comenta, “solo llegan a centros públicos e institutos del Estado pero en cantidades limitadas”. Además, las pacientes deben pedir cita y soportar todo tipo de inconvenientes para poder tener acceso a estos productos.

Solución

Para el médico, la única solución que existe hoy día para evitar embarazos es la abstinencia, pero, “cómo le pides tú a una pareja que se someta a ese régimen?, cuestiona.

“La falta de anticonceptivas no solo ocasiona aumentos de embarazos sino que pueden generar problemas hormonales en muchas mujeres cuyos organismos estaban acostumbrados a determinadas marcas”, dicen expertos.

¿Ataque a la escasez?

El presidente Nicolás Maduro, en abril de 2015, ordenó la creación de una Comisión de Salud para combatir la escasez de este fármaco. Sin embargo, las acciones quedaron archivadas según dijeron los farmacéuticos caraqueños.

La falta de anticonceptivos como pastillas y condones es un problema que lleva más de dos años aquejando a la población criolla. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales como Plafam y StopVih han realizado campañas para dar anticonceptivos a los jóvenes. Asimismo, el Ministerio de Salud distribuyó más de 100 mil preservativos en una jornada para promocionar la sexualidad responsable y la prevención de enfermedades de transmisión sexual, a finales de 2016.

Solo condón

Muchos jóvenes sexualmente activos, en especial las mujeres, tienen problemas para comprar las pastillas anticonceptivas y optan por comprar condones.

Juliana Fernández, de 25 años, quien tiene 5 años con su pareja, explicó que con el aumento de los anticonceptivos se vio obligada a comenzar a usar preservativos. “No he pensado en usar otro métodos más invasores como la ‘t de cobre’ o el implante del brazo, porque me podría desestabilizar hormonalmente”, señaló la joven.

Pedro Saavedra, de 22 años de edad, destacó que el precio de los condones ha aumentado en gran medida, pero “están bien”, en comparación con los precios de las pastillas anticonceptivas, que regularmente usaba su novia.

“Usamos por mucho tiempo el método de las pastillas, pero con la escasez quedó en el olvido. Además, están mucho más caras”, enfatizó el profesional quien aseguró que usa condones donados por el Ministerio de Salud.

Fuente: 2001

LR

Categoria: 


from Informe21.com - Economía http://ift.tt/2u6dJN7

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top