Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Andrés Velásquez: Nada es lo que parece

 

Andrés Velásquez nunca sabrá si podrá ganarle a Francisco Rangel Gómez. El actual gobernador del estado Bolívar se retira invicto, como los boxeadores pero además después de haberle ganado a Velásquez en dos oportunidades.

El “indio” como lo llaman en Guayana ahora si está seguro de ganar las elecciones a la gobernación de Bolívar porque Dios premia la constancia.

Es posible que para muchos sea un fastidio otra vez el “indio” pero lo que nadie puede negar es que  el que persevera alcanza y eso es lo que ha hecho quien llegó a Ciudad Guayana hace 52 años a estudiar bachillerato técnico porque lo habían expulsado de las escuelas de Anzoátegui. Va a cumplir 64 años en noviembre.

andres 2

Y no precisamente por tranquilo.

Ahora tiene más experiencia por no decir edad y parece que él ha logrado comprender que en democracia, todos tenemos derechos. No así su anillo de siempre, que cree que sólo ellos son los propios.

Pero Andrés es tan fuerte que les pasa por encima y va incorporando gente.

Lleva un Yutong acordeón  y va subiendo a compañeros, a compatriotas, a camaradas, a amigos, a enemigos, a adversarios. Si se descuida Rangel, lo sube también.

Sí. Andrés ha aprendido mucho. Eso es bueno. Esperemos que no olvide lo que ya sabía.

En el estado Bolívar Andrés  ya no tiene el aparataje con el que contaba antes. No de forma pública.

No tiene medios de comunicación social y los dos únicos que tienen papel con certeza no le publican ni una nota.

Los otros medios, la mayoría web, sólo uno en papel,  quieren publicarle pero su oficina de prensa envía las notas tan tarde que no hay tiempo, aunque en la web no existe el tiempo, ustedes saben, esa es la dimensión desconocida.

andres 14

II

Andrés ganó las primarias de la MUD con todos los  cabeza blanca del estado Bolívar. O sea, la gente mayor de 50 años. Algo lógico, lo conocen.

Saben que su primer gobierno fue bueno, el segundo regular pa’ malo y el tercero que se espera sea este, debe ser totalmente diferente.

La lección del “indio” fue tan espectacular en materia política que debería hacerse una tesis de ¿Cómo ganar una campaña con todo en contra?

O si prefieren  ¿Cómo perder una campaña con la mayoría de  los medios de comunicación a tu favor, con real y con apoyo político de partidos? Caso Francisco Sucre.

Fue una lección que probó que la constancia premia. Ahora Andrés Velásquez parece tener las cosas más fáciles.

Se escribe parece porque “Nada es lo que parece”, como la película donde un sujeto al mejor estilo de David Copperfield desaparece una fortuna, delante de los agentes de seguridad de una ciudad.

En este caso Andrés parece llevar una gran cantidad de respaldos políticos cuando en realidad cuenta sólo con la tarjetica de Movimiento 100; Copei y Avanzada Progresista.

Todas las demás no le sirven para nada, de acuerdo a las resoluciones del CNE.

VP, PJ, AD, saben eso y aunque están trabajando arduamente por el triunfo del “indio” no podrán demostrarlo con argumentos sólidos pues si su gente vota por Andrés en sus tarjetas, esos votos no servirán de nada.

Así pues, quien llegara a la escena política de la mano de Alfredo Maneiro, que fue el fundador del movimiento Matanceros dentro de Sidor, movimiento que hizo a Andrés Velásquez presidente de Sutiss, sindicato que el gobierno de AD y Copei intervino a finales de los 70 y convirtiera en víctima de la maldad de la IV, que lo catapultó a candidato presidencial y luego a candidato a gobernador y convirtió a la Causa R en una referencia mundial, libra una nueva batalla.

A Andrés hay que endosarle el triunfo laboral de la definición de salario. Muchos trabajadores de este país le deben eso a ese sindicalista; trabajador como nadie de acuerdo a sus supervisores en Sidor; mujeriego también; que aprendió política por el método de ensayo y error; combativo; enemigo de su enemigo y amigo de su amigo,  ahora muestra otro talante.

Nadie puede acusarlo de haberse quedado con un centavo del Erario público. Andrés sigue siendo el mismo en ese particular.

Y eso, indudablemente, lo hace poderoso en un país que según la opinión pública mundial está gobernado por una cáfila de malandros, delincuentes, ladrones y otros epítetos.

¿Sí ganará? ¿Quién sabe? Lo que sí es seguro que es el favorito como dirían en la jerga hípica, paga a ganador y a placé. / Carmen Carrillo

 

 

 

 




De Política

Tags: ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top