Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Esperanza de vida en el HCM está en crisis

Tras la puerta marrón, donde se encuentran tres salas -una para Unidad de Terapia Intensiva de adultos y dos para neonatal- del Servicio Autónomo Hospital Central de Maracay (HCM), ubicado en la capital del estado Aragua, hay más de 30 historias de bebés que luchan por sus vidas, mientras que sus padres sufren para buscar los insumos más básicos para su atención.

Esperanza de vida en el HCM está en crisis

La vida pende de un hilo en cada uno de los infantes que, al parecer, están infectados por una bacteria que se originó en las salas y pabellones del nosocomio. “El hospital está en condiciones infrahumanas”, denunció la madre de una niña hospitalizada desde hace un mes aproximadamente, tras haber nacido prematura.

La mujer tiene que dormir fuera de la sala donde esta retenida su bebé en colchonetas y bolsas plásticas para evitar estar “contaminada” por las bacterias del hospital. Ella exigió reservar su identidad para no tener problemas con las autoridades. Pero, a pesar del peligro, decidió denunciar, junto a los demás padres, las múltiples muertes que ocurren todos los días en ese centro hospitalario.

El HCM es un dispensario tipo cuatro, el único con servicios neonatales en Aragua que aún está en “funcionamiento”, y actualmente presenta graves problemas estructurales, pero el más urgente es el alto índice de mortalidad infantil en el pabellón del piso cuatro, donde una bacteria le quita la vida a los más pequeñitos.

El 8 de octubre del presente año, cuatro bebés fallecieron por causa de una bacteria que lleva por nombre “enterobacter cloacae”, cuya transmisión es por condiciones insalubre; según especialistas en la materia de infectología, “los contagios de este tipo tienen la mayor tasa de mortalidad en comparación con otras infecciones enterobacter”.

Un padre con tenue, cuyo hijo recién nacido depende del respiradero y la incubadora, señaló que en las actas de defunción de los infantes se les coloca como causa de muerte: shock séptico. “Eso es lo que le colocaron a todos los niños que fallecieron por esa condición. Pero hasta el sol de hoy no vemos cambios. Simplemente los dejan allí”, agregó.

Un shock séptico es la última etapa de las infecciones bacterianas, “ocasionada por una infección grave localizada o sistémica que requiere atención médica inmediata”. Entre los síntomas están: baja presión arterial, brazos y piernas fríos y pálidos, escalofríos, dificultad para respirar y disminución en la producción de orina.

“Médicos y enfermeras más de una vez nos han dicho, que los niños que suben a este piso no sobreviven. Y cómo lo van hacer, si las condiciones allí son espantosas”, sostuvo una segunda madre, que manifestó su preocupación por dicha bacteria, que ha cobrado la vida de al menos cinco niños en los últimos días.

Cifras de miedo. Según data colectada por los padres que denunciaron los hechos, se conoció que 35 niños han fallecido entre el mes de septiembre y los primeros 10 días de octubre. En las salas de cuidados intensivos neonatales hasta ahora. Los denunciantes advierten que en esa área hay otros 35 niños y la situación no es muy alentadora para esos pequeños.

El diputado de la Asamblea Nacional, José Trujillo, reveló que en el HCM el índice de mortalidad infantil es de 62%, es decir, que de 10 pacientes que ingresan a las salas de terapia intensiva seis mueren por la infecciones o bacterias debido a la falta de medicamentos, soluciones o, sencillamente, por insanidad del nosocomio.

“Mueren por infección, no hay antibióticos. El culpable es el Estado venezolano, que necesitan los antibióticos”, alertó el también médico, quien declaró que en el país, en cada uno de los hospitales, se necesita con urgencia la ayuda humanitaria.

La preocupación consume los cuerpos de los padres que esperan rayos de esperanzas en los diagnósticos de sus pequeños. “Es algo inhumano. No nos dicen nada. Ahora quieren que nos salgamos del piso cuatro. Pero, cómo dejamos a nuestros hijos solos”, señaló el padre de un bebé recién nacido, con los diagnósticos de la bacteria en su sistema límbico.

Sostuvo que las amenazas son continuas. “Nos quieren dejar en ‘piso negro’ (Planta baja) lejos de los niños. Si apenas nos dicen algo arriba, imagínate cómo va a ser cuando nos saquen de las salas”, manifestó uno de los padres.

Sin firmar récipes. Ante la gran escasez de medicamentos e insumos médicos, en los hospitales del país han optado por exigirles a los pacientes (y familiares) todos los productos necesarios para el tratamiento.

Desde vendas hasta tubos de ensayos son solicitados, pero en las salas de tratamiento intensivo neonatal la lista se alarga y encarece todos los días. “Tenemos que llevar hasta el vinagre para poder limpiar las incubadoras”, sostuvo uno de los padres, que se dispuso a denunciar la situación crítica en el hospital de Maracay.

Detalló que a partir del pasado lunes 9 de octubre, del presente año, en el dispensario dejaron de firmar los récipes médicos imprescindibles para comprar las medicinas y tratamientos solicitados por los galenos. La razón, por fines políticos.

“No quieren que se sepa la verdad. Piensan que estamos ciegos. Es sumamente necesario tener los récipes, pero como no quieren que se enteren de la escasez de insumos aquí, como si fuera fácil de ocultar”, indicó otro padre de un niño prematuro, quien también presenta los signos de infección de la bacteria “Enterobacter Cloacae”.

“Les prohibieron a los médicos que les entregaran récipes, para que no se divulgue que se pide todo”, continuó otro padre, cuya hija también tiene la infección bacteriana, quien manifestó que las medicinas hay que pasarlas escondidas, porque si no comienzan de nuevo los problemas.

Destacó que las salas donde están las incubadoras no funcionan correctamente los aires acondicionados. Hay hormigas y hasta palomas alojadas en los ductos de aires. No fumigan. En total, las condiciones no son actas para mantener a los bebés allí. Los padres solo pueden observar como sus hijos desmejoran su estado de salud.

La peor parte la tienen los padres que pierden a sus pequeños en esas condiciones. Aquellos que pasaron días fuera de las salas del cuidado intensivo, donde dormían en el piso, arriesgándose a también infectarse de bacterias o virus.

Insuficiencia hospitalaria. Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, destacó que en los hospitales del país apenas tienen 3% o 4% de los insumos médicos necesarios para atender a los pacientes.

“Solo sé comentarios de que cada día es peor la situación; y que la dirección no hace lo necesario. Sobre todo en las emergencias. Los médicos tratan como puede. En medicina los milagros no llegan”, se refirió el galeno ante el estado del Hospital Central de Maracay.

Padres de los niños hospitalizados en el HCM denunciaron que la directiva del hospital no hace nada para poder buscar los insumos necesarios.

Fuente: 2001

CC

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad http://ift.tt/2ygBvqw

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top