Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Irán se viste de luto para celebrar la sagrada festividad de Ashura

Millones de iraníes marcharon hoy por las calles en procesiones de duelo para conmemorar la muerte del imán Husein en el día de Ashura, la festividad religiosa más importante para los chiíes y de amplio seguimiento en la República Islámica.

Vestidos de riguroso luto, los hombres portaron como es tradición estandartes y los llamativos "alam", unas imponentes estructuras metálicas decoradas con plumas y estatuillas que recuerdan el martirio de Husein.

El tercer imán de los chiíes y nieto del profeta Mahoma falleció en el año 680 de nuestra era en la batalla de Kerbala (actual Irak), a manos del califa Yazid I, un hecho que marca el comienzo del cisma entre las dos ramas principales del islam.

De hecho, para los suníes más ortodoxos las celebraciones de Ashura, en las que incluso se representa en las banderas la imagen de Husein y se recrea en obras teatrales la batalla de Kerbala, son consideradas heréticas.

Acompañando a cada pesado "alam", cuya carga principalmente por una persona lleva todo un ritual de cinturones y correas para tratar de mantener el equilibrio, decenas de penitentes se flagelaban la espalda con pequeños látigos de cadenas metálicas.

Algunos se golpeaban el pecho al ritmo de los tambores, al igual que los asistentes a la ceremonia, y otros caminaban descalzos, en su mayoría con motivo de una promesa hecha al imán para que interceda por ellos ante Dios.

Uno de los penitentes, Davud Gudarzí, de 50 años y miembro de una "heiat" o cofradía, explicó a Efe que con los golpes en el pecho y las flagelaciones expresan su "luto y dolor" por la muerte del imán Husein.

"Esta tradición es heredada de nuestros padres. Todos los años venimos en procesión hasta el mausoleo de Chizar porque amamos al imán Husein", relató Gudarzí antes de regresar a su puesto en la ceremonia.

Al mausoleo del imán Zadeh Alí Akbar, en el barrio de Chizar en Teherán, se dirigen numerosas cofradías, entre ellas algunas más tradicionales que solo conmemoran la Ashura con llantos y cánticos.

Otras "heiat" portan el llamado "heyle", una estructura circular cubierta de espejos y lámparas que recuerda al joven Qasem, hijo del segundo imán Hasan y sobrino de Husein, quien falleció también en la batalla de Kerbala.

El responsable del santuario, Alireza Chizarí, comentó a Efe que los primeros diez días del mes islámico de moharram, incluida la jornada de Ashura, comienzan con el rezo de la madrugada, seguido de un desayuno para todos los presentes.

También ofrecen almuerzo tras el rezo grupal del mediodía, que en el día de hoy se celebra en la plaza junto al mausoleo debido a la gran afluencia de fieles, que -indicó Chizarí- alcanza las 50.000 personas.

Junto al mausoleo, numerosas "takieh" (casetas de las cofradías o de personas pudientes que agradecen de esta forma una petición cumplida) preparaban asimismo bebida y comida para los penitentes, con decenas de voluntarios atareados entre los fogones.

Todo ello se acompaña de la lectura del Corán, de rezos y de la voz de importantes "madah", los cantautores de poemas para los imanes cuya presencia es imprescindible en estas fechas para honrar a Husein y sus familiares.

Los familiares y compañeros del imán ocupan también un papel destacado durante la festividad, en la que se rinde por ejemplo homenaje -repartiendo vasos de leche y chocolate a los niños- a Ali Askar, el hijo de seis meses de Husein asesinado en la batalla de Kerbala.

Este acontecimiento histórico es politizado por las autoridades para presentar al imán Husein y sus compañeros como un símbolo de resistencia y valentía contra la injusticia y la tiranía.

En este sentido, el ministro iraní de Inteligencia, Mahmud Alaví, dijo hoy durante una ceremonia de duelo que "los enemigos no se atreven a conspirar y tomar medidas prácticas contra la República Islámica gracias al papel inspirador del imán Husein en la sociedad iraní".

Al margen de la visión gubernamental, es cierto que hasta los iraníes menos religiosos se contagian en estas fechas del luto y el dolor, haciendo que esta festividad intrínsecamente chií tenga en Irán un seguimiento mucho mayor que otras prácticas del islam.

EFE / LR

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad http://ift.tt/2xKOKy9

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top