Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Cómo atraer la suerte: 7 claves psicológicas con las que puedes lograrlo

Para atraer la suerte debemos atrevernos a salir de nuestra zona de confort, potenciar nuestras fortalezas y, sobre todo, tener una mente abierta a todo tipo de posibilidades. Atraer la suerte no es cuestión de magia ni de invocar a diario la famosa y no siempre infalible ley de la atracción.

Tal y como nos decía Isaac Asimov, “la suerte solo favorece a la mente preparada” y, por ello, es necesario que nos entrenemos psicológicamente.

Debemos poner en práctica una serie de estrategias muy básicas que pueden ayudarnos.

No obstante, no podemos negar que, en nuestro día a día, siempre hay un pequeño espacio para ese “factor suerte”.
Ese que, como el azar en el mundo de los juegos, hace que, casi sin saber cómo, determinadas cosas vayan a nuestro favor.

Sin embargo, no podemos confiar siempre en ese factor, en ese elemento que, a veces, trae fortuna, pero también adversidades.

Traiga lo que nos traiga la vida, debemos estar preparados para todo.

Por ello, nada mejor que desarrollar en nuestro día a día una serie de estrategias con las que conseguir que las oportunidades estén siempre a nuestro favor.

A continuación te explicamos cómo lograrlo.

1. Descubre y potencia tus fortalezas

Atraer la suerte requiere, antes de nada, saber dónde buscarla. Tanto si deseamos que el destino nos ayude en temas de pareja, en temas laborales o en cualquier otro aspecto, nada mejor que empezar cultivando el crecimiento personal.

Para ello, debemos ser conscientes de cuáles son nuestras fortalezas y aprovecharlas, sacar partido de ellas para sentirnos seguros, para crear una imagen positiva de nosotros y aunar confianza.

Admitámoslo, cuando alguien confía en sí mismo nada puede detenerlo. Será entonces cuando verá caminos libres donde antes veía murallas y oportunidades donde ayer veía puertas cerradas.

No dudes en seguir estos sencillos para potenciar tus fortalezas:

Recuerda todo aquello que lograste en el pasado.
Recuerda cuáles son tus virtudes y talentos.
Sácales partido, dirige tu vida hacia ellos.
Confía en tus capacidades.

2. Una mente abierta siempre consigue atraer la suerte

Tener una mente abierta no es tan fácil como creemos en un principio.

Esta actitud, esta capacidad de recepción a la experiencia, de conexión al entorno y de sensibilidad requiere tener una serie de capacidades psicológicas:

Haber hecho frente a nuestras actitudes limitantes, a esos miedos e inseguridades que nos impiden atrevernos, salir de la zona de confort.

Confianza en uno mismo y en los demás. La mente abierta siempre es receptiva a lo que otros le digan, a las opiniones ajenas, a los pensamientos diferentes al suyo.

Que luego los acepte es otra cosa, pero sabe abrirse a ellos para aprender, para integrar aquello que le permite crecer como persona para seguir avanzando con más sabiduría.

Por otro lado, una mente abierta también es aquella que deja a un lado los estereotipos, que no se deja levar por las opiniones ajenas, por lo que dicta la sociedad.

Es una mente libre que busca experimentar, y al hacerlo, encuentra cosas y personas que le enriquecen, que le traen suerte.

3. La persona que atrae la suerte no se queda quieta, busca oportunidades

La suerte no se espera en el sofá de casa, no viene envuelta en un regalo ni adherida a las personas que nos rodean a diario.

La suerte se crea, se trabaja, se busca y se persigue. En realidad, es una tarea cotidiana que requiere de gran esfuerzo y constancia, sumada a algo de intuiciónpersonal.

Para ello, lo primero que deberemos hacer es clarificar objetivos y saber bien qué es lo que queremos.
Una vez definida la meta trabajaremos en ella sin desviarnos de ese horizonte, y dejando a un lado las opiniones ajenas o lo que otros piensen de nosotros.

4. Entrena tu sexto sentido

El sexto sentido no es una capacidad basada en la precognición ni es un don sobrenatural. En realidad, es una dimensión psicológica que no todos aprovechamos como se merece.

El sexto sentido es la esencia de nuestra experiencia, el perfume de todo lo sentido, vivido y aprendido.
Es como un baúl donde se esconde nuestra esencia como seres humanos, ese cajón donde la mente consciente suele echar mano para hallar respuestas rápidas cuando más lo necesitamos y cuando no tenemos tiempo de pensar demasiado, de analizar de forma lógica ciertas cosas.

En ocasiones, ese sexto sentido es el que mejores consejos nos da sobre cómo tener suerte.
Porque es ahí donde se esconde lo que deseamos de verdad, lo que está en sintonía con nosotros.

5. Conecta con las personas, conoce gente nueva

Cuantas más personas conozcas, más experiencias tendrás, más información dispondrás a tu favor y mayores oportunidades verás en tu horizonte.

No se trata de tener una amplia red de amigos. Se basa solo en ser abierto, sociable y receptivo a todo lo que nos envuelve para que de este modo la vida sea más rica en sensaciones, en puertas que se nos abren y en nuevos aprendizajes que, poco a poco, hacen que la suerte esté a nuestro favor.

6. Para atraer la suerte sal de tu zona de confort

La zona de confort, lejos de lo que podamos pensar, es un lugar que todos debemos tener a mano para sentirnos bien, para sentirnos seguros y disfrutar de esa rutina que, en cierto modo, conforma el equilibrio de nuestras vidas.

Sin embargo, de vez en cuando es necesario cruzar esa barrera que la delimita para seguir creciendo como personas, medir nuestros miedos, superarnos y permitir que lleguen cosas nuevas, cosas que nos hagan felices.

En caso de quedarnos donde estamos, nada cambia, y la suerte, por sí misma, es posible que nunca llame a nuestra puerta.

8. Confía en ti mismo y sé paciente

Nada se consigue en dos días, nada se logra de hoy para mañana. Habrá días en que nos vengamos abajo porque nos parezca que la suerte vaya en dirección contraria y pegada a otras personas.

Personas que, ante nuestros ojos, no se merezcan tal vez tantos privilegios.

No alimentemos este enfoque. Seamos más libres, más humildes y centrémonos en nosotros mismos para entender que las cosas más maravillosas llegan conpaciencia y perseverancia.

Porque para atraer la suerte no se necesitan sortilegios, solo una fuerza increíble que todos tenemos a mano: la confianza en uno mismo.

Fuente: derf / MF

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://ift.tt/2ymdRKY
via IFTTT

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top