Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Melamed: "Desearía que el país trabajara en equipo"

Quién nunca en su vida haya oído hablar sobre Maickel Melamed le sería difícil imaginar su afinidad con los deportes. Pero es tanta, que le encantaría que los venezolanos respondieran ‘sí’ a su propuesta motivacional de trabajar en equipo, para así juntos aceptar las derrotas, compartir las victorias, desconectarse de la individualidad, ayudarse mutuamente, e incluso auto-retirarse para dar paso a nuevos jugadores.

Melamed: "Desearía que el país trabajara en equipo"

Si le preguntaran cómo le gustaría que fuera el país, él diría que como Omar Vízquel. Y a pesar de que para muchos este “juego” criollo parece tornarse difícil, él se niega a abandonar su campo para emigrar a otro; afirma ser feliz aquí porque está junto a una familia de más 30 millones de integrantes.

Invita a no dejar de entrenar las ganas de “echar pa’ lante”, a pesar del cansancio o las lesiones. Ayudar al prójimo y dejar de victimizarse es lo que propone como energizante para que el venezolano recargue batería hasta el último minuto.

Melamed asegura que nunca ha dejado de creer en su país, pues desde que tiene conciencia sus paisanos le han dado clases perennes de lucha, valentía, esfuerzo y atrevimiento. Por ello, hoy día se considera venezolano de profesión y elige este título antes que cualquiera de los otros que ya ha conquistado.

Aclara que así como los venezolanos nunca deben de apartar la vista de la realidad del país, tampoco permitir que la situación los convierta en mediocres. “Esta es una tremenda oportunidad porque te da a elegir qué tipo de venezolano quieres ser, el que está todo el día con la vista en la tragedia o el que echa para adelante y así colabora para aminorar la crisis”, sostiene.

¿Cómo percibe Maickel Melamed la realidad del país?

-Hablar sobre la realidad es una gran responsabilidad y una oportunidad, además. La realidad de Venezuela la percibo completa, con sus tragedias y sus escenarios positivos. Para mí es una tragedia ver a alguien comiendo de la basura, que alguien muera por falta de medicinas, que se viva la angustia de no encontrar cualquier elemento o algo tan básico como que los jóvenes no sientan la posibilidad de construir su futuro. Esto no debería pasar, pero es solo una parte de la realidad. Por el otro lado, la realidad también es que hay mucha gente echada para adelante. Es una maravilla encontrarse con venezolanos que entienden que con trabajo, creatividad, talento y la actitud adecuada les puede ir como ellos decidan que les vaya, aun en las más difíciles circunstancias. Esta es una tremenda oportunidad, porque te da elegir qué tipo de venezolano quieres ser, el que está todo el día con la vista en la tragedia o el que echa para adelante y así colabora para aminorar la crisis. Cuando quieres ser víctima vas a encontrar cómo serlo y cuando quieras ser protagonista de tu vida vas a encontrar cómo serlo. La circunstancia siempre te invitará a ser un mediocre.

¿Si pudieras ser el coach motivacional de los venezolanos qué les dirías?

-Que yo no voy a ser nada que tú no quieras ser y te voy a acompañar en lo que tú quieras ser. Si tú quieres ser un mediocre lo vamos a lograr. Si quieres haces, si no haces no quieres. Cuando estamos hablando de una mentalidad colectiva hay que trabajar en grupos y este país o es un equipo o no lo es, y en este equipo las victorias son compartidas o no lo son. Por eso le preguntaría al país ¿queremos ser equipo?, porque ser equipo implica dejar de lado la individualidad, reconocer las fallas, complementarse, compartir responsabilidades, ayudar al otro, confiar y generar confianza.

¿Qué les dices a esas personas que ya están tan agobiadas, que no visualizan esas dos realidades que planteas?

-Mira, esto a veces no tiene que ver con la realidad de Venezuela, esto lo veo yo en consulta privada todo el tiempo. Así que primero no se trata de lo que quieres, sino de lo que tú necesitas; segundo es un tema de trabajar con hechos y realidades para construir desde la realidad. Depende también de cuánto quieres vivenciar otra realidad. La generalidad nos invita a lo contrario. Así que es un buen momento para ser atrevidos, este es un país de atrevidos. Además de concientizarse sobre lo que se quiere contagiar. A mí me encanta trabajar con la comunidad porque en estas zonas uno está pendiente del otro. Cuando te preocupas por el prójimo disminuye la necesidad de estar pendiente de tus agobios y de paso eres útil; cuando tú eres útil te sientes más feliz.

¿Por qué Maickel Melamed no ha decidido irse del país?

-Venezuela es el lugar donde yo soy feliz. Yo viajo mucho y cada vez que me toca hacerlo paso un guayabo tremendo. Yo digo que vivo embarazado porque apenas veo cruzar el túnel que conecta Caracas con Maiquetía suspiro. Soy un profundo enamorado de este país. Esta realidad me destruye, es verdad, pero las comunidades venezolanas son mi familia. Yo celebro mis cumpleaños en comunidad, porque son los lugares donde soy feliz. Allí la gente te abraza de verdad. Mi Familia es Venezuela y mi hogar está donde esté mi familia.

¿Qué les dices a esas personas que decidieron rehacer sus vidas fuera de Venezuela?

-Bueno ahora tenemos familia regada por todos lados. Yo lloro a donde voy igual porque ellos también la están pasando muy duro. A mí no me gusta eso, no es lo que quiero para mi gente. Creo que nos toca como país, más allá de lo coyuntural, dejar de echarle la responsabilidad a determinado grupo de personas o a algunas profesiones.

¿Si tuvieras que elegir por una sola de tus carreras profesionales cuál sería?

-Con la de ser venezolano. Yo intento ser un venezolano profesional. Si pudiera haber un venezolano profesional sería la excelencia, bondadoso, generoso, vulnerable, nunca perfecto, pediría ayuda, colaboraría, echaría broma, celebraría y haría quedar bien siempre al país. Yo le digo a la gente que aquí y afuera siempre somos bandera. Por eso creo que ser venezolano es una profesión.

¿Cuál fue la clave de Maickel para alcanzar el éxito?

-No creerme que soy exitoso. Y si me lo creo, es porque soy parte de un equipo y que sirvo de algo a la gente.

¿Qué consejo le das al venezolano en vísperas de unas navidades que muchos pintan sombrías?

-Hay una canción que yo nunca entendí ni tampoco supe por qué mi mamá siempre la ponía o el motivo por el cual le gustaba. Es esa que dice: ‘Navidad que vuelve, tradición del año, unos van alegres y otros van llorando’. Entonces siempre ha estado esa dualidad. Y yo no creo que ese grupo que vaya riendo o llorando sea por lo que tienen, sino por la actitud que tienen. Estamos conscientes que será distinta o algo más complicada, pero si nos ponemos en añoranza así será. El que vive en añoranza no avanza. Yo soy uno de los que más le pega diciembre, pero creo que es una buena época para agradecer. Los seres humanos tenemos esa capacidad de poder ver que todavía hay cosas que agradecer. Vamos a sacar lo mejor de lo peor y hagamos de la bosta abono. Los venezolanos son aguerridos y echados para adelante, eso es lo que me han enseñado a mí; yo soy lo que soy porque soy venezolano. La gente no valora lo que tiene hasta que lo pierde, entonces no perdamos la esperanza, porque la vamos a valorar cuando no la tengamos y eso es terrible. La esperanza no es esperar, es actuar, vivir, celebrar, valorar, colaborar, construir. Te invito, para que no te deprimas en estas navidades ni le eches la culpa al país o a la fecha, a colaborar con la gente; allí tú vas a ver como empezarás a agradecer lo que tienes. Colaborar con la gente genera dignidad, y ésta alegría, que es sinónimo de navidad.

Fuente: 2001

LR

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad http://ift.tt/2lQmFmy

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top