Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Hija mandó a matar a su papá y ayudó a huir a los sicarios

Después de un mes y medio de investigación policial, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) pudo determinar policialmente quién mató al comerciante sexagenario Hussein Ali Hojeij el pasado 30 de noviembre de 2017.

Para Fátima Hojeij Cheaito, de 27 años de edad, matar a su padre valió 50 millones de bolívares y una moto Bera de color azul, placas AK2WO2A. Así lo determinó la pesquisa del Eje de Homicidios de Anzoátegui, la cual permitió su detención y la de su pareja sentimental, identificada como Yesbelys Belén Musset Castillo, de 33 años de edad. Fueron aprehendidas el 4 de enero 2017.

De acuerdo con el Cicpc, estas mujeres pagaron a dos sicarios para que asesinaran a Hussein Alí,  padre de Hojeij Cheaito. La razón: el desacuerdo del sexagenario con la relación de ellas y los maltratos a los que sometía a su esposa, madre de Hojeij Cheaito.

Las detenidas le pagaron a Elías Salgado Rodríguez, de 26 años de edad, y Edgar Ávila Rivero, de 25 años, para que cometieran el crimen. Estos hombres vivían en el estado Sucre, por lo que las mujeres los trasladaron hasta la avenida Fuerzas Armadas de Barcelona, en Anzoátegui, para ejecutar el asesinato. Luego de cometido el asesinato, los sacaron de la ciudad.

El Cicpc logró determinar que la entrega de los 50 millones de bolívares se hizo a través de una trasferencia bancaria y también incautó la motocicleta que fue parte del pago, así como de dos vehículos Hyundai Elantra, placas AD941SG y AA811TG, utilizados para trasladar a los presuntos autores materiales.

En Venezuela, el primer país con la tasa de homicidios más alta del mundo, no es inusual que los medios reseñen homicidios planificados o ejecutados por miembros de una misma familia.

En julio de 2017, los cuerpos de Belkis Coromoto Padilla Meléndez, de 43 años de edad; Andy Alejandro Monteverde Padilla, de 10 años de edad; y Richard Eduardo Coronilla Padilla, de 11 meses de nacido, fueron encontrados en un barranco de Caucagüita, municipio Sucre, estado Miranda

Los presuntos responsables del triple homicidio fueron Anthony Padilla, un joven de 23 años de edad que es el hijo de Belkis Coromoto y hermano de las víctimas, y una adolescente de 17 años, embarazada con siete meses de gestación, pareja del muchacho que posteriormente se suicidó.

Las primeras investigaciones arrojaron que los jóvenes ejecutaron el crimen para quedarse con el apartamento donde residía la familia Padilla.

Otro caso que causó conmoción en los venezolanos fue el doble homicidio del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) José Hernández Araujo y su esposa María Hernández Caruso, de 30 años de edad, ocurrido en el estado Guárico.

El crimen fue cometido el 17 de abril de 2016, mismo día en el que las autoridades policiales localizaron al hijo del capitán, de 17 años de edad, en el sector Las Garcitas. Estaba golpeado y maniatado. En ese sitio también encontraron el vehículo que robaron de la casa de la pareja asesinada.

Más tarde se determinó que él junto a otras ocho personas planificaron y ejecutaron el doble homicidio. Efecto Cocuyo

 




from Sucesos http://ift.tt/2maLaZB

Tags: , , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top