Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Caraqueños pasan horas en colas para usar el transporte público

“Siempre prefiero llegar tarde y venirme en camioneta porque los taxis están sumamente costosos”, dijo Georgina Fuentes, quien vive en la avenida Andrés Bello y trabaja en Quinta Crespo

Caraqueños pasan horas en colas para usar el transporte público

El abordar una camionetica se ha convertido en un asunto pesado para los caraqueños. La falta de efectivo y la poca disponibilidad de unidades son parte de los problemas que hay que enfrentar.

Georgina Fuentes, quien vive en la avenida Andrés Bello y trabaja en Quinta Crespo como buhonera, afirma sentirse agotada por las lucha que debe enfrentar para abordar una unidad del transporte. “Todas vienen abarrotadas y debo esperar más de una hora en la parada para lograr subir a una camioneta”.

“Mi día comienza a las 4 am para preparar el cafecito, el desayuno, arreglar a mi nieto y salir a trabajar a las 6 am”, relata. Pero “en esas paradas las pocas camionetas que hay, tardan mucho en llegar”.

Georgina, a duras penas, logra llegar a su trabajo a las 8 am y termina su turno a las 3 pm. “Siempre prefiero llegar tarde y venirme en camioneta porque los taxis están sumamente costosos”, dijo.

Pese a que sale temprano de su jornada laboral, llega a su hogar a las 8 pm después de soportar largas colas y, muchas veces, viaja colgada en las puertas.

“Muchas personas optan por caminar. Se les acaba la paciencia y los entiendo, pero en mi caso, no puedo hacer lo mismo porque tengo problemas en una pierna y debo esperar hasta que llegue la buseta donde me pueda montar”, narra con resignación.

Elvira Jaimes detalla que al anochecer puede causar temor en los usuarios porque “los transportistas abusan con el precio de los pasajes y se agudiza la espera que puede superar las dos horas”.

Regresar a su casa en la parte alta de Catia “puede ser un verdadero dolor de cabeza o una odisea. A las 7 o 8 pm vengo cansada de caminar por las calles y me toca soportar una cola que no tiene fin”

Elvira termina agotada pues se dedica a la reventa de champú, café, azúcar, entre otras, y por ello camina por las calles caraqueñas.

Con semblante cansado, narra que paga Bs 5 mil para subir hasta las parte alta de Catia. “La espera de camionetas es insoportable pero toca aguantar”. Asegura con tristeza que tampoco pueden dejar de pasar por el banco a retirar efectivo porque ¿Cómo pago el pasaje de la camioneta?” se pregunta. Aunque acota que Bs 10 mil es insuficiente para cubrir los gastos del pasaje.

Fuente: ÚltimasNoticias

FC

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad http://ift.tt/2F9LiDe

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top