Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Funcionarios del Cicpc matan equivocadamente a dos personas

El problema de aplicar la tesis Betancurista de “dispara primero y averigua después” es que pueden pasar casos como este, que los funcionarios ejecutores se equivoquen y maten a inocentes.

Eso parece haber ocurrido este domingo en la calle Manuel Piar, casa número 13, de la Ruta 2 de Vista Al Sol, cuando una comisión del Cicpc irrumpió y mató en un presunto enfrentamiento a Jodrifeth Villamizar (26) y a un adolescente de 16 años.

De acuerdo a la familia de los caídos, los mismos funcionarios del Cicpc, decían, “nos equivocamos, no eran estos, era en 25 de marzo.”

Ahora bien si esto es cierto, hay mucho que explicar porque eso significa que los funcionarios de seguridad del Estado salen con una lista y unas direcciones a “enfrentarse” con delincuentes convictos y confesos, azotes, homicidas, a aplicarles pena de muerte, con el detalle que en Venezuela no existe de derecho, pero parece que de hecho sí.

El domingo en la tarde hubo un tiroteo en la dirección antes mencionada. Los familiares de los ahora occisos, estaban a las puertas de la sede del Cicpc en San Félix y les contaron a los periodistas qué fue lo que ocurrió.

Explicaron que habían pasado el domingo en Core 8, en Puerto Ordaz y luego fueron a despedir al terminal de pasajeros de Puerto Ordaz a un familiar que se marchaba a San Cristóbal.

El adolescente fallecido tenía 15 días en la zona porque buscaba resolver un error en la partida de nacimiento para poder obtener correctamente su título de bachiller.

Estaban en San Félix ya cuando llegaron los funcionarios del Cicpc. Los sacaron de la vivienda y dejaron a Jodrifert y al menor de 16 años. De repente escucharon 7 disparos y un momento después, 6 tiros más.

A Jodrifert le dieron  un tiro en el pecho y al adolescente uno en el cuello.

La familia advirtió que ellos no eran delincuentes y el hecho mismo que los del Cicpc reconocieran su error, ya es algo pero no los devuelve a la vida. Quisiéramos que pagaran con la cárcel por ese error, dijeron. Y todos pensamos igual. Jodrifert era comerciante. Vendía víveres en El Dorado.

Los funcionarios del Cicpc buscaban a dos sujetos por robo de carros. En el lugar quisieron incautar un camión Ford 350, de color rojo; un Nissan, gris, placa: AA48WU; un revólver calibre .38mm y otra tipo pistola calibre 32mm.

Pero la viuda del comerciante, mostró todos los papeles de propiedad.

Así pues se desgraciaron varias vidas por el afán de ejercer la autoridad por propia mano y debido a que la justicia no existe.

Ahora bien ese es un problema del gobierno por la zanganería en los tribunales donde el que no paga no tiene justicia y si es en dólares, es más rápido y mejor aunque todos los ciudadanos resultamos afectados por esa forma de ejercer justicia.

Por la falta de justicia es que en los cuerpos de seguridad crean unas especies de Grupos “Gato u hombre de la etiqueta”, por no llamarlos OLP y salen entonces a “brindarle” seguridad a la colectividad pero de una forma poco adecuada y el remedio termina siendo peor que la enfermedad al final.



De Ciudad Guayana

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top