Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Lula promete volver a la presidencia de Brasil pese a sus problemas judiciales

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva prometió volver al poder pese a todos sus problemas judiciales, al concluir este miércoles en Curitiba una gira por el sur de Brasil marcada por protestas de grupos de derecha y por disparos contra autobuses de su comitiva.

Lula promete volver a la presidencia de Brasil pese a sus problemas judiciales

En un acto ante unas 3.000 personas, según una evaluación de la policía (15.000 según los organizadores), Lula describió los incidentes que jalonaron su recorrido de diez días -con lanzamiento de huevos y de piedras- e ironizó sobre los cohetes que interrumpieron con frecuencia sus discursos, diciendo: "¡Guarden los cohetes para el 1º de enero, en mi pose", en referencia a la fecha en que debe asumir el próximo presidente de Brasil.

Algunos cohetes, al igual que sonidos de cacerolas, se oyeron también durante su discurso en la plaza Santos Andrade de la capital de Paraná, bajo fuerte vigilancia policial.

Las fuerzas de seguridad aislaron en un momento a un centenar de manifestantes convocados por el derechista Movimiento Brasil Libre (MBL) que gritaban "Lula, ladrón, tu lugar es la prisión".

El exmandatario de izquierda (2003-2010) estuvo acompañado en la tarima por otros dos precandidatos de izquierda a las elecciones de octubre: Manuela Dávila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), y Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), al que pertenecía la concejal negra Marielle Franco, asesinada el 14 de marzo en Rio de Janeiro.

Boulos asoció ese crimen a los tres disparos que el martes por la noche impactaron en dos de los tres autobuses de la comitiva de Lula, entre dos localidades paranaenses.

"El mismo clima de fascismo que mató a Marielle fue el que disparó contra la caravana de Lula ayer", denunció Boulos.

Lula, de 72 años, es favorito en las intenciones de voto para las elecciones, aunque su candidatura debería ser invalidada por haber sido condenado a más 12 años de cárcel por corrupción.

El presidente Michel Temer lamentó el ataque. "Es una pena que haya sucedido eso, porque se crea un clima de inestabilidad en el país, de falta de pacificación, indispensable en el momento actual", dijo el mandatario conservador.

"Si piensan que con piedras y tiros van a socavar mi voluntad de lucha, están equivocados", había tuiteado Lula.

"Pienso que Lula es víctima de una persecución política. Esta es una época de miedo (...). Estamos volviendo a la militarización, es algo peligroso, que asusta", dijo en la plaza Leticia Mreuz, una profesora universitaria de 27 años.

Segundo en las encuestas, aunque con la mitad de las intenciones de voto, figura el diputado Jair Bolsonaro, un apologista de la dictadura militar (1964-85) y de sus métodos de tortura, que este miércoles desafió a Lula en la misma Curitiba.

- Bolsonaro: elecciones con Lula son "fraude" -

Al llegar al aeropuerto de la ciudad, Bolsonaro fue llevado en andas hasta la parte alta de un camión de sonido, desde donde arengó a centenas de partidarios, pidiendo cárcel para Lula y una política de seguridad que dé carta libre a la policía para combatir la inseguridad.

"Quiero una policía (...) que en defensa del pueblo tire para matar", proclamó.

"No podemos aceptar elecciones sin que Lula esté preso. Basta de fraude en la política", gritó.

Los adversarios de Lula se vieron frustrados después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) prohibiera encarcelar al exlíder sindical al menos hasta el 4 de abril, cuando los magistrados deben decidir si tiene derecho a apelar en libertad ante los máximos tribunales su larga sentencia.

"Estamos luchando para librar al país de la corrupción, y Bolsonaro es la única opción", aseguró una manifestante a la salida del aeropuerto, Agnes Plochrski, una publicista de 47 años.

"Por lo que se ve en esas hostilidades entre esos movimientos en el sur, si Lula no va preso, tendremos una campaña marcada por la violencia", sostuvo el politólogo Paulo Mora.

Curitiba es la ciudad donde oficia el juez Sergio Moro, impulsor en la primera instancia de la Operación Lava Jato, que investiga un gigantesco esquema de corrupción con base en Petrobras. Esa megacausa, que llevó a la cárcel a empresarios poderosos y políticos de todas las tendencias, está en la base de la condena de Lula y tiene en la mira a Temer y varios de sus principales colaboradores.

Esa operación inspiró la serie "O mecanismo", de José Padilha (el director de "Narcos"), que acaba de salir en Netflix y que según Lula distorsiona la historia. "Vamos a procesar a Netflix", anunció el exmandatario en su discurso. AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2GSGUa5

Tags: , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top