loading...
Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: Gran Bretaña asume lucha contra la obesidad infantil restringiendo el consumo calórico

Upata Digital | 11:06 a.m. | 0 comentarios

La epidemia de obesidad infantil que se extiende por todo el mundo afecta también a buena parte de la los países europeos, entre ellos la Gran Bretaña; en efecto, los cálculos indican que alrededor de una tercera parte de la población infantil y adolescente del país ya presenta algún grado de sobrepeso o son obesos antes de terminar la escuela primaria, lo que los predispone a mantener y desarrollar esa condición al ser adultos, con todas las consecuencias perjudiciales para la salud que ello implica. Cifras suministradas por la organización sin fines de lucro Cancer Research UK revelan que cerca del 70% de los llamados niños del milenio presentará un sobrepeso peligroso antes de alcanzar la edad madura; comparte y comenta la Fundación Torres-Picón.

Pedro J. Torres con la pintora Carmen Herrera. Aumentan las maneras de prevenir la obesidad

Ante este panorama, que constituye no sólo una seria amenaza para la salud de la población sino que además puede provocar un colapso en los servicios de salud pública, el gobierno británico ha intensificado sus esfuerzos en la lucha contra la obesidad infantil, solicitando a la industria de alimentos que aplique una reducción de un 20% del contenido calórico a sus productos en un plazo de seis años. Esta medida se suma a la campaña previa de disminución del consumo de alimentos azucarados y bebidas dulces, que desde hace un tiempo lleva adelante la agencia gubernamental Public Health England (PHE) para hacer frente a lo que, a raíz de la disminución del consumo de tabaco, se ha venido perfilando como la mayor crisis de salud pública que amenaza al mundo industrializado.

El combate contra la obesidad infantil a través del control del consumo de alimentos de alto contenido calórico ha probado ser más arduo, incluso que el combate contra el tabaquismo, a causa de los grandes intereses comerciales de la industria de alimentos, más poderosa que la industria tabacalera, sin embargo es una tarea que debe realizarse, por el bien de la población.

El primer objetivo del gobierno británico fue reducir el consumo de azúcar, aplicando una estrategia doble: en primer lugar, la implementación de un impuesto a las bebidas dulces, el cual fue anunciado hace dos años, para dar tiempo a las empresas productoras de tomar las medidas correspondientes, y entrará en plena vigencia este mes de abril. En segundo lugar, medidas semejantes relacionadas a productos alimenticios de alto contenido calórico, aunque en este caso el control es más difícil porque este aporte calórico no proviene solamente de un único ingrediente, como el azúcar. Afortunadamente, el problema del exceso de sal fue resuelto con anterioridad, gracias a una iniciativa previa de la misma agencia PHE.

La institución u organismo oficial mantendrá bajo observación el cumplimiento de las normas de reducción de calorías de los alimentos procesados por parte de fabricantes, vendedores minoristas y restaurantes, bien sea modificando las formulaciones o disminuyendo el tamaño de las raciones; por su parte, la industria ha manifestado que prestará toda su colaboración para el logro de resultados positivos.

Otras medidas que también podrían ponerse en práctica serían: extender a los horarios de máxima audiencia las ya existentes restricciones publicitarias de comida chatarra difundida en medios de comunicación dirigidos específicamente al público infantil y juvenil, así como exigir a los establecimientos que expenden comida preparada que incluyan en sus cartas y menús información sobre el contenido calórico de los platos que ofrecen, para ayudar a sus comensales a seleccionar los más saludables, una norma que está por ser aprobada en los Estados Unidos.

Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, pone acento en mostrar la responsabilidad social que todos tenemos, en todas partes, en todos los lugares, con este grave problema de salud pública que es la obesidad infantil. “Algo hay que hacer, hay que hacer más, puede que no estemos haciendo lo suficiente o no estemos haciendo lo correcto. Por eso es preciso estar atentos a la investigación científica y a la opinión de los expertos”.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://ift.tt/2DyCLoA
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios