Pin It

Widgets

Deserción estudiantil se hace evidente en la Universidad Simón Bolívar

Upata Digital | 9:26 a.m. | 0 comentarios

La serie de eventos políticos y sociales ocurridos en los últimos años y la crisis económica que atraviesa el país son las razones principales por las cuales los estudiantes universitarios abandonan las aulas de clases, al menos en la USB, donde cada trimestre se registra un incremento en el número de estudiantes activos que no se inscriben, así como en el número de estudiantes que pierden la inscripción por normas de retiro o que están próximos a perderla por no haberse inscrito en los últimos cuatro o cinco trimestres.

Deserción estudiantil se hace evidente en la Universidad Simón Bolívar

Estas son algunas de las conclusiones que ofrece el Informe sobre los estudiantes que no han continuado estudios en la USB, período enero marzo 2010 – enero marzo 2018, y presentado en Consejo Académico por la Secretaría a través de la Dirección de Admisión y Control de Estudios, Dace.

El período analizado abarca los últimos siete años porque durante ese tiempo se evidencia un cambio en el comportamiento histórico de inscripciones, debido a la serie de eventos ocurridos que pudieron haber impactado la prosecución estudiantil y ocasionado una deserción que trimestre a trimestre ha ido en aumento.

Estos eventos son: el paro de profesores durante el trimestre abril-julio del año 2013, lo que hizo que se extendiera el trimestre hasta septiembre y se realizara el intensivo antes de finalizar abril-julio; en 2014 ocurrieron protestas a nivel nacional que impidieron el desarrollo de las actividades académicas y administrativas, lo que ocasionó que el trimestre que había iniciado en enero, se reiniciara en abril y finalizara en junio y no existiera el trimestre abril-julio 2014.

En septiembre 2015, los profesores no comenzaron las actividades, el trimestre debió ser eliminado y la oferta e inscripción del período se trasladó al trimestre enero-maro 2016. En 2016 se produjeron múltiples interrupciones en el trimestre septiembre-diciembre de los servicios de transporte y comedor que impidieron a los estudiantes acudir y permanecer en la Universidad. Se flexibilizaron normas de permanencia a través de correcciones de inscripción, y en 2017 ocurrieron protestas a nivel nacional durante el trimestre abril-julio que, nuevamente, impidieron el desarrollo de las actividades universitarias. El trimestre abril-julio tuvo que ser eliminado y la oferta e inscripción del período se trasladó al trimestre septiembre-diciembre 2017.

En total, se perdieron tres trimestres, producto de la situación del país y de la propia Universidad, como la falta de transporte y comedores, por lo que se registra desde el trimestre enero-marzo de 2010 un promedio de 15% de estudiantes activos no inscritos, y en los últimos tres años un incremento de ese porcentaje que lo ubica en casi 22%. Además, entre 2016 y 2017 se perdió un promedio de 46% de estudiantes de nuevo ingreso por normas de permanencia.

Así mismo, la reprogramación del trimestre abril-julio 2013 produjo los mayores porcentajes de no inscritos: en la Sede del Litoral fue de 30% y en Sartenejas de 25%. En cuanto a las carreras, las cortas presentan en promedio 19% trimestral de estudiantes no inscritos, mientras que en las carreras largas el promedio es de 14%.

El mayor número de estudiantes que perdieron la inscripción por normas de retiro se ubica en el trimestre enero-marzo 2017 con 363, seguido por el trimestre septiembre-diciembre del mismo año con 361, cifras que reflejan que en ambos años se ha perdido 46% del total de los estudiantes por este motivo en los últimos siete años. En el trimestre enero-marzo 2017 perdieron la inscripción por normas de retiro 165 estudiantes de la Cohorte 14, siendo éste el mayor número de estudiantes por cohorte que ha perdido la inscripción en un sólo trimestre.

Otros datos que resalta el informe es que en el trimestre enero-marzo 2018 se registran 378 estudiantes que han dejado de inscribir consecutivamente cuatro trimestres, siendo el histórico de 115 cada trimestre, por lo cual, podrían perder la inscripción en abril-julio en caso de no inscribirlo; asimismo, 111 estudiantes perderán la inscripción este trimestre por haber dejado de inscribir cinco trimestres de forma consecutiva, de los cuales 17% tienen entre 100 y 150 créditos aprobados.

Adicionalmente, un porcentaje alto de las no inscripciones se registra en estudiantes de reciente ingreso, por lo que podría afirmarse que el mecanismo de asignación por el SNI-OPSU resulta un factor negativo en la selección de los estudiantes a quienes se les pueda garantizar la prosecución estudiantil.

Ante esta situación, la recomendación es que la Universidad implemente programas que permitan, para los casos socioeconómicos o académicos, garantizar la prosecución exitosa de estos estudiantes. NP/USB

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2qGUlTA

Archivado en:: , ,

0 comentarios