Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

El boxeo como recurso para aparentar normalidad en tierra rohinyá, Birmania

Un empresario, un monje venerado y el ejército reunieron a algunos de los boxeadores más conocidos de Birmania en el estado de Rakáin para dar una apariencia de retorno a la normalidad después de la represión que provocó el exilio de 700.000 rohinyás.

El boxeo como recurso para aparentar normalidad en tierra rohinyá, Birmania

De no ser por los hombres armados en cada esquina del gimnasio, no parecería que la ciudad de Maungdaw, donde se celebraron esta semana los combates de boxeo tradicional birmano, fue el epicentro de la violencia contra los rohinyás.

Más de siete meses después del inicio de la campaña militar contra los miembros de esa minoría, calificada de "limpieza étnica" por la ONU, Maungdaw perdió gran parte de su población rohinyá, pero parece haber recuperado un poco la normalidad.

Esta semana, algunas de las estrellas del Lethwei -el boxeo birmano que se practica sin guantes, con las manos vendadas- se desplazaron hasta allí para una serie de combates.

En un gimnasio polvoriento del centro de esa ciudad de 400.000 habitantes, los combates se suceden ante unos pocos espectadores.

"Nunca había venido aquí", explica Saw Ba Oo, un boxeador de 28 años que dice temer a los "terroristas musulmanes", en alusión a los rebeldes rohinyás que atacaron comisarías en agosto, desencadenando la violenta campaña de represión del ejército birmano.

Soe Tun Shein, un hombre de negocios conocido por su amor por el Lethwei y sus opiniones antimusulmanas, patrocinó el evento con el beneplácito de los militares.

"El jefe del ejército apoya esto y ha dado la orden a sus oficiales de asegurarse de que la competición sea un éxito", dice Thein Aung, presidente de la federación birmana de Lethwei, que opina que el boxeo es una buena forma "de animar a la gente a amar su país".

Los observadores consideran que esos combates son "una operación de propaganda para engañar al pueblo birmano y al mundo", como explica el analista independiente David Mathieson.

"Pero esta operación del ejército no va a aliviar los temores de las personas que permanecieron en el norte del estado de Rakáin", en el oeste del país, donde vivían los rohinyás que huyeron a Bangladés, añade.

Desconfianza

La veintena de boxeadores que participaron en este evento durante unos días no sólo pelearon.

Tras tomar las mismas carreteras que recorrieron cientos de miles de exiliados rohinyás, acudieron a la frontera con Bangladés donde posaron para unas fotos ante la alambrada que separa ambos países.

A decenas de kilómetros de distancia, al otro lado de la frontera, centenares de miles de rohinyás se apiñan en campos insalubres, a pocas semanas del inicio de la estación lluviosa.

La marcha de numerosos miembros de la minoría musulmana no aplacó las tensiones en el estado de Rakáin, donde el ejército sigue siendo todopoderoso, a pesar de que cedió el poder a un gobierno civil que dirige de facto la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi desde hace dos años.

"Cuando tenemos problemas, las fuerzas armadas son las únicas con las que podemos contar. Sin ellos estamos en peligro", afirma el monje budista Manisara, un jefe comunitario que participó en la organización de las peleas en Maungdaw.

En esa región muchos miembros de la minoría budista rakáin desconfían sin embargo del gobierno central y de los militares, dominados por la etnia budista mayoritaria, los bamar. Y a mediados de enero, la muerte de siete manifestantes rakáin a manos de la policía aumentó aún más los recelos hacia las autoridades.

Los combates de boxeo de esta semana permitieron a los habitantes olvidar un poco ese contexto. Entre los espectadores, un puñado de niños rohinyás aplaudieron junto a jóvenes rakáin, con los que a veces juegan al fútbol en los campos que rodean el gimnasio.

Pero las heridas son persistentes. Para Myo Thandar Aye, una aficionada al Lethwei de 25 años, los acontecimientos de los últimos meses suponen una verdadera ruptura. "Solíamos visitarnos -cuenta-, pero nunca podremos volver a la relación que teníamos antes, ya no hay confianza entre nosotros". AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2Go59Qo

Tags: , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top