Pin It

Widgets

Fondos destinados a la reconstrucción de Nepal tras el terremoto se desaprovecharon

Upata Digital | 9:01 a.m. | 0 comentarios

Miles de millones de dólares destinados a la reconstrucción de Nepal después del potente terremoto que azotó al país hace tres años fueron desaprovechados, al ser destinados a construir nuevas viviendas cuando se podría haber restaurado casas antiguas, advirtieron los expertos.

Fondos destinados a la reconstrucción de Nepal tras el terremoto se desaprovecharon

Los supervivientes del terremoto de magnitud 7,8, que dejó más de 9.000 muertos en abril de 2015, están siendo orientados a construirse nuevas viviendas que no necesitan, lo que pone en duda la eficacia de los esfuerzos de reconstrucción lanzados por el gobierno por un total de 9.000 millones de dólares.

"Se está proponiendo una solución equivocada a muchas personas", dijo Noll Tufani, director para Nepal de la organización Build Change, que está especializada en desastres naturales.

La construcción de viviendas resistentes a los sismos fue una condición impuesta a Nepal para la entrega de 4.100 millones de dólares entregados por donantes que establecieron como línea de acción la consigna "reconstruir mejor".

El gobierno seleccionó 708.000 familias cuyas casas habían sido dañadas y estableció un subsidio de 3.000 dólares en efectivo para alentarlas a construir viviendas capaces de soportar futuros sismos.

Pero tres años después, sólo un 15% han sido reconstruidas, a partir del plan por un total de 2.100 millones de dólares.

Los lentos esfuerzos para la reconstrucción se han visto lastrados por los problemas políticos internos, la burocracia y la confusión entre las víctimas sobre cómo obtener el subsidio.

Muchos derribaron sus casas dañadas para construir nuevas viviendas más pequeñas, con un costo enorme, en lugar de blindar contra los sismos las construcciones existentes en barro y ladrillos instalando vigas.

Build Change estima que cerca de 250.000 hogares podrían salvarse con este método, mientras que otras 150.000 reconstruidas desde el desastre podrían necesitar ser adaptadas.

En la dirección equivocada

La casa de Shekhar Prasad Timilsina, ubicada en Dungkharka, una localidad 45 kilómetros al este de Katmandú, está asegurada por robustos pilares de madera. Allí un grupo de obreros se afana en mezclar cemento y cortar varas en el portal.

"Mi casa no se derrumbó pero sufrió grietas después del terremoto. Yo estoy contento de no tener que derribarla y de poder refaccionarla", dijo a la AFP el hombre, de 69 años.

La Autoridad Nacional para la Reconstrucción, la agencia del gobierno que supervisa las construcciones, no aprobó las reformas hasta mediados del año pasado.

"Antes no estábamos seguros de qué hacer. Con el subsidio sólo podríamos haber construido una casa pequeña", dijo Indra Lal Shrestha, que recibió entrenamiento para este tipo de obras.

Él mismo piensa aplicar está técnica en su propia casa para no tener que derribarla.

"Podemos vivir como antes [...] y no estamos obligados a reconstruir", dijo.

Muchas personas viven en construcciones de barro y piedra de dos plantas y media, con espacio para los animales y para guardar granos y albergar a una extensa familia.

Pero el costo de la reconstrucción con el presupuesto entregado les queda corto a muchas familias.

En cambio, los diseños aprobados por el gobierno para las nuevas viviendas son mucho más pequeños, lo que obliga a las familias a adaptar sus prácticas de cultivo, que son su principal fuente de ingresos en un país rural y pobre como Nepal.

Yub Raj Bhusal, director del organismo encargado de la reconstrucción, admitió que más hogares podrían beneficiarse del reacondicionamiento.

"La renovación es importante y debería haber comenzado antes", dijo a la AFP. "Pero ahora que hemos comenzado a abrir puertas, esperamos que pueda haber más gente interesada en renovar y conservar sus viviendas originales", afirmó.

La agencia británica de Desarrollo Internacional (DFID) ha comprometido 7,6 millones para un proyecto de reformas con la colaboración de Build Change.

Hasta el momento se completaron 50 viviendas.

Según el gobierno, 25.000 hogares deben ser refaccionados, pero DFID y Build Change afirman que la cifra podría ser más alta.

El gobierno se pone como objetivo completar la reconstrucción en 2020, pero advirtió de un déficit estimado de 1.000 millones de dólares solamente para la reconstrucción de viviendas. AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2vGbW34

Archivado en:: , ,

0 comentarios