Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

La devaluación de la moneda y la escasez de divisas mantiene en jaque a Irán

"No tenemos dólares ni euros" ha sido la frase más escuchada en los últimos dos días por quienes han recorrido desesperados numerosas casas de cambio en Irán para conseguir divisa ante la fuerte devaluación de la moneda local.

La devaluación de la moneda y la escasez de divisas mantiene en jaque a Irán

El rial iraní se ha depreciado en el último año más de un 30 % respecto al dólar, y desde el domingo su caída en el mercado libre fue de un 6 % más, llegando incluso a comprarse a 60.000 riales el dólar y a 67.000 el euro.

Ante esta situación, las casas de cambio dejaron de vender divisas, salvo contadas excepciones a los viajeros con billete de avión y visado, y el Gobierno iraní se reunió de urgencia para tomar cartas en el asunto.

El primer vicepresidente, Eshaq Yahanguirí, anunció que a partir de hoy quedaba unificado el tipo de cambio oficial (más bajo tradicionalmente) y el del mercado libre a 42.000 riales el dólar.

La venta de dólares a otro precio será considerado "contrabando", advirtió Yahanguirí, quien agregó que entra en Irán una gran cantidad de divisa extranjera gracias a las exportaciones y que "la actual fluctuación monetaria no se justifica".

Las autoridades han denunciado causas externas como los esfuerzos de los "enemigos", en particular Estados Unidos, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, de presentar una imagen inestable de la economía iraní para desalentar las inversiones.

La economía iraní está pagando el precio de la incertidumbre creada por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien el próximo mayo anunciará si su país abandona el acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en 2015 e impone de nuevo sanciones. No obstante, muchos iraníes apuntan otras causas.

"Esta situación no va a mejorar porque la gente ha perdido totalmente su confianza en la moneda nacional, independientemente de lo que está ocurriendo en la política exterior o con Trump", dijo a EFE el director de una casa de cambio del centro de Teherán, que prefirió mantener el anonimato.

El hombre explicó que vienen amas de casa preguntando por dólares y euros y, cuando les dicen que no tienen, preguntan por las monedas de Tailandia o Malasia. El único objetivo es salvar sus ahorros de la depreciación.

Otros opinan que el motivo de esta escasez de divisas son los gastos que el Gobierno iraní tiene en la guerra de Siria, con su apoyo al régimen de Bachar al Asad y al grupo libanés Hizbulá.

En la larga fila creada frente a una de las casas de cambio de la conocida calle Ferdosí, que el lunes vendía divisa a los viajeros, el empresario Ehsan, de 35 años, apuntó también a las dificultades existentes para repatriar capitales.

"No hay dinero. El gobierno exporta productos a China y otros países pero el dinero no llega debido a las restricciones bancarias existentes", indicó a EFE.

La desesperación cundió entre los que necesitaban divisa con urgencia. Solo aquellos con billete de avión y visado podían comprar el lunes dólares en una de las pocas casas de cambio autorizadas por el Gobierno al precio de 49.500 riales.

Los que esperaban su turno no sabían qué cantidad iban a conseguir. Ali, de 50 años, explicó a Efe que necesitaba 8.000 euros para su hijo, que viaja esta semana a Alemania a estudiar en la universidad y debía dejar un depósito a su llegada.

Este hombre por lo menos tenía el billete y el visado requerido. El caso de Maral era más angustioso, ya que necesitaba los euros para pagar el colegio internacional de su hijo y no tenía forma de obtenerlos.

Tras la decisión gubernamental de anoche, los ciudadanos comenzaron a concentrarse frente a las casas de cambio para intentar comprar divisas al nuevo precio oficial temiendo que esta estabilidad dure poco tiempo.

Las casas de cambio, sin embargo, no vendieron ni dólares ni euros por la mañana, ya que según comentaron varios de sus responsables a EFE, no habían recibido todavía dinero del Banco Central.

El dinero ha llegado de la compañía petroquímica Jam, que ha inyectado en el mercado 60 millones de euros y dólares obtenidos de las exportaciones para estabilizar la economía, y se espera que sea distribuido por las casas de cambio a lo largo del día.

Entretanto, y pese a la desesperación, las bromas sobre esta situación se hicieron virales en las redes sociales con imágenes como un gran fajo de billetes para comprar un pan o sobre las monedas menos valiosas del mundo, con la frase irónica "por fin somos los primeros". EFE

ST

Categoria: 


from Informe21.com - Economía https://ift.tt/2IJXysn

Tags: , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top