Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: Las personas obesas no pueden disfrutar sabores de la comida igual que las delgadas

Upata Digital | 8:30 a.m. | 0 comentarios

Según el imaginario tradicional popular, las personas con exceso de peso por lo general suelen tener “buen diente”, ser individuos que disfrutan en grande de la comida y del acto de comer y serían expertos en gustos y sabores… nada más lejos de la realidad. Este mito acaba de ser derrumbado por un estudio realizado recientemente por científicos de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, y publicado el pasado martes 20 de marzo en la revista PLOS Biology, el cual apunta a que la inflamación causada por la obesidad disminuye la cantidad de papilas gustativas en la lengua, tal como sucedió con ratones utilizados en este experimento; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Es saludable disminuir el consumo de bebidas azucaradas y aumentar el de agua potable. Pedro J. Torres con el Chef Roel Rabouchon

Tal como lo explica el portal Science Daily, las papilas gustativas son estructuras integradas por entre cincuenta y cien células de tres tipos básicos, los cuales tienen diferentes funciones en la percepción de los cinco sabores elementales: dulce, salado, amargo, ácido y umami, un quinto sabor incorporado a la lista en años recientes. Estas células tienen un promedio de vida útil de unos diez días; tomando esto en cuenta, y a fin de conocer los efectos que produce la obesidad en las papilas gustativas de los individuos obesos, se tomaron ratones y se dividieron en dos grupos, a uno de los cuales se les alimentó con una dieta normal y al otro con alimentos ricos en grasas; a las tres semanas, los ratones alimentados con la dieta grasa pesaban el triple que los ratones alimentados con dieta normal.

El examen demostró que el tamaño promedio y la distribución de las papilas gustativas de los ratones de ambos grupos no presentaban diferencias significativas, sin embargo, los ratones obesos tenían un 25% menos papilas gustativas que los ratones de peso normal.

El proceso de regeneración de las papilas gustativas en condiciones normales parte de la combinación equilibrada de dos procesos simultáneos, la apoptosis o muerte celular programada y la generación de células nuevas partiendo de células progenitoras especiales; en este experimento se observó un aumento de la apoptosis en los ratones obesos. Este incremento de la muerte celular no se observó en los ratones alimentados con dieta grasa pero que eran genéticamente resistentes a la obesidad, lo que indica que estos efectos no son producidos por el consumo de grasas, sino por la acumulación de tejidos grasos en el organismo.

Paralelamente se determinó que una dieta rica en grasas incrementa la acumulación de tejido graso alrededor de las papilas gustativas, generado por la acción de una proteína adiposa denominada TNF-alfa-; los ratones delgados genéticamente modificados para no producir esta proteína no se presentaron reducción en las papilas gustativas, sin embargo, sí presentaron el efecto al serles inyectada la TNF-alfa- en la lengua.

“Estos datos juntos sugieren que la adiposidad total derivada de la exposición crónica a una dieta alta en grasas se asocia con una respuesta inflamatoria de bajo grado que causa una interrupción en los mecanismos de equilibrio del mantenimiento y la renovación del brote del gusto”, explicaron los científicos.

Pedro J. Torres, presidente y vocero de la FTP, enfocada en la prevención en salud así como en la promoción del arte, la cultura y la educación en poblaciones infantiles y juveniles con menos recursos, al compartir esta información dijo que, en tanto la ciencia, los investigadores y los profesionales de la salud encuentran maneras más efectivas de controlar y disminuir el problema, debe promoverse a la par del ejercicio físico y una dieta saludable, el consumo frecuente de agua y disminuir la ingesta de bebidas azucaradas.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2Grzqhu
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios