Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Descubre todo sobre el balón gástrico

El balón intragástrico es uno de los métodos que existen hoy día para perder peso, cuando se trata un problema de obesidad. Su implantación es mínimamente invasiva, no dolorosa y no requiere de anestesia.

Descubre todo sobre el balón gástrico

Este tratamiento consiste en introducir en el estómago un globo de silicona médica, vía endoscopio. El balón se rellena luego con solución salina de modo que gana lugar y reduce así la capacidad estomacal. Este balón ayuda al paciente a modificar sus hábitos alimenticios, a comer menos y, por ende, a bajar de peso.

¿Por qué el balón gástrico es tan exitoso?

Porque su colocación reduce la sensación de hambre al tiempo que incrementa la saciedad. Como resultado, el paciente baja de peso de forma rápida y duradera. Pero además, su éxito reside también en que su colocación se realiza dentro de un programa multidisciplinar integrado por médicos, psicólogos y nutricionistas que hacen posible el cambio en los hábitos de alimentación y de vida de la persona.

¿A quién va dirigido?

Está indicado a toda persona con más de 12 kilos de sobrepeso. También puede emplearse en personas con enfermedades metabólicas, cardíacas, respiratorias o digestivas y muchas otras debido a que un aumento de peso puede significar riesgo para la salud. Incluso, también puede ser implantado en personas que no bajan de peso con las dietas convencionales o que bajan de peso, pero lo recuperan rápidamente.

¿Cómo se coloca?

Después de asegurarse que no hay problemas en el estómago, como puede ser una úlcera, el paciente es sedado y se introduce el balón intragástrico desinflado en el estómago por medio de una endoscopia.

Una vez se lo ubicó correctamente, se lo rellena con solución salina y su válvula es cerrada. Su relleno depende del peso y de la altura de la persona, pero suele ocupar entre el 30 y el 40 por ciento del volumen total del estómago.

¿Qué riesgos conlleva la colocación del balón intragástrico?

La colocación del balón intragástrico es una intervención mínimamente invasiva. El procedimiento es sencillo y rápido, no demanda más de 20 minutos y no requiere hospitalización. El tratamiento con balón intragástrico dura 6 o 12 meses. Después de este tiempo, se procede a la retirada del balón casi con la misma intervención. Es decir, en este caso, se pincha el balón y se retira también a través de endoscopia.

¿Qué complicaciones puede haber con el balón intragástrico?

Las complicaciones del balón gástrico son mínimas. Los primeros días de la implantación, el paciente puede sentir náuseas, vómitos y dolor abdominal. Estas molestias pueden durar de uno a tres días. Hay muy pocos casos en los que este tratamiento provoque intolerancia y deba retirarse.

¿Cuáles son sus ventajas?

• La implantación del balón intragástrico es mínimamente invasivo, y no requiere de cirugía, porque se realiza por endoscopia.

• El procedimiento de colocación y retirada del balón es indoloro y no ocasiona mayores molestias.

• Se hace una reconducción de los hábitos alimenticios y del estilo de vida del paciente.

• El paciente debe ser tratado por un equipo médico multidisciplinar que le proporcionará asistencia médica, nutricional y psicológica.

• Las complicaciones en la duración del tratamiento son mínimas.

¿Cuándo no está aconsejado el balón intragástrico?

La implantación del balón intragástrico está contraindicado en personas que se hayan realizado intervenciones quirúrgicas en el estómago, o que tengan alguna enfermedad que el equipo médico considere que no es adecuado la implantación del balón intragástrico. También está contraindicado en mujeres que estén embarazadas.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2wOiXPW
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top