Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

El Cheo y El Catire cayeron tras enfrentamiento con la policía científica

LUISÁNGELA DELGADO

Foto: Archivo / José Leal

 

Ciudad Guayana.- Funcionarios adscritos a la División de Investigaciones Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), repelieron el ataque de dos pistoleros.

Luego del asesinato de un menor de 17 años de edad, hecho ocurrido el pasado 11 de mayo, en la calle principal de Core 8, en Puerto Ordaz, la policía científica condujo las averiguaciones del caso para dar con los criminales.

Las evidencias dejas en la escena del crimen fueron piezas claves para que los gentes dieran con los culpables de ese delito.

Los sabuesos tardaron dos semanas en precisar la dirección de los bandidos. Resulta que eran conocidos en los bajos fondos como “El Cheo” y “El Catire”.

Presuntamente, cegaron la vida del adolescente por un ajuste de cuentas.

Enfrentamiento

Los cipecos activaron la búsqueda a las 11:30 de la mañana de este lunes, en la UD-338, de Core 8, con el objetivo de precisar a los solicitados y ponerlos tras las rejas.

Varias calles del barrio recorrieron los detectives hasta parar frente a una casa sin número en la avenida principal, donde estaban escondidos los homicidas.

Los tipos estaban en el frente de la residencia. Cuando se percataron de la presencia de los comisionados no tuvieron tiempo de esconderse.

Los uniformados les hicieron un llamado para que levantaran sus manos y permitieran una requisa, pero “El Cheo” y “El Catire”, hicieron caso omiso a la “voz de alto”.

Después de escuchar un segundo llamado, supieron que no tenían escapatoria, pero aun así desenfundaron sus armas de fuego, apuntaron a los funcionarios y tiraron de los gatillos.

Los oficiales se desplegaron por la vereda, trancaron la zona y comenzaron a repeler el ataque.

La balacera no cesaba y nadie se rendía. Las detonaciones se escuchaban por las demás veredas del barrio, pero los residentes no se atrevieron a salir por temor a ser alcanzados por una bala perdida.

Los investigados se internaron en la vivienda para tratar de saltar varios terrenos de otras casas y evadir a la ley, pero el plan fue frustrado.

El primero en caer fue José Enrique Martínez González, de 22 años de edad. Era apodado “El Cheo”, dos proyectiles lo desplomaron al suelo.

A escasos 10 metros cayó “El Catire”. Los balazos se le estancaron en el pecho.

Los expertos los cargaron y montaron en una de las patrullas para llevarlos a un centro de salud.

A las 11:55am, llegaron a la sala de emergencias del Hospital Uyapar.

Enfermeras y doctores trataron de estabilizarlos para llevarlos al quirófano pero el esfuerzo fue en vano.

Ambos murieron a los pocos minutos de sus ingresos.

A las 12:00 de la tarde, apuntaron sus muertes en el libro de novedades.

Uno de los especialistas dio la orden de pasarlos a la morgue del nosocomio. Un camillero se encargó de quitarles la ropa, los cubrió con una tela de color azul y acató la orden.

Los galenos notificaron a la brigada científica que los sujetos habían fallecido.

Una hora después, los cuerpos fueron retirados del depósito de cadáveres y trasladados a la Unidad de Anatomía Patológica del Cicpc.

Los funcionarios esperan por los dolientes del apodado “El Catire”.

Pesquisas

Por más de una hora los uniformados mantuvieron el sitio de la confrontación custodiado mientras recababan las evidencias.

El organismo de seguridad confiscó dos armas de fuego utilizadas por “El Cheo” y “El Catire”,  durante la confrontación.  Además varios casquillos.

Registros

Se supo que ambos occisos habían participado en otros hechos irregulares.

Los agentes ingresaron los datos de “El Cheo”, en el Sistema Integrado de Información Policial (Sipol) y arrojó registro por varios delitos.

Detenidos

Mientras los cipecos realizaban en las experticias, un grupo de personas pasó por el lugar con actitud sospechosa.

Dos iban en una moto y tres caminando. Al momento de una requisa, los agentes confiscaron dentro de un bolso una pistola de fabricación no industrializada y una granada de mano.

Los aprehendidos quedaron reseñados como: Carlos Daniel Díaz Vásquez, de 19; Elvis José, de 19; Jeison Rafael Brito; Junior Rafael Brito y un menor de 16 años de edad.

 

Cifras

2 Delincuentes abatidos

2 Pistolas recuperadas

5 Detenidos

1 Moto confiscada



from Soy Nueva Prensa - Sucesos https://ift.tt/2sx7FdF

Tags: , , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top