Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Los peores errores que cometes cuando comienzas una dieta

Para muchos el hacer dieta es sinónimo de comer menos, lo que se traduce en siempre tener una sensación de hambre. Sin embargo, no se trata de esto, pues simplemente se debe optar por una alimentación más equilibrada y abandonar hábitos poco saludables que dan origen a las llamadas “llantitas” o conllevan al sobrepeso. No siempre se debe comer menos para lograr un cuerpo esbelto. Basta con balancear lo que ingerimos y con aprovechar los nutrientes necesarios.

Los peores errores que cometes cuando comienzas una dieta

En ocasiones nos negamos a la idea de adoptar una plan alimenticio para perder peso porque creemos que esto implica renunciar a los placeres que la comida nos ofrece y que ahora ya no podremos consumir aquellos que tanto nos gustan. Además, al no ver resultados de forma rápida empezamos a desesperarnos y creemos que la dieta no funciona, sin siquiera considerar qué es lo que estamos haciendo mal. Éstos son los errores que más cometemos al momento de llevar a cabo una dieta.

No buscar ayuda de especialistas

Cuando quieres perder peso, lo primero en lo que piensas es dejar ciertos alimentos que no consideras saludables. Si no buscamos la ayuda de profesionales que determinen qué tipo de alimentación es la que mejor se adecúa a nuestro organismo, nada nos asegurará el éxito de excluir ciertos alimentos de la dieta. Es importante contar con la asesoría de expertos que construyan planes alimenticios y garanticen su funcionamiento por medio de la ingesta de nutrientes adecuados.

No ejercitarte

Es verdad que la alimentación es la base para perder peso y que al equilibrar lo que comemos se consiguen mejores resultados, pero no por eso se tiene que dejar de lado la actividad física, pues ésta nos ayuda a quemar la grasa que no necesitamos y a convertirla en energía útil que nos ayuda a realizar actividades cotidianas. No necesitas someterte a entrenamientos extremos ni de alto rendimiento. Basta con que salgas a correr al menos 30 minutos diarios.

Copiar dietas

A veces adoptamos cualquier dieta porque escuchamos que a los demás les está funcionado de maravilla. Lo que nunca tenemos en cuenta es que todas las personas tenemos metabolismos distintos y por eso nuestro cuerpo reacciona de forma diferente. Lo ideal no sólo es eliminar alimentos de nuestra comida, sino conocer cuáles nos ayudarán a conseguir resultados. Para ello debemos recurrir con especialistas que determinarán qué y qué no debemos comer.

Revisar tu peso constantemente

Aunque la meta sea perder algunos kilos, debemos tener claro que no es posible deshacerse de ellos de la noche a la mañana, así que debemos tener paciencia para poder percibir resultados. Es momento de dejar de subirnos diariamente a la báscula para ver si hemos perdido algunos gramos, pues al no ver cambios rápidos terminarás por desanimarte y caerás en el error de pensar que las cosas no están funcionando. Debes tener claro que los resultados tardarán en notarse, pero una vez que los percibas sabrás que el esfuerzo valió la pena a pesar del tiempo transcurrido.

Abusar de las raciones

Los expertos recomiendan consumir pequeñas raciones de alimentos bajos en grasa entre cada comida porque no debemos pasar cuatro horas sin consumir ningún alimento. De esta forma evitamos sentir mucha hambre y prevenimos el consumo excesivo en el desayuno, comida o cena. Sin embargo, caemos en el error de aumentar las dosis recomendadas de botanas al creer que esto no perjudica la alimentación. El abuso de las porciones sí afecta la dieta, pues representa más consumo calórico que el que debería; por eso es necesario respetar las raciones que se asignan.

No cuidar lo que bebes

No sólo se deben dosificar los alimentos sólido. De igual modo se tiene que cuidar qué tipo de bebidas usamos para hidratar nuestro cuerpo. Pese a que las personas cuiden los alimentos que ingieren, si no controlan el consumo de jugos, refrescos o cualquier otra bebida con alto valor calórico no obtendrán los resultados adecuados. Aunque existan productos con etiquetas cero azúcar, baja en grasas, ligth, etc., no significa que no perjudiquen los niveles de calorías. Lo ideal es ingerirlas en menor medida y optar por bebidas naturales.

No beber agua

Los líquidos que te ayudan a recuperar el agua que pierdes no son suficientes para otorgarle a tu organismo la hidratación que necesita. No debes dejar de lado el consumo diario del vital líquido, debido a que el cuerpo se compone en 70 % de agua y difícilmente otra bebida la puede reemplazar. Es importante beber al menos dos litros por día, pues además de mantener al cuerpo en buen estado, otorga mejor salud a tu piel.

Fuente: culturacolectiva / MF

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2sfmSj0
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top