Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

Pasos para superar una ruptura amorosa

Las rupturas amorosas son complicadas, pero no imposibles de superar· Muchos expertos señalan que una situación de este tipo simboliza una pérdida, un duelo, un final, quizás inesperado o al menos indeseado, que nos deja inseguros y solos ante un futuro que vemos incierto en momentos· Pero todo en la vida pasa y hasta ahora no hay reportes de muertes por desamor

 Pasos para superar una ruptura amorosa

¿Qué hacer con los recuerdos? ¿Dónde guardar las metas y sueños trazados? ¿Qué hacer con las ganas de seguirlo intentando? Poner fin a una relación no es agradable, para ninguna de las partes, pero más aún si no somos nosotros los que hemos tomado la decisión.

Los recuerdos, la nostalgia y la tristeza poco a poco nos invaden y con ellos, cuestionamientos como los anteriores comienzan a surgir.

Sin quererlo, podemos sumergirnos en una espiral de desidia y malestar, algo así como en un estado de inmovilidad en el que nada representa todo lo que queremos hacer, e incluso nos puede sumir en una profunda depresión.

Las rupturas amorosas son complicadas, pero no imposibles de superar. Muchos expertos señalan que una situación de este tipo simboliza una pérdida, un duelo, un final, quizás inesperado o al menos indeseado, que nos deja inseguros y solos ante un futuro que vemos incierto en momentos.

Las creencias de que nunca más se será feliz y de que nadie más aparecerá son muy comunes en este tipo de situaciones, pero son solo dudas e inseguridades fruto de la decepción y el sufrimiento experimentados. Además, también son parte del proceso que hay que atravesar para sanar.

Cómo olvidar a tu ex

Ahora bien, ¿qué hacer cuando aparece el punto y final de una relación? La mejor opción, aunque parezca un poco contradictoria, es no hacer.

Es decir, dejar que el proceso siga su curso natural. Es normal que necesitemos una parada, un tiempo para reflexionar y para ello, lo mejor es hacerlo desde la calma y la soledad. Solo así favoreceremos una adecuada instrospección, una sincera y a veces dolorosa, mirada hacia nuestro interior.

Luego de esto y una vez conectados con nosotros, el siguiente paso será abrirse a las emociones que experimentamos, ya sean estas de rabia, tristeza, odio o cualquier otra.

Lo importante es escucharlas para poco a poco liberarlas, ir respondiendo a nuestras preguntas y a su vez, enfrentarnos a nuestros temores.

Sin embargo, debemos estar consientes que este proceso no ocurre en uno, dos o tres días, ni tampoco en un par de semanas. Es lento, y requiere consciencia y preparación, emocional, más que todo, por lo que el tiempo que nos lleve superarlo variará dependiendo de la persona.

¿Qué hacer entonces?

Nada, no tenemos que hacer nada. La ruptura amorosa es una parte del cambio que tenemos que transitar, donde los recuerdos y vivencias nos pertenecen, de ellas debemos aprender y seguir. Son vivencias que no tenemos que perder porque forman parte de loo que ahora somos.

Puede que al principio duelan porque creíamos que no habría final, pero están ahí y con el tiempo llegaremos a darles un espacio y a ubicarlas en el lugar que se merecen, una cajita que al abrirla genere emoción, pero controlable y sana.

Es cierto que a veces nos empeñamos en acelerar el proceso y deseamos respuestas inmediatas pero puede que en lugar de avanzar retrocedamos. A las emociones hay que dejarlas tiempo para que se transformen.

Por ello, si dejamos simplemente que todo siga su curso, puede que se vaya resolviendo poco a poco, siempre y cuando no haya sido una relación tormentosa, absorbente o demasiado tóxica. Así, cuando dejamos espacio a la razón quizás nos demos cuenta de que no era todo tan maravilloso y que realmente dejar la relación haya sido lo mejor.

¿Cómo sanar?

Dedicar nuestro tiempo a alguien que ya no nos ama o que prefiere no compartir su tiempo con nosotros, nos da la oportunidad de estar solos para conocernos, cuidarnos y tal vez para encontrar a otra persona que sí desee acompañarnos.

Pero cuando la tormenta pase y todas las emociones se calmen, es importante que:

- Aprendamos a escucharnos.
- Que nos regalemos tiempo y espacio.
- Llorar la pérdida.
- Cerrar ciclos.
- Abrirnos ante una nueva etapa.
- Recargarnos de energía para reconstruirnos.

El tiempo junto a la gestión de nuestras emociones hacen posible la superación de una ruptura amorosa. No obstante, si el estado de apatía y tristeza se extiende en el tiempo, lo recomendable es acudir a un especialista.

4 métodos científicos para olvidar a tu ex

Por suerte, la ciencia tiene algunos consejos para que los fatídicos WhatsApp de las tres de mañana sean cosa del pasado y puedas olvidar a tu ex definitivamente.

1. Encuentra un modelo de conducta: Se trata de encontrar a una persona a la cual admires por su fuerza y su voluntad, y recurras a su imagen cada vez que te veas al borde del pecado (y con "pecado" queremos decir volver a acostarte con tu ex aunque sepas de antemano que luego tendrás, como mínimo, una semana de resaca emocional). Da igual si es hombre o mujer, famoso, amigo o anónimo, el caso es que debe de ser alguien que te haga darte cuenta de que hay vida al otro lado.

2. Obsesionarse no, apasionarse sí: No conviertas a tu modelo de conducta en una obsesión para tapar tu ruptura. Vamos a explicarnos: se trata de encontrar una nueva meta que te apasione y volcarte en ella cada vez que sientas la llamada de la nostalgia en tu interior. Algo en lo que invertir el tiempo que usas en pensar en tu ex; correr, escribir, la fotografía, un gran viaje, pintar... cualquier excusa es buena para distraer a nuestra mente.

3. Tu amiga la apatía: El estrés es a la superación de obstáculos lo que los croissants de chocolate a la dieta: un enemigo mortal. Por lo tanto, que sepas que estar nervioso, sobrepasado, ansioso, apático o exhausto va a hacer que busques lo que los psicólogos denominan como "contacto de confort". Y amigo, lo primero que se te va a ocurrir para encontrar ese confort va a ser llamar a tu ex o peor aún, que busques acostarte con él/ella. n resumen, intenta relajarte y tomarte todo este proceso con calma. Haz yoga, medita o échate largas siestas. Lo que haga falta.

4. No pienses en el ‘oso blanco’: Este argumento psicológico explica que cuanto más centres tu atención en no pensar en algo o alguien, más posibilidades hay de que esto aparezca en tu cabeza. Obviamente, esto funciona con el hambre, los que intentan dejar de fumar, o los que evitan pensar en su ex. En todos los casos, la imagen de lo 'prohibido' acaba viniendo a la mente.

Fuente: derf / MF

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2L4FgD5
via IFTTT

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top