loading...
Pin It

Widgets

Presumen venganza en el asesinato de Toro Muerto

Upata Digital | 1:46 p.m. | 0 comentarios

A las 11:00 de la noche de este miércoles se escucharon las detonaciones en la calle principal del sector Toro Muerto, en Puerto Ordaz.

Los vecinos sabían que algo había pasado, pero por temor algunos se quedaron en sus viviendas hasta que la balacera culminara.

Otros salieron por los gritos de una mujer que pedía ayuda. Frente a una casa sin número se desangraba un muchacho de 25 años.

Erickson Arleis Bello Freites tenía balazos en la cabeza, pecho y brazos. Uno de los vecinos se comunicó con los operadores del Servicio de Emergencias 1-7-1 para solicitar ayuda; pero cuando la ambulancia llegó, Erickson ya estaba muerto.

De inmediato el crimen fue notificado a los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar, adscritos a la comisaría Los Olivos.

Para ese entonces el cadáver estaba tapado con un pedazo de cartón y también rodeado por varios vecinos.

Además de realizar un recorrido en las adyacencias, los estadales custodiaron la escena hasta la llegada de los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Entre los habitantes de la comunidad se rumoró que la víctima tenía poco tiempo en el sitio. Según, estaba al cuidado de una vivienda. De acuerdo con la versión de los testigos, Erickson fue llevado a la casa cerca de las 7:00 de la noche en una motocicleta.

Dicen que luego de un rato salió y estuvo parado unos minutos en el frente. Ese tiempo fue utilizado por sus verdugos. Supuestamente se aproximaron en un vehículo pequeño color verde.

Uno de los criminales se bajó y sin mucho titubeo le disparó. A Erickson no le dio tiempo de escapar, pues se desplomó con varios balazos.

Aunque supuestamente lo despojaron de su teléfono celular, la información no fue confirmada por las autoridades.

En el lugar también dijeron que el asesino de Erickson llegó caminando, pero luego de la arremetida fue “rescatado” por varios sujetos en un vehículo.

Presumen que los criminales ya tenían días detrás de Erickson, según el carro ya había estado antes por la zona.

Por ahora se desconoce qué relación tenía con la propietaria de la casa. Según las autoridades, la mujer solo informó que él la estaba cuidando desde hace varias semanas.

Con los pocos datos que contaron los testigos a los policías, estos iniciaron la búsqueda de los sospechosos.

Por la manera cómo ocurrió el crimen, los sabuesos de la División de Investigaciones Contra Homicidios presumen que se trató de una venganza.

Los expertos analizarán todas las evidencias de interés colectadas en el sitio del suceso, como parte de las averiguaciones.

Además de la versión de los testigos, los sabuesos esperan por la llegada de los familiares para que aporten datos que ayuden a ubicar a los responsables.

Creen que los delincuentes lo conocían muy bien, así que aguardaron un descuido para ejecutarlo. / DP/ Notidiario



from Sucesos https://ift.tt/2ltzEb1

Archivado en:: , , , ,

0 comentarios