Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Cosas que algunos hoteles no quieren que sepas

Irte de viaje y hospedarte en hoteles es uno de esos lujos que todos disfrutamos. ¿A quién no le gusta alojarse en un buen hotel? Un lugar en el que te sirvan y te atiendan como mereces. Es una de las partes más agradecidas del viaje, llegar y encontrar la habitación perfectamente ordenada, con una cama limpia e idealmente preparada, la mejor opción para un reparador descanso.

Cosas que algunos hoteles no quieren que sepas

1. Si tienes la opción, intentar reservar siempre online

Los sistemas de reserva online han bajado mucho los precios de hoteles. Hoy en día podrás hacer la reserva de tu hotel en múltiples plataformas de hoteles y comparar los precios. Si encuentras un hotel que te gusta, primero, investiga el precio de la habitación online, ¡incluso podrías encontrar una oferta que nunca te ofrecerían vía telefónica!

Eso sí, siempre que reserves online comprueba vía telefónica que la reserva se ha hecho correctamente y que todo estará listo para cuando llegues. Si puedes preguntar y anotar el nombre de la persona que te atiende, mucho mejor, de este modo si hubiera algún problema, quizá puedas solucionarlo “de tú a tú”.

2. El edredón que cubre las camas no es el mejor lugar sobre el que dormir

Algunas personas tienden a dormir en cualquier parte, especialmente si llegan cansados después de un largo día de turismo. Tienes que saber que el edredón no suele cambiarse muy a menudo, así que ¿por qué no apartarlo y dormir bajo la manta y la sábana, que sí se han lavado? Es mucho más recomendable y, sinceramente, mucho más cómodo.

3. Fíjate en qué servicios te ofrecen y en su precio

Esto es importante. A veces, los viajeros gastan mucho dinero en servicios y en productos, porque no se fijan en su precio o dan por sentado que están allí porque son gratis. Muchas veces no lo son. Por ello, lo mejor es estudiar cuáles son los servicios que se incluyen en el paquete de hotel que has adquirido. Muchos hoteles incluyen en sus tarifas: wifi, desayuno, comidas y amenities, entre otros. Fíjate en qué te permite el tuyo y actúa con cabeza.

4. Toma precauciones de seguridad

El Hotel ha seleccionado cuidadosamente a sus trabajadores, pero no así a sus huéspedes. No dudes en poner el seguro a tu habitación y comprobar siempre que esté cerrada. Al fin y al cabo, son las mismas personas que podrías cruzarte por la calle y no los invitarías a tu casa. Sé consciente de que tu intimidad está más expuesta que en otras circunstancias.

5. Limpieza en tu habitación:

Probablemente la habitación que estás usando, no esté tan pulcra como parece estarlo. Recuerda que son muchas las personas que ya han pasado por esa habitación y es muy difícil limpiar al 100% cada uno de los rincones de la habitación, ¡especialmente si tienes tanto trabajo como las personas encargadas de hacerlo! Tenlo en cuenta y sé coherente a la hora de usar lo que hay en la habitación.

6. Cuidado con los objetos de valor:

Esto no es una acusación, sino un hecho lógico. Cualquier persona ante un objeto de valor abandonado podría tener cierta tentación y no hablamos de las personas que se encargan de la limpieza. En un hotel hay son varios los miembros del staff que pueden tener acceso a las habitaciones. No dejes a la vista los objetos de valor y evitarás un mal momento a todos.

7. Disponibilidad de habitaciones:

Hay muchos hoteles que informan a los posibles clientes mediante un cartel de que ya no hay habitaciones libres, sin embargo en ocasiones a los encargados de los hoteles se les olvida apagar o quitar este letrero, es por ello que debes preguntar de igual forma si hay disponibilidad. ¡Quizá te lleves una grata sorpresa!

8. Si pides una recomendación de un restaurante…

Es posible que no te recomienden el mejor, sino aquel con el que están “vinculados”. En muchas ocasiones un hotel se pone de acuerdo con uno varios restaurantes acerca de los cuales hablará a los clientes que pregunten por un buen lugar dónde cenar o comer. Tenlo en cuenta cuando preguntes, de todos modos, ¡quizá sea una muy buena propuesta!

9. No creas todo lo que leas

En muchas páginas web, incluso en las de los hoteles, se da información como “el hotel está situado a X minutos de…”, refiriéndose al centro de la ciudad o a algún monumento importante. ¡Comprueba todo lo que leas, ya que a veces puede tratarse de una apreciación muy subjetiva! Si puedes investigar qué distancia exacta hay, podrías ahorrarte alguna sorpresa.

Fuente: supercurioso / MF

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2Oy1foE
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top