Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

¿Qué cuidados necesita un paciente con Parkinson?

El Parkinson es una de las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes, de hecho, ocupa el segundo lugar en el mundo después del Alzheimer. En España, afecta a más de 150.000 personas, mientras que en el mundo este número asciende a los cinco millones.

¿Qué cuidados necesita un paciente con Parkinson?

Al ser una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso de forma crónica y progresiva, se caracteriza por la pérdida de neuronas en la sustancia negra, estructura situada en la parte media del cerebro. Esto conlleva a una falta de dopamina en el organismo, sustancia necesaria para poder realizar los movimientos con normalidad. De aquí los movimientos incontrolados en estos pacientes. También puede llevar a rigidez y a temblores estando en reposo.

Lo cierto es que los cuidados de un paciente con Parkinson puede requerir de mucha energía y voluntad. La prioridad de las personas cuidadoras será la de poder mejorar la calidad de vida de estos enfermos. También habrá que atender a las cuestiones psicológicas, ya que estos pacientes tienden a aislarse y a deprimirse.

Cuidados esenciales

Habrá que escuchar al paciente y a los especialistas que le atiendan para saber cómo actuar de forma correcta y acorde a las necesidades de cada individuo con esta afección.

Es importante intentar que estas personas puedan llevar una vida lo más normal posible y saludable. Se deberán respetar los ritmos de cada paciente y saber acompañarlos y orientarlos, para que conozcan sobre su enfermedad, sus limitaciones y problemas.

Que estas personas se mantengan activas es otro punto importante. Por ello, habrá que animarles a que disfruten del ejercicio físico y de las terapias de rehabilitación. Otras actividades como tai chi, la musicoterapia, pilates, los masajes o la podología son alternativas que pueden ayudar tanto para aliviar molestias como para desconectar.

Otro consejo importante es que siempre habrá que procurar que el paciente tenga la máxima autonomía posible. Tratar de que pueda realizar su aseo y ciertas tareas personales diarias que estén dentro de sus posibilidades será de gran ayuda. De este modo, se sentirán útiles y esto puede ser clave para evitar que se sientan tristes y que se aíslen.

El espacio donde habiten también deberá ser adecuado a sus necesidades. Según lo avanzada que esté la enfermedad, pueden necesitarse agarraderos y asas en lugares como el baño y la habitación. Serán los especialistas los que indicarán cómo actuar en este sentido.

Finalmente, vale destacar que el consejo es compartir los cuidados de un paciente de esta naturaleza entre familiares, amigos o entre técnicos especializados, ya que su cuidado puede ser agotador. Cuidar a estas personas y estar atento a tantos detalles puede conllevar fatiga física y mental, por lo que es mejor tener una jornada limitada en esta tarea.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2AkLAGe
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top