Noticias Destacadas

PUBLICIDAD AQUÍ 940x150

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

PUBLICIDAD AQUÍ 610x120

+Sucesos

Pin It

Widgets

Upata Mía DALE CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA INGRESAR AL MEJOR CONTENIDO EN LA WEB

¿Tu gato no quiere comer? ¡Podría tener anorexia!

Los gatos pueden presentar distintos grados de anorexia por diversas causas. Es importante estar atentos para saber si nuestro gato está comiendo lo suficiente y detectar las causas si no lo hace.

¿Tu gato no quiere comer? ¡Podría tener anorexia!

Tamara Iturbe, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mencionó que son diversas causas por las que un felino no se alimenta: desde problemas neurológicos o de comportamiento, hasta afecciones renales o alguna enfermedad que les produzca dolor. También son neofóbicos, es decir, todo lo nuevo les generara estrés y dejan de comer.

La especialista resaltó que los gatos no pasan directamente a la anorexia; inicialmente comen poco y cada vez lo hacen menos, hasta que ya no ingieren nada.

“Los dueños deben estar atentos porque si no se atiende oportunamente este problema, el animal de compañía puede morir”, advirtió la académica en un comunicado.

Sugirió que si lleva dos o tres días sin alimentarse, es necesario acudir al veterinario, y destacó que es difícil que los responsables de los felinos noten una pérdida de peso, hasta que es muy evidente. El problema, dijo, es que un kilogramo representa cerca del 25 por ciento de su peso total.

En ese sentido, recomendó llevarlos a revisiones periódicas para tener un control e identificar cualquier cambio antes de que sea preocupante.

Aunados a los cambios en su entorno, hay otros motivos por los que dejan de comer, como la enfermedad renal crónica (entre otras afecciones primarias), que les provoca náuseas por los niveles altos de urea.

Otras causas pueden ser la anemia o el cambio repentino de alimento, así como infecciones respiratorias, porque producen secreción nasal severa y densa que se apelmaza alrededor de sus narinas; entonces, no se alimentan porque no huelen la comida.

En ocasiones, aunque el gato tenga hambre no consume nada por dolor en la boca debido a tumores, gingivitis o un diente en mal estado. Esto se conoce como pseudoanorexia.

“Debemos preocuparnos si el gato deja de comer, pues por ser un carnívoro estricto no tiene reservas y necesita obtener del alimento ácidos grasos esenciales, aminoácidos y vitaminas. De no ser así, tendrá problemas como lipidosis hepática, enfermedad más común asociada a la anorexia.

Fuente: ActitudFem

OS

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2KzTlfW
via IFTTT

Tags: , , ,
PUBLICIDAD AQUÍ

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top