loading...
Pin It

Widgets

Incontinencia urinaria: 5 hábitos saludables para controlarla

Upata Digital | 3:07 p.m. | 0 comentarios

La incontinencia urinaria o pérdida del control de la vejiga es un trastorno cuya característica principal es la incapacidad para retener la orina. Los escapes se pueden producir de forma esporádica al toser o estornudar, pero también pueden ser constantes y repentinos.

Incontinencia urinaria: 5 hábitos saludables para controlarla

Su aparición está relacionada con la pérdida de tono muscular que se produce durante la vejez; no obstante, también podría resultar por determinados hábitos, infecciones o enfermedades neurológicas. ¿Cómo se puede controlar en casa?

Aunque en algunos casos se sugiere un tratamiento farmacológico, en general hay sencillos hábitos que apoyan su control. A continuación queremos repasar sus síntomas principales y las mejores recomendaciones para detener su progresión naturalmente.

¿Cuáles son los síntomas de la incontinencia urinaria?

La principal manifestación clínica de la incontinencia urinaria son los escapes involuntarios de orina. A menudo, estos se dan al toser estornudar o reír. También son constantes al levantar objetos pesados o hacer cualquier sobresfuerzo. Otros síntomas incluyen:

Necesidad urgente y constante de orinar
Sensación de presión pélvica
Ganas de orinar varias veces en la noche o escapes de orina nocturnos
Depresión y ansiedad
Dolor e irritación genital (en caso de infección)

Hábitos saludables para controlar la incontinencia urinaria
En la actualidad hay varios tipos de terapias que ayudan a paliar la incontinencia urinaria. Sin embargo, antes de recurrir a medicamentos o cirugía, lo mejor es aplicar algunos hábitos saludables que ayudan a disminuir los síntomas. Veamos los más importantes:

1. Hacer ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son actividades que se centran en el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico. Su práctica habitual ayuda a lograr un mejor control sobre la vejiga, minimizando los escapes de orina debido a la incontinencia urinaria.

¿Qué debes hacer?

Imagina que estás tratando de detener el flujo de orina. Después, tensiona los músculos y mantén la contracción durante cinco segundos.

Ahora, relájalos durante cinco segundos más y realiza 10 repeticiones.
Más tarde, cuando domines la técnica, trata de mantener las contracciones hasta por 10 segundos.

2. Entrenar la vejiga

El entrenamiento de la vejiga es un plan que se realiza con el objetivo de establecer pautas horarias para el vaciado. Implica demorar un poco la micción después de sentir deseo de ir al baño, para fortalecer el suelo pélvico.

¿Qué debes hacer?

Cuando sientas deseos de orinar, trata de contener la orina durante 5 o 10 minutos.
Luego, procura alagar más el tiempo hasta que solo sea necesario ir al baño cada 3 horas.

3. Consumir suficiente agua

Aunque muchos prefieren evitar el consumo de agua por temor a tener escapes de orina, lo mejor es asegurar una buena hidratación. Ingerir abundante líquido no solo optimiza el trabajo renal, sino que evita la inflamación de los tejidos de la vejiga.

Por otro lado, impide que la orina presente olores fuertes al evitar la deshidratación. No obstante, si se toma en exceso o antes de ir a la cama puede causar molestias e interferir en el descanso nocturno.

¿Qué debes hacer?

Ingiere hasta 8 vasos de agua al día. Si lo prefieres, opta por bebidas saludables como las infusiones o los jugos. Eso sí, verifica que no tengan efectos contraproducentes para estos casos.
Asimismo, trata de cortar este hábito 2 o 3 horas antes de ir a la cama.

4. Evitar los productos irritantes

Hay alimentos y bebidas que contienen componentes que empeoran la irritación de la vejiga. Aunque no son una causa directa de incontinencia urinaria, sí pueden empeorar sus síntomas. Por eso, para mejorar el pronóstico, lo ideal es eliminarlos de la dieta.

¿Qué debes hacer?

Evita los productos que contengan cafeína, incluyendo el café.
No añadas especias picantes en tus preparaciones.
Limita el consumo de zumos cítricos y chocolate.
Evita consumir bebidas alcohólicas y refrescos.

5. Bajar de peso

Las personas que tienen sobrepeso y obesidad son más vulnerables al desarrollo de la incontinencia urinaria temprana. Esto se debe a que el exceso de peso aumenta la presión sobre la vejiga y músculos circundantes, dificultando el control sobre la orina.

Es muy importante seguir un plan para bajar de peso, ya que los “kilos de más” dificultan el tratamiento de la enfermedad. Aunque no es sencillo lograrlo, hay muchas estrategias que ayudan a cumplir el objetivo.

¿Qué debes hacer?

Asesórate con un profesional de salud y nutrición para determinar cuál es la mejor dieta para bajar de peso en tu caso.

También puedes optar por practicar actividades deportivas y técnicas de relajación.

En resumen, para promover el alivio de la incontinencia urinaria es primordial entrenar el suelo pélvico y asegurar un peso sano.

Cuando la enfermedad es crónica, se debe acudir a terapias profesionales para que no afecte la calidad de vida.

Fuente: mejorconsalud / MF

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2w0y4SG
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios