loading...
Pin It

Widgets

Niño pasó 5 días junto al cadáver de su madre venezolana asesinada en Cúcuta

Upata Digital | 11:05 a.m. | 0 comentarios

Inexplicable y doloroso. Fueron las palabras que vinieron a la mente de quienes, la tarde del viernes, hallaron muerta a una mujer, fue estrangulada en su apartamento de Cúcuta. A su lado encontraron a su pequeño hijo de 2 años.

A Jennifer Ramírez Rivero, una tachirense excandidata a reina, de 39 años, la dejaron de ver en el céntrico edificio cucuteño el pasado lunes. Un olor penetrante comenzó a salir del apartamento 305. Además, el llanto incontrolable de un niño prendió las alarmas. Los vecinos decidieron dar parte a la policía. Llamaron el viernes y los funcionarios entraron. La escena fue impactante: la mujer estaba muerta. El niño permanecía junto a ella.

Se presume que el menor pasó todo ese tiempo solo. Hace una semana, en horas de la mañana, estrangularon a la mujer. Utilizaron un trapo, aparentemente.

De inmediato, uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta tomaron en custodia al menor de edad y lo trasladaron al Hospital Erasmo Meoz, para que recibiera la atención médica y alimentos, porque presentaba signos de desnutrición.

“El niño no hacía nada, lo bañé, le di una pasta y ahí lo sacaron”, comentó una vecina del edificio Spanis, el escenario mortal, de la avenida 5 entre calles 12 y 13.

La prensa recogió testimonios de asombro entre los curiosos. Todos estaban sorprendidos por lo vivido por el niño. “Sobrevivió cinco días, sin agua ni comida”, decían otras madres.

“Entre las uñas del niño había rastros de piel de la mujer, como si él hubiese intentado mover el cadáver”, reseñaron medios de Cúcuta.

Vecinos echaron memoria y contaron que del ‘305’ escucharon gritos ese lunes. “Pedían auxilio”, recordó alguien.

El viernes, el cadáver de Jennifer fue hallado tendido boca abajo, en la sala del apartamento y su hijo estaba junto a ella.

El diario La Opinión de Cúcuta supo que Jennifer Ramírez Rivero llegó en abril a vivir a ese apartamento.

Las autoridades conocieron que hace dos meses la mamá de la víctima estuvo visitándola y después regresó a Venezuela.

Trascendió que la mujer iba a cumplir 40 años este fin de semana.

Ramírez tenía una marca de ropa, por lo que vendía prendas de vestir y también tortas al frente del edificio.

Según se conoció, la mujer participó en el reinado de las Ferias de San Sebastián, en San Cristóbal.

Los investigadores judiciales tomaron huellas digitales de los elementos que había en el apartamento como vasos, cubiertos y otros.

Para la policía, el móvil de este crimen es pasional. Se dijo que un hombre la frecuentaba. Vecinos dijeron que desde el lunes dejaron de verlo.

 

Aporrea.org



from Sucesos – .::Diario El Luchador::. https://ift.tt/2C3M0BQ

Archivado en:: , ,

0 comentarios