Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Tres birmanos se preparan para conquistar la montaña "más alta" del Sudeste asiático

Tres birmanos se entrenan sin descanso para escalar el Hkakabo Razi y terminar, GPS mediante, con un añejo debate: ¿esta montaña, conquistada una sola vez, es la más alta del Sudeste asiático?

Tres birmanos se preparan para conquistar la montaña "más alta" del Sudeste asiático

¿O el honor corresponde a su vecino, el Gamlang Razi, también en Birmania? La estimación más alta le da al Hkakabo Razi 5.881 metros de altura, en tanto que el Gamlang Razi ascendería en torno a los 5.870 metros. Pero no hay certezaal respecto y el debate lleva decenas de años.

Incluso hay estimaciones de que el Hkakabo Razi se eleva a menos de 5.800 metros.

Ascender esta montaña, situada en el extremo norte de Birmania --cerca de la frontera con China y no muy lejos de la de India-- enfrenta a los alpinistas a terribles pruebas, como recorrer 240 km por húmedas selvas pobladas por serpientes venenosas y por sanguijuelas y atravesar un irregular macizo de rocas negras antes de alcanzar unos escarpados picos cubiertos de nieve y hielo.

"El nivel de dificultad es extremo", destaca Zaw Zin Khine, de 32 años, quien se entrena en un acantilado de piedra caliza en el estado de Karen, en el este de Birmania. "Existe el riesgo de que no regresemos con vida", reconoce el escalador en conversación con la AFP.

Sus dos compañeros, Pyae Phyo Aung, de 36 años, y Aung Khaing Myint, de 32, y él aspiran a entrar a la Historia como el primer equipo 100% birmano que corona la montaña. El trío ya solo espera que se den las condiciones meteorológicas favorables para iniciar su expedición.

Los tres siguieron un intenso entrenamiento, en parte en Nepal, y se ejercitaron también en un gimnasio de Rangún con máscaras para aprender a gestionar mejor la falta de oxígeno.

Más difícil que el Everest

Pyae Phyo Aung es uno de los dos alpinistas birmanos que ya escalaron el Everest. Pero para él, el aislamiento del Hkakabo Razi y la falta de infraestructuras hacen el ascenso de esta montaña mucho más difícil.

"Alguien con 70 años aún puede subir el Everest si tiene dinero", explica. "Las vías entre el campo base y la cumbre se cuidan con regularidad, hay muchos portadores y los rescates por vía aérea son [más] fáciles de organizar", apunta.

El botánico británico Frank Kingdon-Ward fue el primer explorador del que se tenga noticia de haber intentado escalar esta montaña, en 1936. Pero renunció a los 4.900 metros de altitud, al verse bloqueado por un muro de granito insuperable.

Sesenta años más tarde y tras varios intentos infructuosos, el japonés Takashi Ozaki y el birmano Nyima Gyaltsen alcanzaron la cumbre. Ozaki, quien fue la primera persona que coronó el Everest por la cara Norte, en los años 1980, murió durante otra expedición al pico más alto del mundo, en 2011. Había descrito el Hkakabo Razi como "una de las montañas más difíciles y más peligrosas".

Otros dos intentos de ascender esta montaña acabaron en fracaso en 2014. La primera terminó de forma trágica: nunca se encontró al equipo de escaladores birmanos y el helicóptero que intentaba socorrerlos se estrelló, lo que provocó la muerte de uno de los dos pilotos.

En la segunda, escasearon las provisiones y las condiciones meteorológicas se degradaron. Los alpinistas se vieron frente a una "horrible cresta de hielo" de varias decenas de metros de alto y dieron media vuelta, recuerda en conversación telefónica con la AFP Emily Harrington, una de las integrantes del equipo.

"Pensábamos que sería como en Nepal o en Pakistán, donde la cultura de la montaña está omnipresente. Pero aquí la gente no está acostumbrada a recibir expediciones y tuvimos que transportar más cosas nosotros mismos", cuenta Harrington, de 31 años.

Los alpinistas birmanos estarán secundados por un equipo de cinco miembros y unos 70 porteadores para esta expedición, que se prevé que dure dos meses. También se cuenta con varios helicópteros en caso de que se tengan que llevar a cabo rescates.

"Si terminamos el ascenso, podremos estar orgullosos de ser ciudadanos birmanos", considera Zaw Zin Khine.

También espera provocar vocaciones en su país, que apenas cuenta con unas cuantas decenas de apasionados del alpinismo. AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2Mmx85m

Tags: , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top