loading...
Pin It

Widgets

¿Cómo las manos propagan enfermedades?

Upata Digital | 6:33 p.m. | 0 comentarios

Lavarse las manos es una de las medidas más importantes para prevenir la propagación de enfermedades· La higienización adecuada de las manos puede evitar que te quedes enfermo y también es capaz de interrumpir la transmisión de infecciones virales, bacterianas y parasitarias a otras personas.

¿Cómo las manos propagan enfermedades?

Gran parte de las infecciones más comunes, como resfriados, gripe, intoxicación alimentaria, hepatitis A, parasitosis intestinales y muchas otras, es transmitida generalmente por manos contaminadas. Inclusive las infecciones respiratorias que pueden transmitirse por la tos o el estornudo, en realidad se transmiten más a menudo por las manos que por el aire.

No es ningún exagero, por lo tanto, decir que el simple hábito de lavarse las manos frecuentemente puede salvar vidas, no sólo la tuya, sino también de la gente que tienes contacto. Esto es especialmente importante si tienes contacto próximo con bebés, ancianos o enfermos.

En este artículo explicamos por qué la mano es tan importante para la transmisión de enfermedades. Vamos a enseñar también como la higienización de las manos es importante y cuáles son las formas correctas de lavarse las manos.

¿Por qué la mano puede transmitir muchas enfermedades?

Piense en esto: al toser o estornudar, ¿qué parte del cuerpo usas para proteger a tu boca? Cuando la nariz esté goteando, que parte del cuerpo usas para limpiarla. Cuando termines de evacuar ¿qué parte del cuerpo usas para limpiarse? ¿Y cuándo tiras de la cadena? Cuando desciendes una escalera en un lugar público, ¿qué utilizas para apoyarte en la barandilla? ¿Y para abrir puertas o agarrar al dinero? ¿Cuándo el metro o autobús se apiñan de gente y te levantas, ¿qué parte del cuerpo usas para apoyarte y no caer? ¿Y para cambiar los pañales de tu bebé?

Ahora reflexiona: ¿Qué parte del cuerpo usas para preparar la comida? ¿Qué parte del cuerpo usas para comer? Y para rascarte los ojos o la nariz. ¿Y para cepillar los dientes o usar el hilo dental? ¿Cuántas veces al día lleva las manos a los labios?

Aunque en algunos de estos casos utilizas trapos o papel para ayudarte, la verdad es que siempre las manos están directamente involucradas en estas actividades.

Existen en este exacto momento billones de microbios en tus manos. Obviamente, la mayoría de ellos es inofensiva y es parte de la flora microbiana natural de la piel. Sin embargo, no todos los microbios con los cuales nuestras manos entran en contacto durante todo el día son inofensivos.

Solamente para ilustrar la magnitud de los microorganismos que puede llevar una mano, mira la imagen abajo de 2 placas de Petri, que son recipientes utilizados para el cultivo de microbios en el laboratorio. A la izquierda, vemos el resultado tras una persona toser directamente contra la placa. A la derecha, el resultado después de un niño de 8 años colocar una mano contra la placa. Cada bolita es una colonia de microbios que creció durante todo el día. Cada colonia de estas posee millones de microbios. Cuanto mayor es el diámetro de la colonia, mayor es el número de microorganismos.

Cómo las manos propagan enfermedades

Existen innumerables maneras de una infección transmitirse de una persona a otra a través de las manos. Virus, hongos, bacterias y parásitos son todos gérmenes que pueden ser transmitidos por un simple apretón de manos.

Vamos a describir tres simples situaciones cotidianas para mostrar cómo este tipo de contaminación es común.

1- Una persona en tu escuela o trabajo está gripada. Ella utiliza las manos para proteger la boca para estornudar y limpiar las secreciones de la nariz. Sin lavarse las manos, toca el ratón de la computadora, toca en el teléfono, se apoya en la mesa y luego usa la barandilla para subir por la escalera. El virus respiratorio que está en las manos contaminadas se lleva a todos los objetos que esta persona gripada ha palpado a lo largo del día. El virus de la gripe que se ha depositado solamente en estos objetos puede sobrevivir en ellos durante varias horas.

Más tarde, llegas a la sala que la persona enferma estaba. Utilizas el mismo ratón y teclado, hablas por teléfono y apoyas las manos en la misma mesa. De repente, puedes sentir un poco de picor en los ojos e, inocentemente, utilizas tus manos para rascarlos. Acabas de llevar el virus del ambiente para dentro de tu cuerpo. Quedarte gripado o no dependerá de la virulencia del virus y la capacidad de tu sistema inmune para evitar la replicación de este germen que acabas de adquirir. El hecho es que hay una posibilidad grande de que te enfermes sin nunca haber conocido a la persona que te pasó el virus.

Si la persona con gripe tuviese el hábito de lavarse las manos después del contacto con sus secreciones, evitaría la contaminación de los objetos usados por otras personas. Por otro lado, si tuvieses el hábito de lavar las manos antes de llevarlas a los ojos o la boca, probablemente no habrías te contaminado.

2- Una persona que trabaja en la cocina de un bar o restaurante siente ganas de evacuar durante sus horas de oficina. En un solo gramo de materia fecal existe más de 1 billón de gérmenes. Inclusive si la persona tiene cuidado en la hora de limpiarse con papel higiénico, el simple acto de tirar la cadena hace con que miles de gérmenes sean liberados en el aire. En un cuarto de baño, prácticamente todo el inodoro está contaminado. Ir al baño y no lavarse las manos, por lo tanto, es casi seguro de salir con las manos contaminadas por gérmenes que viven en las heces.

Si el cocinero no lavar las manos, a partir de este momento, cualquier alimento que se está preparando será contaminado y puede ser transmitido a los clientes del restaurante, especialmente si son alimentos crudos. Si el cocinero está infectado con alguna enfermedad, la situación es aún más grave. Después de evacuar, la mano puede tener grandes cantidades de huevos de parásitos, virus que causan gastroenteritis, hepatitis A virus o diferentes bacterias que causan diarrea.

3- Un médico o un enfermero pasa visita en un paciente infectado con un germen. Él lo examina, encosta en la ropa de cama y estrecha la mano. Cualquier germen que está infectando al paciente, automáticamente pasa a las manos del médico. Entonces el médico va a otra habitación y repite el mismo procedimiento con el nuevo paciente. Si el médico no ha lavado las manos, acabó de llevar gérmenes de un paciente a otro. Un paciente que fue hospitalizado por un problema podrá tener su hospitalización prolongada por una infección intrahospitalaria causada por un miembro del equipo de salud que no ha ejecutado la correcta higiene de las manos.

Los estudios muestran que el acto de lavar las manos por el equipo de salud antes y después de examinar a cualquier paciente es la medida más importante para reducir la ocurrencia de infección hospitalaria.

Cuándo se debe lavar las manos

Para evitar la transmisión de enfermedades, las manos deben ser siempre lavadas en las siguientes situaciones:

Antes y después de preparar los alimentos.
Antes de empezar a comer.
Antes de tratar cualquier herida o lesión.
Antes y después del contacto con cualquier persona enferma.
Después de usar el baño.
Después de cambiar pañales o limpiar a cualquier niño que ha ido al baño.
Después de sonarse la nariz, toser, estornudar o tener contacto con cualquier tipo de secreción corporal.
Después de estrechar la mano de otra persona.
Después de entrar en contacto con animales.
Después de manipular basura.
Cada vez que la mano esté claramente con alguna suciedad.

También debe lavarse las manos después del contacto con superficies de uso público, tales como barandilla, transporte público o dinero. Mientras no tengas acceso a agua o alcohol en gel, evita llevar las manos a la boca, nariz u ojos. Mientras que el germen está restringido a la piel, no causará daños a tu salud. Nuestra piel es una especie de armadura contra los microorganismos. El problema es que, cuando llevamos la mano sucia a la boca o tocamos en una herida, estamos dando el acceso de los gérmenes al interior de nuestro cuerpo.

Cómo lavarse las manos correctamente

Para que puedas eliminar de forma relevante los gérmenes presentes en las manos, el proceso de limpieza debe seguir algunos pasos. No basta lavarse las manos con agua solamente, es necesario utilizar jabón. La barra de jabón es aceptable, pero la forma líquida es la mejor.

El proceso de lavado de manos debe durar por lo menos 30 a 40 segundos. Los estudios demuestran que si tomas menos de 10 segundos, lavando las manos, una gran cantidad de gérmenes todavía es viable. Y si no llevas menos de 5 segundos en el proceso, el resultado final es prácticamente nulo, como si no hubieses lavado tus manos.

A continuación, mostramos la forma correcta de lavarse las manos y eliminar cualquier germen que pueda causar enfermedad

¿Jabón común o jabón antibacteriano?

Aunque haya mucha publicidad de jabones antimicrobianos, reforzando el sentido común de que este tipo de jabón es más eficiente, el hecho es que no es mejor que el jabón común y todavía puede ser perjudicial.

Al contrario de lo que ocurre en el jabón antimicrobiano, el principal mecanismo de acción del jabón común no es matar los gérmenes, sino hacer con que sean removidos y eliminarlos cuando se enjuagar la mano.

A continuación, enumeramos las razones por que se debe usar jabón común en lugar de jabón antibacteriano o antimicrobiano:

Los estudios demuestran que los jabones antimicrobianos no son superiores a los jabones comunes en la prevención de la transmisión de enfermedades.
El jabón común es más barato.
El uso generalizado de jabón antimicrobiano puede llevar al desarrollo de bacterias resistentes.
Los estudios en animales muestran que el triclosán, una sustancia activa utilizada en jabones antibacterianos, puede causar problemas de salud, tales como cambios en función de la tiroides, infertilidad, pubertad precoz u otros cambios endocrinológicos.
Los niños a menudo expuestos a triclosán están en mayor riesgo de desarrollar cuadros de alergia, incluyendo la alergia al polen, la rinitis alérgica y alergia a cacahuete.
El jabón antimicrobiano es más agresivo para el medio ambiente que el jabón común

¿Jabón común o alcohol en gel?

El alcohol en gel (con al menos 60% alcohol) es una alternativa muy efectiva para desinfectar las manos y prevenir infecciones.

Muchas personas prefieren el alcohol gel en comparación con el jabón por las siguientes razones:

El alcohol en gel es tan eficaz como lavarse las manos.
El alcohol en gel no es más agresivo a la piel que los jabones comunes.
Mientras que la higiene de las manos tarda de 30 a 40 segundos, en tan sólo 20 segundos el alcohol en gel ya presenta eficacia (tiempo que lleva para el alcohol secarse completamente).
El alcohol en gel no necesita enjuague.
Puedes llevar un pequeño frasco en el bolso, teniéndole disponible a cualquier momento.
Sin embargo, cuando sus manos estén claramente sucias o grasosas, debes dar preferencia a lavar con agua y jabón. También es importante recordar que el alcohol en gel es mucho más caro que el jabón común

Los profesionales de la salud pueden utilizar el alcohol en gel en lugar de lavarse las manos, pero deben estar atentos al hecho de que el alcohol en gel no es tan eficaz como el jabón contra la bacteria Clostridium difficile, que es una causa importante de diarrea en pacientes hospitalizados.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Derf

EA

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2OS8FTq
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios