Pin It

Widgets

Costa de Marfil no llora a sus centenarios difuntos, los celebra

Upata Digital | 12:27 p.m. | 0 comentarios

En Costa de Marfil, los ancianos centenarios gozan de un respeto casi divino, incluso de muertos. Apodados "los Viejos", "los Kôrô" o "los Nanan", son siempre motivo de celebración en un país donde la esperanza de vida es de apenas unos 55 años.

Costa de Marfil no llora a sus centenarios difuntos, los celebra

En Adjakoutié, una pequeña aldea costera al oeste de Abiyán, recientemente se enterró a Anne M'Boua Ahoutié, fallecida a los 100 años. Al son de una fanfarria y bajo un sol abrasador, más de 500 personas, cantando y bailando, llevaron sus restos al cementerio, donde fue enterrada entre aplausos.

"En lugar de llorar a las personas muertas a esta edad, nuestra tradición es celebrar que la hayan alcanzado", explica Nicole Beugré, profesora y bisnieta de la difunta.

Anne M'Boua Ahoutié deja a 10 hijos, 39 nietos, 12 bisnietos y 5 tataranietos.

Grâce Mémel, de 17 años, dice estar "feliz de haber conocido a su tatarabuela" ya que "no es el caso de todo el mundo".

Una excepción a la regla

La longevidad es rara en Costa de Marfil en donde, según cifras oficiales, la esperanza de vida media es de 55,8 años (57 para las mujeres y 54,4 para los hombres). Se trata de una clara mejoría respecto a hace una década (50,9), pero está aún detrás de la media de 80,6 de los países desarrollados de la OCDE.

La esperanza de vida ha aumentado en parte gracias al desarrollo de infraestructuras y servicios sanitarios y a la reactivación de la economía después de la crisis poselectoral de 2010-2011 que dejó 3.000 muertos.

En los hospitales no tienen suficiente personal cualificado y a menudo les faltan instalaciones médico-quirúrgicas. Además, la tasa de pobreza (de 46% según el Banco Mundial), con un fuerte impacto en la esperanza de vida, ha disminuido muy poco debido a la mala redistribución de los beneficios del crecimiento económico.

"La población marfileña de la tercera edad representa apenas 4% de los 22 millones de habitantes", señala Gervais N'Da Konan del Instituto Nacional de Estadísticas del país.

Las personas que logran alcanzar los 100 años se lo deben a su buena alimentación y a buenos hábitos de vida. "Comen alimentos orgánicos —extraídos del suelo y sin productos químicos—, no consumen alcohol y no fuman..."

Los ancianos, una bendición

No muy lejos de Adjakoutié, en Grand-Jacques, se festeja a Jeanna Danho Yacé, la decana de la comunidad. Su edad no se conoce con certeza ya que los documentos de estado civil eran casi inexistentes en el país a inicios del siglo XX.

Ataviada con una kita (vestido ceremonial) y engalanada con joyas de oro en su silla de ruedas, Jeanne, que desgrana sus recuerdos a partir de eventos históricos como la Segunda Guerra Mundial o la independencia de su país, habría nacido alrededor de 1920.

Su sexto hijo, Francis Lezou, de 58 años, que es adjunto al alcalde de Jacqueville y senador, no escatimó en gastos para el festejo de su madre. "Ver a una persona superar los 90 años es motivo de celebración para nosotros", declaró.

"En África, la fraternidad y la importancia que acordamos a la familia nos impide separarnos de los ancianos", explica el profesor universitario Jules Évariste Agnini, que asistió a la celebración y que critica a las residencias de ancianos de países occidentales.

"Es una bendición poder despertarse cada día y ver ancianos a nuestro lado -añadió- Siempre se puede aprender algo de sus experiencias". AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2Qgvph9

Archivado en:: , ,

0 comentarios