Pin It

Widgets

Ex gay y ex lesbiana se casan después de aceptar a Jesús

Upata Digital | 11:40 a.m. | 0 comentarios

EE.UU.- Un hombre gay abandonó la homosexualidad después que decidió aceptar a Cristo. Transformado por Dios en nueva criatura, se casó con una mujer, que también fue libre de la esclavitud del pecado.

Ronald McCray, un hombre que vivió sumido en la tristeza y la depresión, asistió a la iglesia regularmente cuando era niño pero no tuvo una relación personal con Jesucristo.

McCray, de 31 años de edad, contó que cuando era adolescente fue abusado por dos hombres desalmados que marcaron su vida y le quitaron la inocencia, un hecho que no contó a nadie y que llevó consigo por varios años.

El padre de Ronald estaba ausente de la formación del niño, debido al vicio de las drogas y el alcohol. "Creo que empecé a sentir que no era digno de su amor, cualquier niño quiere sentirse afirmado y amado por su padre, una madre puede hacer lo mejor, pero ella no puede sustituir a un padre", dijo.

Durante mucho tiempo vivió aislado de los demás, a pesar que su madre estaba cerca de él, ellos no tenían una relación cercana. "Había ciertas cosas de las que no hablábamos", observa Ronald.

A los 15 años conoció a un joven en las redes sociales y decidió ceder a su atracción por el mismo sexo. “Fue mi primera pareja, aunque sabía que estaba equivocado, pero me sentía bien. Sólo quería ser amado, yo estaba buscando llenar el vacío de mi corazón", dijo. “.

Ronald luchó contra la depresión y pensamientos suicidas cuando pasó de una relación a otra. "No me importaba lo que yo hiciera, algo me estaba faltando", dice.

A los 21 años, compartió su apartamento con un joven que iba siempre a la iglesia e invitó a Ronald a un culto, donde algo notable sucedió. "La experiencia fue justamente lo opuesto de lo que yo esperaba, me trataron con amor, me vieron como un ser humano".

Esta experiencia abrió las puertas para que Ronald volviera a la iglesia donde asistió cuando era niño. Una vez más, se sorprendió con la recepción amistosa. "Mi familia de la iglesia fue muy amable, me abrazaron y me ayudaron a derretir un poco el hielo alrededor de mi corazón. Esto cambió mi percepción", contó.

A pesar que haber tenido un acercamiento con la iglesia, él tenía una lucha espiritual muy fuerte.

Una noche, cuando volvía de una discoteca gay, tuvo un incidente dramático. "Cuatro delincuentes nos asaltaron y nos obligaron a tirarnos al suelo. Un hombre colocó un arma en mi cabeza y me dijo: "Te voy a matar". Entonces, comencé a orar en silencio implorando a Dios por mi vida", contó.

Se sorprendió cuando de repente uno de sus amigos gritó y ellos se fueron. Aturdido y confuso, Ronald se preguntaba si aquello era real y si él todavía estaba vivo.

Un año después, el en año 2009, entregó su vida a Jesucristo en su iglesia. "Estaba cansado de vivir mi vida por mí mismo, yo sabía que Dios me quería y me amaba y había más para mí. Yo finalmente entendí mi necesidad de Jesús como Salvador. Llegué a un punto en que estaba decidido a rendirme a sus pies, su amor me llevó al arrepentimiento", explicó.

De Noticias Cristianas del Acontecer Cristiano

Archivado en:: , ,

0 comentarios