Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

Te decimos si es bueno o no volar durante el embarazo

Si estás en la dulce espera, debes saber que puedes volar, siempre y cuando no se trate de un embarazo de riesgo o haya habido alguna complicación por la cual haya indicación expresa del médico de no hacerlo.

Te decimos si es bueno o no volar durante el embarazo

En esta ocasión, te ayudamos a despejar algunas dudas frecuentes con respecto a volar estando embarazada.

De todos modos, siempre será mejor contactar un tiempo antes con la compañía aérea para saber si existe algún requisito especial que debas conocer.

¿Se necesita un certificado médico para viajar?

Solo se necesita certificado médico en caso de que ya hayas superado las 32 semanas de gestación o si hay complicaciones. Este certificado deberá tener fecha de no más de siete días previo al vuelo.

Además, y de modo general, se recomienda no viajar dentro de los siete días previos a la fecha de parto ni en los siete días posteriores al alumbramiento.

¿Hasta qué semana se puede volar estando en cinta?

Las aerolíneas recomiendan no volar cuando la gestación ya lleva más de 32 semanas. Si de todos modos debes viajar, el consejo es contactar a la compañía, ya que es posible que se pida a la pasajera gestante firmar un documento que exonere a la aerolínea de responsabilidad ante cualquier eventualidad que surja derivada de su estado.

Ya como recomendación general, es mejor que sepas que hacia el final de la gestación lo mejor será evitar cualquier tipo de viaje largo. Está demostrado, además, que un vuelo puede desencadenar un parto cuando la gestación supera las 37 semanas. No es demasiado frecuente, pero se conocen casos de partos acontecidos en pleno vuelo.

¿Pueden los detectores de metal afectar a mi bebé?

Se sabe que las embarazadas deben evitar la exposición a radiaciones (rayos X) porque pueden ser peligrosa para el bebé, pero ¿qué sucede con los detectores de metales de los aeropuertos?

Las radiaciones que emiten los arcos de seguridad son de baja frecuencia, similar a las que emiten los móviles, por ello no existe ningún riesgo para el bebé en ningún momento del embarazo si la futura mamá pasa de forma puntual por estos arcos.

¿Puede el cambio de presión atmosférica afectar a mi bebé?

Sobre todo, durante el despegue se produce un cambio brusco de presión atmosférica en la cabina que sí puede afectar al intercambio de oxígeno a través de la placenta, como han advertido los especialistas. No obstante, esta hipoxia o baja en el aporte de oxígeno transitoria es por lo general compensada tanto por la madre como por el bebé sin problemas.

¿En qué casos está contraindicado viajar en avión?

Siempre será el médico especialista el que evaluará si la mujer gestante está o no en condiciones de volar en avión. Por lo general, se desaconseja viajar en avión si se tienen las siguientes complicaciones:

• Hemorragias o problemas de coagulación.

• Antecedentes de abortos, partos prematuros, embarazo ectópico o rotura temprana de bolsa.

• Anomalías de la placenta, antecedentes de hipertensión arterial y/o diabetes.

• Anemia severa.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de viajar en avión?

En el caso de volar estando embarazada, hay ciertas cosas que se pueden tener en cuenta para hacer del viaje algo más llevadero:

• Elegir un asiento cerca del baño y, de ser posible, del lado del pasillo por si tienes que levantarte varias veces para ir al baño.

• Evitar permanecer demasiado tiempo sentada: lo mejor que se puede hacer, sobre todo en vuelos largos, es levantarse a dar un paseo cada dos horas. También se pueden hacer sencillos ejercicios para activar la circulación de las piernas y prevenir el edema o los calambres.

• Beber mucho líquido.

• Llevar ropa y calzado cómodo que no aprieten para evitar o al menos minimizar la hinchazón de piernas y pies.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2xacqf9
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top