loading...
Pin It

Widgets

Camerún celebra elecciones presidenciales en medio de crisis

Upata Digital | 8:22 a.m. | 0 comentarios

Más de 6,5 millones de cameruneses están llamados el domingo a las urnas para elegir nuevo presidente y dar o no un séptimo mandato a Paul Biya, de 85 años, que parte como favorito, pese a las fuertes tensiones en las regiones anglófonas del país.

Camerún celebra elecciones presidenciales en medio de crisis

El ejército fue desplegado en tres de diez regiones del país: el Extremo Norte, donde combate a los yihadistas de Boko Haram, y las dos regiones anglófonas del Noroeste y del Sudoeste, donde separatistas armados reclaman la independencia.

Estos amenazaron con impedir el buen desarrollo de los comicios en estas regiones.

Las autoridades camerunesas se muestran sin embargo tranquilas: las elecciones se celebrarán en todo el territorio, aseguró el ministro de la Administración Territorial a mediados de septiembre.

El conflicto contra los combatientes separatistas no deja de agravarse desde el inicio de la crisis a finales de 2016, cuando las reivindicaciones corporativistas anglófonas dieron lugar a manifestaciones y numerosas detenciones.

Esta crisis latente, en un principio sociopolítica, se transformó poco a poco en un violento conflicto armado entre las tropas de élite de las fuerzas de seguridad camerunesas y los separatistas cada vez más numerosos.

Estos grupos forzaron a muchas autoridades locales a huir de sus administraciones en algunas localidades anglófonas.

Como respuesta de las autoridades, algunos colegios electorales serán "deslocalizados", afirmó a los medios Elecam, el órgano encargado de la organización electoral.

"Amplia oferta política"

El presidente y candidato Paul Biya, en el poder desde 1982 y que por primera vez desde 2012 se desplazó el sábado a una zona provincial para dar un discurso preelectoral en Marua (norte), cuenta con una miríada de apoyos.

Ministros, líderes del partido en el poder y líderes tradicionales se movilizaron para hacer campaña por él. Por todas partes, se ven carteles con su rostro y sus apoyos recorren los platós de televisión para defender su balance.

Su "visión para Camerún", compilada en una obra en 1987, fue reeditada a principios de septiembre.

El presidente Biya defendió en Marua "a la vez firmeza y diálogo" en las zonas anglófonas en crisis.

Ocho candidatos se enfrentarán en las urnas al conocido como "Esfinge". Y al contrario que en las tres últimas elecciones en las que el opositor tradicional, Ni John Fru Ndi, era el rival principal, las elecciones en 2018 parecen más abiertas.

"Es la primera vez en la historia de Camerún en la que hay candidatos de oposición tan diferenciados", analizó Fred Eboko, politólogo camerunés en el Instituto de Investigación y Desarrollo (IRD).

Entre estos destacan: Joshua Osih, que tomó el relevo de Fru Ndi y fue investido candidato del Frente Socialdemócrata (principal partido de la oposición), Maurice Kamto, exministro ahora en la oposición, y Akere Muna, célebre abogado.

Para estas elecciones, en cambio, no se formó ninguna coalición de oposición. Cada candidato asegura tener posibilidades de salir elegido.

Pero como en 2011, parece difícil vislumbrar otra victoria que la de Paul Biya, que fue entonces elegido con el 77,8% de los votos. Los observadores señalaron "numerosas irregularidades" durante los comicios.

Los candidatos opositores, la Iglesia católica, y algunos actores de la sociedad civil anunciaron el despliegue de observadores electorales para asegurar que no haya fraude.

En Camerún, donde solo el 10% de la población activa cuenta con un empleo formal, un tercio de los habitantes vive con menos de 2,30 dólares al día y el 75% de la población no conoció otro presidente que Biya, los desafíos serán inmensos. AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2ODrPQ0

Archivado en:: , ,

0 comentarios