Pin It

Widgets

Las burlas de Trump atizan las tensiones en el caso Kavanaugh

Upata Digital | 8:22 a.m. | 0 comentarios

Las burlas del presidente Donald Trump, quien ridiculizó a la mujer que acusó al candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh de agresión sexual, atizaron el miércoles las tensiones sobre un caso que tiene en vilo a Estados Unidos.

Las burlas de Trump atizan las tensiones en el caso Kavanaugh

Dos senadores republicanos, de los tres cuyos votos son cruciales para la aprobación de Kavanaugh en el Senado, expresaron su rechazo a la ridiculización de Trump de Christine Blasey Ford durante un acto político en Misisípi.

En tanto, por la noche se conoció que la votación final en el Senado sobre la confirmación de Kavanaugh puede ocurrir tan pronto como el sábado.

"No hay momento ni lugar para comentarios como ese", dijo a NBC Jeff Flake sobre los dichos de Trump. "Discutir algo tan delicado en un mitin no es correcto".

La senadora Susan Collins dijo a su vez que las palabras de Trump "estuvieron lisa y llanamente mal".

El discurso del presidente generó nuevas dudas sobre el destino de Kavanaugh, mientras el Buró Federal de Investigaciones (FBI) revisa las acusaciones de tres mujeres que afirman que el actual juez de apelaciones bebía mucho y abusó sexualmente de jóvenes cuando era estudiante de secundaria en los años 1980.

El viernes pasado se le dio al FBI una semana para revisar las acusaciones, presionado por los republicanos del Senado y la Casa Blanca, que apuntan a Kavanaugh para inclinar hacia el lado conservador los fallos de la Corte Suprema, una institución clave en la sociedad estadounidense.

La votación final sobre la confirmación del juez se pospuso para permitir la investigación, pero el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, anunció que el FBI presentaría este mismo miércoles por la noche su esperado informe adicional. Luego llamó a terminar el debate sobre la nominación, fijando una primera votación para el viernes y un voto final tan pronto como para el día siguiente.

"Las mujeres están mirando"

Blasey Ford dijo el jueves pasado en la comisión judicial del Senado que Kavanaugh, ebrio, intentó violarla en 1982 durante una fiesta en las afueras de Washington. Dijo estar absolutamente segura de que Kavanaugh era el atacante, pero no pudo recordar detalles.

Y Trump se burló de eso el martes.

"Tomé una cerveza, ¿verdad?", dijo Trump, señalando algo que Blasey Ford sí recordó. "'¿Como llegaste a casa?' No recuerdo.' '¿Cómo llegaste allí?' 'No recuerdo'. '¿Dónde era el lugar?' 'No recuerdo' '¿Cuántos años atrás fue?' 'No lo sé. No lo sé. No lo sé. No lo sé'", agregó el mandatario.

"Pero tomé una cerveza. Eso es lo único que recuerdo", apuntó.

Michael Bromwich, abogado de Blasey Ford, denunció en Twitter el ataque "vil y desalmado" contra su cliente. Por reacciones así "no es de extrañar" que ella estuviera "aterrorizada" de presentarse, y que lo hagan otros sobrevivientes de agresión sexual, dijo.

Para el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, el presidente le debe "una disculpa inmediata" a Blasey Ford.

La actriz Alyssa Milano, que asistió a la audiencia del jueves pasado para apoyar a Blasey Ford, calificó el discurso de Trump como "el despliegue más misógino de insensibilidad bárbara" que había visto. "Las mujeres estamos mirando. Y votamos", advirtió en un tuit.

"Un buen hombre"

El gobierno defendió los comentarios del presidente.

Trump simplemente estaba "declarando hechos", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en una conferencia de prensa.

Y el miércoles el mandatario estadounidense volvió a apoyar a su candidato: "Él es un buen hombre, de gran intelecto. El país está con él", tuiteó.

Aún indecisos, Collins, Flake y otra senadora republicana, Lisa Murkowski, tienen la llave en un Senado donde los republicanos cuentan con una escasa mayoría de 51-49 sobre los demócratas.

Los demócratas dicen que el juez no puede ser confirmado con las acusaciones aún no probadas que penden sobre él. Mientras Kavanaugh sigue negándolas firmemente.

"Espero que al FBI se le haya permitido seguir todas las pistas razonables de las acusaciones creíbles que se presentaron ante la comisión la semana pasada", dijo el senador demócrata Chris Coons.

Más de 650 profesores de derecho firmaron una carta para el Senado, publicada en The New York Times el miércoles, diciendo que en la audiencia del Comité Judicial Kavanaugh "no mostró la imparcialidad y el temperamento judicial" requerido para la Corte Suprema, e instaron a que no sea confirmado.

Mientras que en las afueras de la Corte Suprema, centenares de personas protestaron contra Kavanaugh, con pancartas que decían: "No nos quedaremos callados" o "Creo en los sobrevivientes, no en Kavanaugh".

"Hemos pasado el día en las oficinas de los senadores para decirles 'Por favor, no hagan esto, esto es una vergüenza'", dijo Lorraine Tripoli, de 58 años. AFP / RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2NmpSTl

Archivado en:: , ,

0 comentarios