Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: Hallan relación entre uso de limpiadores y desinfectantes con el riesgo de obesidad en los bebés

Upata Digital | 5:21 p.m. | 0 comentarios

Cuando hay niños en el hogar, especialmente si se trata de bebés, la madre se asegura de que la casa esté perfectamente limpia a fin de evitar todo riesgo de que enfermedades infecciosas puedan afectar a sus hijos y para ello suele usar limpiadores y desinfectantes; sin embargo, este desvelo por la limpieza irónicamente podría traer resultados contraproducentes para la salud del niño que trata de proteger. Así lo sugieren los resultados alcanzados por una investigación realizada por científicos de la Universidad de Alberta, Canadá, según los cuales el uso de limpiadores y desinfectantes en el hogar podría incrementar el riesgo de que el niño desarrolle obesidad, aun cuando se utilicen con una frecuencia reducida a una vez por semana.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan fundación que promueve prevención de la obesidad infantil e impulsa el arte y la cultura

La investigación se llevó a cabo sobre la base de información de 757 madres y sus bebés, recopilada por el estudio prospectivo longitudinal Canadian Healthy Infant Longitudinal Development (CHILD), el cual almacena datos de los niños desde antes de su nacimiento hasta la adolescencia. Con esta información, cuando los niños tenían entre tres y cuatro meses los investigadores llevaron a cabo visitas domiciliarias y aplicaron encuestas a las madres, con la finalidad de recabar información acerca del tipo de productos de limpieza que se utilizaban en el hogar y con qué frecuencia se aplicaban.

La presente información sobre el mencionado estudio la compartimos desde la Fundación Torres Picón, con el propósito de ampliar su divulgación, lo cual no significa que estemos avalando sus resultados, que serían objeto de nuevas revisiones y chequeos para su futura confirmación.

Paralelamente se efectuaron análisis de la flora intestinal o microbioma de los bebés, así como un cálculo de su Índice de Masa Corporal (IMC), primero al año de edad y luego a los tres años. Al comparar estos datos con los obtenidos en las encuestas, se observó una relación directa entre una alta exposición a los productos de limpieza y un IMC más elevado en los niños, así como alteraciones en su flora bacteriana, con una marcada presencia de una bacteria que en pruebas de laboratorio se había asociado a la resistencia a la insulina al aumento del tejido adiposo.

En efecto, los bebés en cuya flora intestinal había mayor presencia de esta bacteria presentaban un mayor riesgo de desarrollar obesidad o sobrepeso; asimismo, en los niños que habían sido expuestos a estos productos se determinó un significativo descenso en la presencia de una bacteria beneficiosa relacionada con el sistema inmune. Estudios previos ya habían señalado que un metabolismo adecuado y un apetito saludable se deben en gran parte a la acción de ciertos metabolitos producidos por la flora intestinal, precisamente por aquellas bacterias beneficiosas cuya población en el tracto intestinal se reduce a causa del uso de los productos de limpieza, y esta alteración trae como consecuencia un incremento en el riesgo de obesidad y sobrepeso.

Advierten los expertos que para obtener resultados más concluyentes es necesario profundizar aún más las investigaciones, ya que en este estudio no se tomaron en cuenta las diferencias en la alimentación de cada niño, así como tampoco se hicieron análisis de la composición química de los productos de limpieza utilizados en el aseo doméstico, por lo que no es posible determinar cuáles sustancias químicas eran las que afectaban el microbioma; no obstante, señalaron los especialistas que las tasas de riesgo de obesidad y sobrepeso eran más baja en niños de hogares donde se utilizaban productos de limpieza ecológicos, aunque en estos casos no se encontró evidencia significativa de relación con cambios en la flora intestinal.

Aquí vemos, como nuevos estudios e investigaciones científicas generan conocimiento y aportan información fresca que alerta. No es mucho lo que se ha avanzado en el control del problema de la obesidad, pero sí en la toma de conciencia.

“La obesidad en adultos y niños no es un asunto o tema de estilo, modas o tendencia. Debemos insistir en su prevención. Hay que promover hábitos de vida saludables desde la infancia, y los pacientes en control con los profesionales de la salud deben recibir consejos y el tratamiento que en verdad les corresponde”, señaló Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón, enfocada en prevenir la obesidad infantil y estimular las artes.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2RuFS9b

Archivado en:: , , ,

0 comentarios