Pin It

Widgets

Anhidrosis, la incapacidad de sudar de forma normal

Upata Digital | 9:47 a.m. | 0 comentarios

La anhidrosis se puede producir por quemaduras, patologías genéticas o lesiones nerviosas, entre otros.

Anhidrosis, la incapacidad de sudar de forma normal

La anhidrosis es una afección caracterizada por una falta anormal de sudor en respuesta al calor. Las glándulas sudoríparas no producen sudor o lo hacen en una cantidad insuficiente. También obedece a otros nombres como hipohidrosis, adiaforesis, oligohidrosis, etcétera.

La anhidrosis puede afectar a todo el cuerpo a una sola parte. Es una patología poco frecuente que, en ocasiones, puede ser difícil de diagnosticar.

Sin embargo, es importante estar pendiente de sus posibles síntomas ya que puede llegar a ser mortal. Sin sudar, el cuerpo no puede disminuir su temperatura y podría alcanzar un calor excesivo. En este artículo te explicamos en qué consiste la anhidrosis y cuáles son sus causas.

¿Por qué se produce la anhidrosis?
Existen numerosas causas de anhidrosis. Lo más común es que se deba a un traumatismo de la piel, es decir, a quemaduras, infecciones u otras lesiones. También puede estar provocada por medicamentos como la morfina o el bótox.

Otros factores que provocan anhidrosis son:

Enfermedades congénitas. Hay ciertas displasias que afectan al desarrollo de las glándulas sudoríparas. El caso más destacado es la displasia ectodérmica hipohidrótica. En ella están afectadas también otras estructuras ectodérmicas como la piel, pelo y dientes.
Enfermedades metabólicas. Por ejemplo, la enfermedad de Fabry.
Daños en la piel. Como hemos mencionado, la anhidrosis se puede deber a quemaduras. Pero, además, la radioterapia o enfermedades como la psoriasis también pueden provocarla.
Lesiones nerviosas. Patologías que dañan los nervios (neuropatías), como la diabetes o el síndrome de Guillain-Barré, provocan la disfunción de las glándulas sudoríparas.
También hay que destacar que se puede producir anhidrosis por deshidratación. Del mismo modo, puede ser causada por el Síndrome de Sjögren, caracterizado por sequedad en las mucosas y en los ojos.

Síntomas de anhidrosis
El principal síntoma de anhidrosis es la ausencia de sudor o su escasez. Además, se pueden dar otros síntomas como mareos y sensación de calor, ya que el sudor es la manera que tiene el organismo de regular la temperatura.

Del mismo modo, se pueden producir calambres musculares, debilidad y enrojecimiento en algunas zonas del cuerpo, principalmente en la cara y en el cuello.

Existen dos tipos de anhidrosis, en función de su extensión en el cuerpo:

Anhidrosis parcial: se da en una zona determinada. Puede ser que en las áreas sanas se produzca más cantidad de sudor de lo normal.
Anhidrosis total: se da en todo el cuerpo. En este caso, los síntomas son mucho más graves. El ejercicio y el calor pueden llegar a producir un golpe de calor en estas personas.
Golpe de calor: El golpe de calor se produce cuando el cuerpo supera los 40ºC. Es una situación urgente ya que, si no se trata, puede producir el daño de diferentes órganos o, incluso, la muerte.

Al principio, causa confusión, delirio, náuseas y vómitos. La respiración se acelera, al igual que la frecuencia cardíaca. Hay que actuar cuanto antes para reducir la temperatura corporal y evitar así la disfunción del organismo.

Cabe destacar que los niños son muy vulnerables a los golpes de calor. Esto se debe a que su temperatura interna aumenta más rápido que la de los adultos. Además, liberan el calor con menos eficacia. Por tanto, hay que prestar atención a estos casos.

¿Cómo se diagnostica?
Como hemos mencionado antes, la anhidrosis suele ser una patología difícil de diagnosticar. Para hacerlo, es necesario que el médico realice una buena historia clínica y conozca todos los síntomas.

Además, se pueden realizar pruebas complementarias como un análisis de sudor. Este consiste en cubrir al paciente con un polvo que cambia de color en contacto con el sudor. Se le introduce en una cámara que aumenta la temperatura corporal y se observa si suda o no mediante fotografías digitales.

También se puede llevar a cabo una biopsia de la piel, aunque es una técnica más invasiva. Se suele realizar en pacientes que solo presentan anhidrosis parcial.

Tratamiento de la anhidrosis
El tratamiento va a depender de la causa de la anhidrosis. Cuando esta se debe a un medicamento, es necesario suspenderlo. Cuando la causa de la anhidrosis es una obstrucción, en ocasiones, el uso de exfoliantes sirve para desbloquear los conductos sudoríparos.

Lo más común es que no se pueda prevenir, pero hay ciertas medidas que pueden evitar un golpe de calor, por ejemplo. En primer lugar, es esencial llevar ropa ligera y evitar la exposición al sol y la actividad física intensa en días calurosos. También se puede usar un pulverizador de agua para refrescarse.

Cuando la anhidrosis es parcial, no suele dar problema ni necesitar tratamiento. Aun así, es conveniente consultar con el especialista para que sea él el que valore el caso.

En conclusión
Son varias las causas por las que se puede sufrir anhidrosis y, a menudo, pasa inadvertida. Si notas alguno de los síntomas mencionados, no dudes en acudir a tu médico. Él te hará los exámenes pertinentes y te propondrá el tratamiento o las medidas necesarias para combatirlo.

Fuente: Mejor con Salud / EB

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://bit.ly/2WPgCB2

Archivado en:: , , ,

0 comentarios