Pin It

Widgets

¿Mal aliento? Combátelo con estas 5 poderosas infusiones

Upata Digital | 10:24 a.m. | 0 comentarios

El mal alimento es uno de los problemas bastante incomodo que muchas personas pasan y que para contrarrestarlo recurren a los chicles de menta, enjuagues bucales, pastas dentales bastantes costosas, entre otros. Sin embargo, muchas veces no tienen el resultado esperado.

¿Mal aliento? Combátelo con estas 5 poderosas infusiones

Es importante mencionar que, el mal aliento o halitosis se producen en su mayoría por el crecimiento bacteriano de la boca, debido a la acumulación de los residuos de los alimentos o alteraciones de la saliva.

Es así que, que con el fin de ayudarte tratar este problema que repercutir en tu autoestima, en las siguientes líneas te mencionamos 5 remedios caseros (infusiones) para tratar el mal alimento, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

Infusión de menta
Ingredientes
1 taza de agua (250 ml).
1 cucharada de hojas de menta (10 g).

Preparación
Pon a hervir la taza de agua, agrégale también las hojas de menta. Posteriormente, déjala reposar a temperatura ambiente durante 10 minutos y listo. Toma una taza de infusión después de cada comida principal.

Infusión de hinojo
Ingredientes
1 cucharadita de semillas de hinojo (5 g).
1 taza de agua (250 ml).

Preparación
Incorpora las semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo y después déjala reposar 10 minutos. Ingiere la bebida 2 o 3 veces al día.

Infusión de anís
Ingredientes
1 taza de agua (250 ml).
1 cucharadita de anís (5 g).

Preparación
Pon a hervir la taza de agua y agrégale una cucharadita de anís. Luego, tapa la infusión y espera que repose de 10 a 15 minutos y listo. Ingiere la bebida después del cepillado habitual.

Infusión de jengibre
Ingredientes
1 cucharadita de jengibre rallado (5 g).
1 taza de agua (250 ml).

Preparación
Incorpora el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar 10 minutos. Después pasa la bebida a través de un colador e ingiérela.

Infusión de salvia
Ingredientes
1 taza de agua (250 ml).
1 cucharada de salvia seca (10 g).

Preparación

Para iniciar, hierve una taza de agua y agrégale la salvia. Después espera que repose 10 minutos, pásala por un colador y sírvela. Se recomienda ingerir 2 de tazas de la infusión al día.

Es importante mencionar que, la visita al dentista debe ser cada cierto periodo, ya que de esta manera podrás cuidar tus dientes y que el especialista determine la posible causa.

Causas del mal aliento
El mal aliento se puede originar por diferentes motivos y de acuerdo al portal Mayo Clinic, estas podrían ser las posibles razones. ¡Atenta y toma nota!.

Alimentos. La descomposición de partículas de alimentos en los dientes y alrededor de ellos puede aumentar la cantidad de bacterias y causar un olor desagradable. Comer ciertos alimentos, como cebollas, ajo y especias, también puede causar mal aliento. Después de digerirlos, los alimentos ingresan en el torrente sanguíneo, son transportados a los pulmones y afectan el aliento.

Productos del tabaco. Fumar provoca su propio olor desagradable en la boca. Los fumadores y quienes consumen tabaco, son más propensos a tener encías enfermas, otra fuente de mal aliento.

Mala higiene bucal. Si no te cepillas los dientes y usas el hilo dental a diario, habrá partículas que queden en tu boca y produzcan mal aliento. Se forma sobre los dientes una película incolora y pegajosa formada por bacterias (placa) Si no se la cepilla, la placa irrita las encías y finalmente forma bolsas llenas de placa entre los dientes y las encías (periodontitis). También la lengua puede atrapar bacterias que producen olor. En las dentaduras postizas que no se limpian con regularidad o que no calzan bien pueden quedar bacterias y partículas de alimentos que causan olor.

Boca seca. La saliva ayuda con la limpieza de la boca porque elimina las partículas que causan mal olor. Hay una enfermedad llamada «boca seca» o xerostomía que contribuye al mal aliento, puesto que con ella disminuye la producción de saliva. La boca seca ocurre naturalmente durante el sueño y a ella se debe el mal aliento de la mañana, que empeora si se duerme con la boca abierta. Si la boca seca es crónica, puede que la causen algún problema en las glándulas salivales y algunas enfermedades.

Medicamentos. Algunos medicamentos contribuyen a la sequedad de la boca y, por lo tanto, indirectamente provocan mal aliento. Otros se descomponen en el organismo y liberan sustancias químicas que se transportan al aliento.

Infecciones en la boca. El mal aliento puede ser causado por las heridas quirúrgicas después de una cirugía bucal, como la extracción de un diente, o porque tienes caries, enfermedad de las encías o llagas bucales.

Otras afecciones de la boca, la nariz y la garganta. En ocasiones, el origen del mal aliento pueden ser pequeñas piedras que se forman en las amígdalas y se cubren de bacterias, lo que produce olor. También las infecciones o la inflamación crónica en la nariz, los senos paranasales o la garganta, que contribuyen al goteo nasal posterior, pueden provocar mal aliento.

Fuente: Wapa / EB

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2MetjQ2

Archivado en:: , , ,

0 comentarios