Pin It

Widgets

Responde todas tus dudas sobre el uso de la copa menstrual

Upata Digital | 9:03 a.m. | 0 comentarios

La copa menstrual es un invento revolucionario que ha cambiado la forma en la que vemos la regla. Su comodidad y practicidad hacen que se haya convertido en un producto cada vez más demandando por las mujeres y, también, por las más jóvenes. De hecho, es una opción respetuosa con el cuerpo, no irrita y no produce sequedad asociada a otros productos de higiene tradicionales.

Responde todas tus dudas sobre el uso de la copa menstrual

¿A qué edad puedo utilizar por primera vez la copa?

A cualquier edad, desde la primera regla, aunque nunca hayas usado tampones y compresas. No notarás ni notarán que la llevas puesta.

¿Puedo usarla si no he mantenido relaciones sexuales?

Claro, puedes utilizar la copa menstrual independientemente de tu actividad sexual. Si te preocupa que se pueda dañar tu himen, lo primero es que te olvides de esta afirmación. Aunque se tenga la creencia de que el himen se rompe después de mantener relaciones sexuales por primera vez, lo cierto es que nunca desaparece. Es un conjunto de finos pliegues de tejido que se desgastan y van cambiando de forma a lo largo del tiempo. Por ello, usar la copa no debería afectarte en absoluto.

¿Cómo se coloca? ¿Es fácil?

Es muy sencillo. Una vez que lo hagas un par de veces, la copa menstrual se convertirá en tu método de protección favorito.

El primer paso que debes seguir es familiarizarte con tu vagina para que puedas visualizar lo que está pasando durante la inserción. Relájate e introduce la copa. Para ello, siéntate, ponte de pie o de cuclillas en una posición que te resulte cómoda. Por ejemplo, subiendo la pierna sobre el inodoro.

Aunque la copa menstrual no se inserte tan arriba como los tampones, no es nada molesta. ¡No notarás que la llevas puesta!

Además, no sobresale. ¡Te olvidarás de los molestos cordones de los tampones!

¿Hay riesgo de que se me pierda dentro de la vagina o se pliegue?

No. La vagina termina en el cuello del útero, por ello la copa no puede perderse en tu cuerpo. Además, el diseño de la copa está hecho especialmente para que no se pliegue en su interior. Esta permanece rígida cuando la llevas puesta. Solo se plegará cuando lo hagas con las manos.

¿Cómo puedo extraerla?

Quitarse la copa menstrual es muy sencillo gracias a su aro de extracción. Puedes seguir estos consejos:

• Relaja tu cuerpo y usa tus músculos vaginales para empujar suavemente la copa hacia abajo.

• Cuando sientas la base de esta, apriétala con suavidad para liberar el sello con la pared vaginal.

• Tira suavemente del aro y cuando notes que la base está prácticamente fuera, inclina la copa un poco para que no se derrame el contenido.

¿Cada cuánto tiempo debo cambiarla?

Puede llevarse hasta 12 horas seguidas. Aunque parezca que sangramos mucho, la gran mayoría de mujeres menstruamos desde nuestro primer día de regla al último ente 25 y 80ml, lo que equivaldría a cuatro cucharadas de café. De hecho, cuando vacíes tu copa verás que el fluido no ha llegado a pasar de la mitad.

¿Hay riesgo de fuga?

Es prácticamente imposible que en 12 horas se llene. No obstante, te recomendamos vaciarla dos o tres veces al día si tienes un flujo más abundante.

¿Puedo dormir con ella puesta?

¡Por supuesto! Podrás disfrutar de una noche de descanso sin preocuparte de manchar tus sábanas. ¡Te olvidarás de que la llevas puesta!

¿Puedo hacer deporte con la copa?

¡Claro! Sí, si la has introducido correctamente, tendrás la protección necesaria mientras realizas tus actividades favoritas. Puedes nadar, bailar, correr, practicar yoga… ¡Hasta bucear!

¿Cómo puedo limpiarla? ¿Y si me pilla fuera de casa?

Lávala cada vez que la vacíes con jabón suave y agua caliente. No utilices jabones fuertes, ya que pueden causar irritación y modificar el equilibrio natural de tu zona íntima. Aclárala minuciosamente. Para una limpieza más profunda, antes del primer día de sangrado y cuando ya hayas acabado, sumerge la copa menstrual en agua hirviendo de 5 a 8 minutos.

Si te pilla fuera de casa, no hay ningún problema. Puedes retirártela en cualquier baño y limpiarla con una toallita húmeda, papel higiénico o con un poquito de agua si llevas una botella en el bolso y, luego, volvértela a poner sin problemas. También puedes guardarla en su estuche protector. Pliégala y ¡listo!

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2KwOydN

Archivado en:: , , ,

0 comentarios