Pin It

Widgets

Sale Bolton: ¿Se acaba la línea dura con Venezuela?

Upata Digital | 11:58 a.m. | 0 comentarios

Con un tweet Donald Trump anunció la salida de John Bolton de su puesto como Asesor de Seguridad de la Casa Blanca tras 17 meses de dudas, errores e informes de conflictos internos. Ante tal medida, la pregunta que se hacen muchos venezolanos es: ¿Qué pasará con Venezuela?

Sale Bolton: ¿Se acaba la línea dura con Venezuela?

El pasado martes 10, Donald Trump anunció por Twitter que el Asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, había entregado su renuncia por solicitud del presidente. Esto generó una reacción inmediata del mundo ya que evidencia un viraje en la política internacional de Trump para los próximos meses. Con esto, la reacción de muchos fue preguntarse que pasará con el caso Venezuela, quizás el más importante en la agenda de Bolton.

“Informe a John Bolton que sus servicios ya no son necesarios en la Casa Blanca. Estoy sumamente en desacuerdo con muchas de sus posturas al igual que otros en la administración”

Un halcón en la Casa Blanca

John Bolton es un diplomático americano conocido en Washington como “un halcón”, término que en la política estadounidense designa a los diplomáticos de línea dura y pro-guerras contra los presuntos enemigos de su país.

Su imagen está manchada y es visto con cuidado en la política internacional por un historial turbulento que tiene como factores fundamentales el hecho de haber sido uno de los protegidos de Dick Cheney, el vicepresidente de George W. Bush que fue la personas que movió cielo y tierra para que EEUU se metiera en una guerra sin sentido con Irak; y las acusaciones sin pruebas que hizo en su tiempo en la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) que le generó rechazo en esa agencia y por las que hoy se le sigue criticando.

Bolton ha apoyado abiertamente guerras en las que su país se ha metido y aboga por la utilización de la fuerza para evitar el crecimiento de quienes considera adversarios de su país. De hecho, en varios medios internacionales se suele comentar que es una de las pocas personas que piensa que la invasión a Irak fue una buena idea.

Con este historial, Bolton se presentó en la Casa Blanca en uno de los movimientos más inesperados producto de la política de Trump sobre la guerra y su opinión sobre la guerra de Irak. De hecho, durante la campaña presidencial, Trump dijo “La guerra de Irak fue un gran error (…) gastamos 2 billones de dólares y desestabilizamos a todo Medio Oriente”

Tal afirmación fue en un debate en el que criticaba las acciones de Bush y de Pelosi. Así que, para muchos, la llegada de Bolton a la Casa Blanca era extraña

El halcón pierde vuelo

Bolton llegó a la Casa Blanca en abril del 2018 y desde entonces asumió los temas de interés diplomático de Trump, entre ellos, Venezuela.

Su posición ruda ante distintos casos lo llevaron a ser considerado una amenaza para la estabilidad mundial, estabilidad que está muy frágil tras todos los conflictos políticos que han sucedido desde el 2001 y que se han profundizado con la llegada de lideres radicales al poder en los últimos años. En su agenda, Irán y Venezuela estaban en el tope de la lista.

En el caso de Irán, Bolton promovía una política de aislamiento y presión al gobierno iraní buscando así una reacción hostil de estos para así comenzar un conflicto usando la excusa de la defensa de los intereses americanos. El diplomático logró que EEUU se saliera del acuerdo nuclear que había firmado Obama y estaba a la espera de que Trump continuara aumentando la presión para generar un conflicto. Esto estuvo a punto de concretarse este año cuando Irán derribó un dron americano y Trump estuvo a punto de responder, pero tras preguntar cuál era el costo en vidas de una respuesta decidió suspender la operación porque “era demasiado por un dron”. Ante esto, Bolton estaba “devastado” y la tensión en la administración Trump se sentía.

Por otro lado, Bolton fue el encargado de la política de presiones a Maduro que ha liderado el gobierno americano y ha sido uno de los principales promotores de un quiebre interno y de una lucha entre factores que podía, inclusive, llevar al uso de la fuerza. Pero tras nueve meses de crisis política, los planes de Bolton fracasaron.

Si bien Guaidó se ha vuelto el líder único de la oposición venezolana, siendo reconocido por medio centenar de países, su objetivo final no se logró. Ni siquiera ha podido juntar a los aliados internacionales en una posición única con respecto a las sanciones, algo que le ha generado problemas al propio presidente porque se le critica la falta de liderazgo mundial.

Así llegamos a este martes 10 de septiembre, día en que Trump comenzaba un rally para su campaña, y lo inicia despidiendo a Bolton tras una reunión que sostuvieron la noche anterior. Según reporta The Washington Post y Politico.com, Bolton había vuelto la situación insostenible. Esto generó que la tensión fuese tal que el halcón tuvo que salir.

¿Qué pasará con Venezuela?

Muchos analistas coinciden en señalar que con la salida de Bolton viene un viraje en la diplomacia estadounidense. Según reportan medios como NBC, Trump optaría por el regreso del General Herbert Raymond McMaster , quien fue su asesor de seguridad de Trump en el 2017. Este ex militar es de línea moderada y es uno de los artífices de los diálogos con Corea del Norte. Su retorno sería para enderezar la diplomacia americana y así evitar resolver conflictos por la fuerza.

Ante esto, Venezuela es uno de esos conflictos abiertos por la administración Trump que se tienen que cerrar. Por ahora, todo indica que la línea se mantendrá con las presiones.

El miércoles 11 fue aprobado el inicio del Órgano de Consulta del TIAR por la OEA. Si bien la propuesta de Costa Rica de excluir el uso de la fuerza en la resolución fue rechazada, los Estados siguen reacios a usarla, pero la mantienen para aumentar la presión. A su vez, faltaría por ver cómo termina el conflicto guerrillero que se está desarrollando tras el regreso a las armas de las FARC y que tiene su punto de origen, según reportes, en Venezuela.

En conclusión , la salida de Bolton fue una crónica de una destitución anunciada. Su salida representa un cambio que se tendría que ver cuando se materialice. Hasta el momento, lo único que se puede afirmar es que una de las personas que más quería una solución por la fuerza en Venezuela ha salido de la Casa Blanca y lo que se espera es que cambien las presiones y se logre consolidar un bloque de países que actúen al unísono con este tema. Al parecer, tras lo sucedido este miércoles en la OEA ya se está logrando, pero falta por ver. Lo único que se puede decir para cerrar, es que los halcones de la guerra abandonaron el Salón Oval y, aunque a algunos no les gusten, siempre es mejor tener a una persona que resuelva conflictos sin usar las armas a contar con alguien partidario de la guerra, sin dar otra solución. @dald96
Daniel Limongi

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2I3LXWV

Archivado en:: , ,

0 comentarios