Pin It

Widgets

La industria del automóvil debe apostar por el coche eléctrico, autónomo y compartido

Upata Digital | 8:06 a.m. | 0 comentarios

La revolución que para el sector del transporte y la movilidad sostenible representa el vehículo eléctrico ya está aquí, aunque al sector le queda aún un tramo final difícil y con obstáculos, según expertos que asisten a un foro sobre movilidad sostenible que hoy se cierra en Tel Aviv.

La industria del automóvil debe apostar por el coche eléctrico, autónomo y compartido

"La gran industria del automóvil tiene el potencial de crecer y de obtener más beneficios, en parte de ello por los vehículos eléctricos" que producen, dijo a Efe Daniel Sperling, director del Instituto de Estudios de Transporte de la Universidad de California y profesor de Ingeniería Civil y Ambiental.

Sperling, que asiste, entre otros expertos, a esta reunión organizada por el ministerio de Asuntos Exteriores de Israel sobre los aspectos más avanzados del transporte, se refirió también a la necesidad de una mayor participación de las administraciones publicas, mediante la introducción de incentivos al sector.

"Se necesita pensar estratégicamente para que las decisiones que se tomen sean las correctas, y también que haya más elección e introducir incentivos y desincentivos", subrayó, al tiempo que apuntó a que el coche eléctrico, compartido y autónomo es una "gran oportunidad para la gran industria de la automoción".

Coches eléctricos por país

Aunque la presencia del coche eléctrico es hoy una realidad, aún le quedan batallas para ganar como su precio, alto en comparación con los vehículos convencionales, así como la necesidad de mejorar la regulación por parte de los gobiernos.

China, Estados Unidos y Noruega son los países en los que mayores ventas de coches eléctricos se han registrado en 2018, siendo el último el de mayor número de matriculaciones hasta esa fecha.

En el caso de España, la Administración quiere impulsar su implantación para 2030 y aumentar su actual cuota de mercado del 1 %, con unos 50.000 coches eléctricos en circulación, hasta llegar en esa fecha a 5 millones.

"Los gobiernos tendrían que incentivar a las compañías para que vendan coches eléctricos y que éstos se entiendan como un servicio de proveedores de movilidad. En otras palabras, los coches están ahora diseñados para llevar a múltiples pasajeros y los coches eléctricos deben de integrar todo", subrayó Sperling.

En su opinión el sector debería pensar en que "hay que ir hacia el coche autónomo, aunque no sin conductor, y más bien pensar en la transformación del transporte. Hay muchas oportunidades. Por ejemplo, los Uber del mundo necesitan aprender cómo cooperar con el transporte público, en beneficio de la movilidad sostenible".

Retos de la Industria

Para Jan Becker, presidente y cofundador de la "start up" israelí Apex.AI que desarrolla sistemas operativos para vehículos autónomos, ha habido, sin embargo, "una equivocación al creer, por ejemplo, que los progresos en la autonomía de los vehículos sería lineal".

A su juicio, las etapas que la industria tiene por delante "serán las más difíciles... Está claro que la idea de que a estas alturas habría coches autónomos circulando por las calles no ha ocurrido".

"Uno de los retos que afronta la industria del automóvil es la seguridad de los vehículos autónomos", indicó, por su parte, Roy Fridman, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Foretellix, una empresa israelí que ha analizado cien millones de escenarios de conducción diferentes que pueden ser críticos para la seguridad.

Indicó que hay consenso en la industria del motor en que las funciones altamente automatizadas en los vehículos se tomarán mas tiempo del esperado en desarrollarse, en parte por el coste tecnológico y en especial por el factor de la seguridad.

"La adopción decoches eléctricos será más rápida una vez que se haya conseguido una paridad en los precios entre los coches eléctricos y los convencionales", dijo el director de Tecnología y de Estrategia de la empresa israelí BloombergNEF, Michael Wilshire.

Hace apenas cinco años, recordó, circulaban en todo el mundo un millón de vehículos de estas características, mientras que se estima que a finales de este año lo hagan unos ocho millones, al tiempo que apuntó al caso de Noruega, donde la paridad fiscal para estos autos ha igualado prácticamente los precios de venta.

Indicó también que el mercado global de este tipo de vehículos ha crecido desde el 1 % en 2011 al 49 % a finales del pasado año.

Los expertos destacaron la especial relevancia que para el sector del automóvil tienen las inversiones en innovación tecnológica y su promoción por parte de los países, como es el caso de Israel.

Pese a la ausencia de industria automotriz, este país ha conseguido atraer a fabricantes internacionales como Ford o General Motors, entre otros, que han incrementado su presencia y desarrollado tecnología aplicable a los coches autónomos que venden al resto del mundo.

Su atractivo ha sido el elevado gasto del país en investigación y desarrollo, además de en tecnologías consideradas esenciales para desarrollar vehículos autónomos, así como una mayor interacción entre sector público y privado a través de la Autoridad de Innovación de Israel, una entidad con un presupuesto anual en torno a los 500 millones de dólares.

Para su presidente, Amiram Appelbaum, "la necesidad nos ha llevado a ser innovadores en Israel... Hemos tenido que serlo para sobrevivir". EFE

RA

Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad https://ift.tt/2BUrKiQ

Archivado en:: , ,

0 comentarios