Pin It

Widgets

Las Mazmorras del CICPC: Zona de “tortura”, subdelegación Upata

Upata Digital | 8:45 a.m. | 0 comentarios



Grito y clamor de auxilio es lo que se escucha diariamente en la sede de la subdgelacion del cuerpo de investigación en Upata 

Upata.- Son gritos que ponen los “pelos” de punta, quienes son llevados como detenidos a la sede del CICPC subdelegación Upata en la calle Piar, viven un infierno en la tierra al tener que pasar por una serie de torturas las cuales no tienen nada que envidiarles a Guantamo en Cuba o a los procedimientos ejecutados por fuerzas elites de los EE.UU en medio oriente. 

Es una verdadera película lo que sucede en las Mazmorras de ese organismo de seguridad, la habitación que cumple la función de calabozo donde son llevados las personas detenidas por diversos delitos es un pequeño cuarto de medición de 2 x 2 en ese espacio de acuerdo a la versión de sobrevivientes a las torturas no se puede sentar, menos acostarse ya que introducen más de 20 personas en el reducido lugar. 

Además los grilletes como en los mejores tiempos de los esclavos del imperio Romano, son colocados en los tobillos y muñecas de los aprehendidos de forma muy ajustada que se les hace imposible movilizarse, como consecuencia las quemaduras en esas partes del cuerpo que por cierto son muy frágiles se convierte en llagas produciendo profundas heridas que a la vez salen gusanos. 

Esto aunado a los putrefactos olores de excrementos y orine ya que no son llevados los detenidos a las salas de baño para hacer sus necesidades fisiológicas. 

Sin acceso 

De acuerdo con lo manifestado y datos aportados por dirigentes de organismo de derechos humanos de Upata, estos funcionarios no se les permite tener acceso a los detenidos, solo pueden entrar y conocer la realidad bajo la compañía de alguno dirigente de los DDHH que sea de la ciudad de Caracas. 

De igual forma familiares de los ciudadanos privados de libertad tampoco tienen acceso a ver a sus seres amados, la única manera de poder vernos es mediante un estricto sistema de cámaras lo que se conoce como “video llamada”. 

Caer como detenido y ser llevado a las Mazmorras del CICPC es un reto y muchos delincuentes que de verdad merecen estar allí enjaulados, lo piensan dos veces, es mejor pagar la vacuna ya sea en dólares “lechuga verde, o metal”, oro. Otros optan por caerse a plomo como en los mejores tiempos de Pablo Escobar Gaviria famoso capo de la droga en Colombia de los 80 y principios de los 90 antes que ser llevados al calabozo. 

(Prensa Especial)

Archivado en:: , , ,

0 comentarios