#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Comerciantes de Bolívar temen que se repitan saqueos de 2016


**** Los empresarios de Guasipati solicitaron a los cuerpos de seguridad y a las autoridades locales a tomar medidas para evitar que se repita lo ocurrido este jueves en Upata

Guasipati.- Ante la incertidumbre por la paralización de la economía y el país en el día 40 de la cuarentena, los comerciantes del municipio Roscio rechazaron los actos vandálicos y saqueos ocurridos este miércoles en la población de Upata.

Por ello, la directiva de la Cámara de Comercio e Industrias de Roscio solicitó a las autoridades locales y a los cuerpos de seguridad tomar medidas tempranas para evitar este tipo de hechos violentos, que perjudican a toda la población, sin excepción.

“Es urgente que la ciudadanía y los comercios sean protegidos y resguardados por los cuerpos de seguridad ante una amenaza latente de vandalismo”, manifestó Enrique Gómez, quien levantó la voz por los comerciantes de Roscio luego de sostener una reunión con el alcalde José Alejandro Martínez con quien analizó la situación.

Rechazo unánime

Y es que en esta circunstancia, los empresarios están haciendo esfuerzos por mantener el suministro de los artículos de primera necesidad para el pueblo.

“Somos los menos responsables de los problemas que están pasando”, advierte Enrique Gómez.

“Nosotros no controlamos la cadena de producción. Somos el último eslabón, y buscamos que el pueblo tenga sus productos a precios justos y a tiempo. Somos afectados también por la situación que atraviesa el país”.

Los comerciantes de Guasipati rechazaron de forma contundente los actos delictivos en Upata, y temen que se repita lo ocurrido en 2016, cuando el estado Bolívar fue estremecido por una ola de saqueos también en Santa Elena de Uairén, Tumeremo, El Callao y El Palmar, hasta Ciudad Bolívar.

¿El resultado? Más de 600 negocios destruidos, muchos de los cuales, aún hoy, se encuentran cerrados.

Comida para hoy…

Por ningún motivo se justifican los saqueos, pues estos actos vandálicos no conducen a nada productivo.
“Con saquear no solucionamos nada. Al contrario, empeoramos la situación, solo quedan negocios cerrados, destruidos, familias enteras, trabajadores, sin alimentos ni salarios, ¿y luego?”, se pregunta el vocero del sector comercial en Guasipati.

Por ello, hace un llamado al pueblo a no caer en provocaciones ni atender llamados que solo buscan perjudicar la poca tranquilidad que hay en Guasipati, y desmontar la matriz de opinión en contra de los empresarios privados.

“No podemos destruir la ciudad o dañarnos entre nosotros. Necesitamos un poco de conciencia ciudadana y la tranquilidad de la comunidad. Entre todos podemos buscar soluciones, pero sin violentar los derechos”.

Enrique Gómez reitera que los comerciantes también son seres humanos que padecen los mismos problemas. Hacen esfuerzos por mantener a flote sus negocios para evitar que haya desabastecimiento de productos de primera necesidad. (Prensa CamRoscio)

No hay comentarios.