#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

El gobierno de Ecuador cree que el 60% de su población se contagiará de coronavirus

“Aproximadamente un 60 por ciento de la población ecuatoriana será contagiada. Tenemos que tener esta realidad”, ha advertido, según recoge el diario ecuatoriano ‘El Comercio’. “La buena noticia es que 9 de cada 10 ecuatorianos que han sido contagiados tendrán síntomas leves o no tendrán ningún síntoma. Lo indispensable es prepararnos y acostumbrarnos a esta nueva realidad que estamos viviendo”, ha subrayado.
Además Zevallos ha anunciado que se han requisado 401 cajas con 35.240 mascarillas N95 y R95. “No puedo esconder mi indignación”, ha apuntado Zevallos. Este material es clave para la protección del personal sanitario. Las cajas llegaron al país “hace más de una semana” en un acto de “vandalismo” y ha subrayado que no se permitirá “bajo ningún concepto que se especule .en estos momentos tan críticos”.
Por otra parte, Zevallos se ha referido a las personas que están «incumpliendo» las restricciones de movilidad y las órdenes de aislamiento social «poniendo en peligro su propia vida y el bienestar de sus familias».
Hasta el sábado se han confirmado 3.465 contagiados en el país y 318 fallecidos. Del total de contagiados, 2.666 mantienen aislamiento domiciliario con situación clínica estable, y 527 están hospitalizados, de los cuales 139 tienen pronóstico reservado. La provincia costera de Guayas es donde más contagios se registran en el país con 2.402 casos, seguida por la de Pichincha (cuya capital es Quito) con 321.Les siguen: Los Ríos (153 casos), Azuay (99), Manabí (71), Cañar y El Oro con 56 cada una, mientras el resto de provincias reportan menos casos.
En la región insular de Galápagos, situada a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, ha aumentado un caso en las últimas 24 horas, hasta llegar a once. Además de acumular la mayor cantidad de contagios, la provincia de Guayas también tiene el mayor número de sospechosos de esa enfermedad (2.409), seguida por la de Pichincha (643), Azuay (139), Manabí (255), Los Ríos (221), El Oro (146), Cañar (101).
El resto de provincias tiene menos de cien casos sospechosos cada una, de acuerdo al Ministerio de Salud que cifra el total de casos sospechosos a nivel nacional en 4.475.Según las cifras oficiales, a nivel nacional se han descartado 3.369 casos de COVID-19.En su nuevo formato de reporte, el Ministerio de Salud incluyó a partir de hoy las nacionalidades de los contagiados, donde aparecen trece distintas a la ecuatoriana.
Hay nueve casos confirmados de venezolanos, ocho cubanos, seis franceses, cinco españoles, tres ciudadanos suecos y tres de los Países Bajos.Además, uno de cada uno de estos países: Colombia, Argentina, México, China, Vietnam, Macao y Haití.Entre los contagiados a nivel nacional, el 54,21 % son varones, de acuerdo a las estadísticas oficiales que mantienen como el rango etario más afectado al de entre 20 y 49 años.
Guayaquil, capital de la provincia de Guayas, que está sufriendo los embates del COVID-19, tiene registrados hasta ahora cerca de 2.400 contagios.
A escala nacional se sumarán otros 700 médicos, enfermeros y auxiliares para atender los nuevos positivos por coronavirus, según informó este viernes la Secretaría General de Comunicación en un comunicado.
“La capacidad de los hospitales se va a incrementar exponencialmente cuando tengamos más personal calificado”, afirmó el viceministro de Atención Integral del Ministerio de Salud Pública (MSP), Ernesto Carrasco.
El viceministro hizo un llamamiento para que más personal del ámbito sanitario contribuya a enfrentar la emergencia y reiteró que el Gobierno dispone de recursos necesarios para las contrataciones.
A partir de la próxima semana se espera que entre en funcionamiento un nuevo equipo en el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi), con el que se efectuarán 1.400 pruebas diarias, lo que contribuirá a una mayor capacidad diagnóstica.
Guayaquil, la zona roja de Ecuador
Con relación a la situación en Guayaquil, Carrasco mencionó que la recolección de los cuerpos de las personas que han fallecido en los domicilios se está desarrollando con buenos resultados, gracias a la intervención de la Fuerza de Tarea Conjunta coordinada por el presidente del directorio de BanEcuador, Jorge Wated.
A lo largo de la jornada, la recolección de cadáveres seguía en Guayaquil, sin que se sepan exactamente las cifras de cuántos han sido recogidos y los que aún no han sido levantados.
En unas imágenes difundidas por la Secretaría de Comunicación, se aprecia el proceso seguido por los funcionarios de Medicina Legal que están acudiendo a los domicilios. Vestidos con trajes especiales blancos, guantes y mascarillas, los expertos proceden a identificar a la víctima y registrarla, etiquetarla por causa de fallecimiento y hasta sacarla del féretro conseguido por la familia para introducirla en un furgón en un saco oscuro. En un caso se ve a uno de los expertos desinfectar el entorno antes de que entren sus compañeros.Los cadáveres de las imágenes son luego transportados a uno de los varios contenedores refrigerados que han sido habilitados esta semana para tratar de resolver el acuciante problema de los muertos en Guayaquil.
De hecho, Ecuador anunció que va a construir una fosa común en la ciudad de Guayaquil que albergará a fallecidos a causa de la pandemia de coronavirus. Además, el viernes entraron en vigor nuevas restricciones para la circulación de vehículos, entre otros medidas para hacer frente al Covid-19.
Ecuador restringirá a partir de la próxima semana, aún más, la circulación de vehículos particulares que rige en el país debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus SARS-CoV-2, confirmó a EFE la ministra de Gobierno, María Paula Romo.
Actualmente los vehículos pueden circular dos veces por semana, de acuerdo al último número de la placa del automotor, pero desde la próxima, dijo Romo, lo podrán hacer sólo un día.
Se trata de la segunda ampliación de la restricción de circulación desde que el pasado 16 de marzo el Gobierno del presidente Lenín Moreno decretara el estado de excepción. Desde entonces, las salidas solo están permitidas para comprar víveres, acudir al médico, al banco o cargar combustible.
Aunque la medida es aplicable a los vehículos privados, la salida a pie tampoco está permitida, y en los últimos días Romo ha recordado públicamente que lo que hay es una “restricción total para movilizarnos”.
La nueva medida llega a raíz del desacato por parte de ciertos conductores y el abuso en el uso de los salvoconductos, que el Gobierno también sanciona de ahora de forma más estricta. La sanción por primera vez contempla una multa de cien dólares y, según la ministra, ya hay más de 3.000 personas que la han recibido por saltarse las restricciones.
Créditos: Infobae
Ayúdanos a seguir informando - Colabora con Upata Digital Publicidad

No hay comentarios.