#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Exfutbolista estaría involucrado en asesinato de Comandante del Ejército y Sargento en Bolívar

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos al Eje de Homicidios Ciudad Guayana y a la Delegación Municipal de Tumeremo en el estado Bolívar, esclarecieron el asesinato del Teniente Coronel Ernesto Solís León, de 41 años de edad, quien además era comandante del 512 Batallón de Infantería de Selva “G/D. Tomás de Heres”, ubicado en Fuerte Tarabay, Tumeremo.

En el crimen, que ocurrió el pasado 6 de abril en la entrada del sector La Caratica del municipio Sifontes, también resultó muerto el sargento segundo Gustavo Manuel Flores, de 39 años de edad, quien fungía como chofer del oficial.

Fuentes oficiales ligadas a la investigación del crimen indicaron que los asesinatos fueron planificados y ejecutados por un grupo delictivo que operaba en dicha zona y era conocido por como las 3R.

El día del hecho los delincuentes se trasladaban en varias motos e interceptaron a los funcionarios en la entrada de La Caratica cuando se dirigían al Fuerte Tarabay. Los delincuentes emplearon armas de alto calibre y dispararon varias veces contra el vehículo en el que Solís y Flores se trasladaban. Ambos fallecieron en el interior de la camioneta.

¿Pero a que distancia estaban los militares de su destino?

Desde el punto en el que fueron interceptadas las víctimas hasta el comando policial había unos 8,4 kilómetros de distancia, unos 14 minutos si la vía estuviese en buenas condiciones, pero como se encuentra en mal estado y sin iluminación, el recorrido se extiende a unos 40 minutos aproximadamente.

Las averiguaciones pertinentes indicaron que el día del asesinato se generaron tres presuntos enfrentamientos en los sectores El Esfuerzo, José Gregorio Hernández y Vista El Sol, donde además fallecieron tres sujetos, entre ellos “El Chanasito” y “El Negro”, implicados en el homicidio de los funcionarios.

Posteriormente se dio la detención de Yondri Javier González Cordero, de 23 años de edad, quien presuntamente fue contactado por la organización 3R para que estudiara la cotidianidad del comandante Solís. Este recabó la información necesaria y se la dio a los delincuentes. Por su parte, Norelvys Karina Cordero, de 39 años; su hija Norielys del Carmen Morales Cordero, de 19, y Lucelis Yohannis Camayaguan Olivo, de 26, fueron detenidos por ocultar a los victimarios en sus viviendas.

El Nacional



No hay comentarios.