#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Paciente denuncia entrega de medicamentos vencidos en Farmapatria


Durante la cuarentena, los pacientes con enfermedades crónicas son unos de los grupos más vulnerables debido a su condición, y más aun cuando reciben medicinas vencidas o incorrectas de parte del sistema sanitario nacional.
Así denuncia la infociudadana Miriam Torres a El Pitazo, quien asegura que el 2 de abril recibió de parte de la cadena de farmacias públicas Farmapatria una caja de Levodopa y Carbidopa con fecha de vencimiento de julio de 2019.



Este medicamento es utilizado por Torres para tratar la enfermedad de parkinson de su padre, Tomás Torres, de 88 años. Además de la indignación producto de recibir una medicina vencida, la infociudadana añade que “es la única que se consigue en Farmapatria y Sefar, porque al gobierno parece olvidarse que los pacientes de Parkinson también requieren ansiolíticos, antidepresivos, antipsicóticos, Pramipexol, Akineton, y otros. De estos, pocos se consiguen en el país y los precios son altísimos.”

También mencionó que para conseguir ese medicamento tuvo que cumplir una serie de requisitos que le parecen excesivos si se toma en cuenta la situación actual que se vive en el país con la cuarentena. Todo ello, para además no recibir siquiera un recibo que avale la entrega y permita denunciar.

“Ellos no dan ningún tipo de recibo que sirva para reclamar si algo está mal, pero para donarte el medicamento te hacen llevar autorización del paciente, original del récipe con menos de un mes de emitido, fotocopia del informe del médico especialista vigente, fotocopia de la cédula del paciente y quien retira el medicamento”, señala.

“En Farmapatria es la primera vez que lo retiro. Antes fue en el Sefar, desde agosto de 2019, pero los meses siguientes me dijeron que no me lo daban porque en el informe médico no dice que el paciente esta encamado”, contó.

“En febrero de este año me dieron Akineton, que es un medicamento que mi papá no tiene que tomar”, agrega.

Torres, asegura que conoce otros casos similares al suyo, ya que es colaboradora de Fundaparkca, una fundación encargada de ayudar a pacientes de parkinson y a sus familiares en Caracas. “Ellos han recibido medicamentos vencidos o erróneos y en ocasiones han sido rechazados por no tener uno de tantos requisitos que piden en estas farmacias”.

No hay comentarios.