#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Privan de libertad a dos personas en Bolívar por reenvío de mensajes en redes



El reenvío de mensajes en redes sociales y WhatsApp hizo que a Tania Rodríguez, extrabajadora de Ferrominera, le dieran arresto domiciliario. A Elio Mendoza, sidorista, lo privaron de libertad por los delitos de instigación al odio y difamación.

Ciudad Guayana. El único «delito» de Tania Rodríguez, extrabajadora de Ferrominera, fue el reenvío de un mensaje en redes sobre Cilia Flores. El viernes 4 de abril, pasadas las 6:00 p.m., avisó en grupos de WhatsApp que la Comisión Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas) estaba fuera de su vivienda, con una orden para detenerla.

La presentaron en tribunales el domingo y recibió medida de privativa de libertad bajo arresto domiciliario. Hasta ahora se desconocen los delitos imputados. La familia guarda silencio sobre el caso y desestimó la defensa de los abogados del Foro Penal.

Tania Rodríguez se dedicaba actualmente al trabajo de costurera. En julio de 2019 fue despedida de Ferrominera por participar en protestas promovidas por Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera). El dirigente lleva hoy más de un año y cuatro meses preso en un ala militar de la cárcel La Pica, en Monagas.

Persecución de Maikel Moreno 
La detención de Tania Rodríguez fue el mismo día en que el Tribunal Segundo de Control dictó privativa de libertad en contra de Elio Mendoza, supervisor de Planta de Pellas en Sidor, con 30 años de servicio.

El sidorista fue imputado por los delitos de instigación al odio y difamación al presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Nicolás Maduro, Maikel Moreno.

Elio Mendoza fue detenido el 1° de abril bajo supuesto engaño de su jefe de planta, Francis Villegas. Aunque estaba libre, al trabajador lo llamaron para cubrir una guardia nocturna, debido a una avería. No lo buscó el transporte de la empresa sino un vehículo particular.

Se trataba de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Al día siguiente pudo comunicarse con su esposa. Lo detuvieron por reenviar un mensaje en Whatsapp sobre Maikel Moreno e irregularidades de la justicia venezolana.

La dirigencia sindical en Guayana repudió ambas detenciones, las cuales calificó como un secuestro, y exigen libertad para Rodríguez y Mendoza. Ambas privativas constituyen, además, una violación a la libertad de expresión.
Ayúdanos a seguir informando - Colabora con Upata Digital Publicidad

No hay comentarios.