#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Saqueos en Upata y otras ciudades de Venezuela dejan cuatro muertos

Venezolanos desesperados por el hambre y la falta de gasolina saquearon el jueves tiendas en tres localidades distintas de Venezuela, antes de ser reprimidos por agentes del régimen de Nicolás Maduro en enfrentamientos que dejaron al menos cuatro muertos, informaron medios locales y dirigentes políticos.

Charlis Antonio Nuñez Palma, de 29 años de edad, asesinado durante protestas por falta de alimentos y disturbios en Upata. El joven recibió dos disparos de bala en la cabeza.


Los saqueos se sumaron a protestas registradas en otras ciudades del país protagonizadas por personas exigiendo el suministro de comida y de gasolina, siendo muchos de ellos obligados a permanecer en sus hogares por las medidas de cuarentena ordenadas por el régimen para contener el coronavirus.

Los acontecimientos del jueves -- registradas en las localidades Upata, Ciudad Bolívar (en el estado Bolívar) y Punta de Mata (Monagas) -- se produjeron un día después que la también oriental ciudad de Cumanacoa registrara una situación similar, dejando un saldo de siete heridos.

El diputado opositor Américo de Grazia, quien representa al estado Bolívar, dijo que éstas y otras localidades venezolanas han registrado este tipo de eventos en los últimos días debido a la creciente desesperación de la población.

“Lamentablemente ya hay registrados cuatro muertos”, dijo de Grazia, refiriéndose a los acontecimientos en Upata. “Toda esta tragedia obedece al hambre que está pasando la población”.
“Esto es una tragedia colectiva. Lo que están padeciendo los venezolanos no se está viendo en España, no se está viendo en Italia ni en muchos otros países donde tienen cuarentena porque tienen una realidad económica totalmente distinta”, agregó.

¿Cuál es esa realidad? “Que no tenemos gasolina, que no tenemos electricidad, que no tenemos gas (para cocinar) y que no tenemos comida… es un país en ruinas”, manifestó.
Protestas también se registraron el jueves en la occidental localidad de Guanare, estado Portuguesa.

Varios comercios del centro de Upata fueron saqueados y destrozados, reportó el portal del Diario Primicia.

La manifestación, que inicialmente se trataba de una protesta por la escasez y la desmesurada alza de los precios de los alimentos, se tornó violenta, obligando a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y Policía del Estado Bolívar a desplegarse por la zona, reportó el diario.

Pero los portales de noticias también reportaron la presencia de las bandas paramilitares armadas aliadas al régimen, conocidas como colectivos, que habrían sido utilizadas para dispersar a la población haciendo uso de la violencia.

Los colectivos, cuyos integrantes muchas veces controlan las actividades delictivas de las zonas donde operan, tienen un largo historial de violaciones a los derechos humanos y son frecuentemente usados por el régimen para intimidar a la población.

Los venezolanos, que ya venían padeciendo una crisis humanitaria de históricas proporciones, están atravesando por un deterioro aún más acelerado de sus condiciones de vida, en momentos en que los alimentos comienzan a escasear en mayor proporción en las ciudades debido a los problemas en el suministro de gasolina.

Venezuela es el cuarto país del mundo con inseguridad alimentaria al tener 9.3 millones de personas que padecen hambre aguda, una situación que podría empeorar con la crisis generada por la pandemia del coronavirus, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas.
Los precios de los productos en el país están siendo ajustados a diario a las fluctuaciones en el tipo de cambio, con el dólar duplicando su valor cada diez días.

La situación también está siendo agravada por las medidas de cuarentena ordenadas por el régimen que para muchos significa que deben quedar recluidos en sus casas sin electricidad y con las neveras vacías.

El presidente interino Juan Guaidó, reconocido como el legítimo jefe de estado de Venezuela por una coalición de casi 60 países encabezada por Estados Unidos, advirtió que la situación del país se torna desesperada y que el régimen no logrará contenerla con la represión.
“De nada sirve la represión cuando prevalece el hambre, como lo demuestran #Upata, #PuntaDeMata y #Guanare”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

“A la dictadura se le vienen encima las consecuencias de sus mentiras. (...) Han subestimado al Pueblo, creyendo que la represión y el miedo pueden contener lo inevitable”, agregó.

elnuevoherald.-

No hay comentarios.