#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Perú supera los 92.000 casos de Covid-19 mientras colapsan los hospitales de Lima

En en las últimas 24 horas se detectaron 3.732 casos más de la enfermedad y murieron 125 personas en Perú


Perú superó este domingo los 92.000 casos y más de 2.600 fallecidos por la epidemia de COVID-19 mientras se alertó que los hospitales de Lima se encuentran al límite e incluso en algunos de ellos se está haciendo una selección de pacientes y ya no se recibe a los adultos mayores en cuidados intensivos.
 

El Ministerio de Salud (Minsa) señaló que en las últimas horas se detectaron 3.732 casos más de la enfermedad y murieron 125 personas, con lo que la cifra total de infectados escaló a 92.273 y los decesos a 2.648.


La epidemia mantuvo su epicentro en Lima, una ciudad de 10 millones de habitantes que presenta 59.712 casos y 915 fallecidos, con lo que capacidad de atención hospitalaria ha llegado al límite, según alertó la Defensoría del Pueblo.
 

Mientras el Gobierno sostiene que a pesar de la gran cantidad de casos diarios ya se ha llegado a la meseta de la enfermedad, el máximo representante de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva aseguró que en los hospitales de Lima se está haciendo una selección de pacientes graves.
ÚLTIMAS CIFRAS
El Minsa informó este domingo que, del total de casos detectados, 7.408 están hospitalizados, 133 más en las últimas horas, y 850 de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI) del país.

Al haberse realizado 20.131 nuevas pruebas para detectar la enfermedad, el total de estas llegaron a 650.613, entre rápidas y moleculares.


Además, 349 personas se recuperaron en las últimas horas, con lo que son 28.621 las que recibieron el alta médica en hospitales o cumplieron con la cuarentena domiciliaria que se les ordenó.

ALERTA DE LA DEFENSORÍA

En ese contexto, la Defensoría del Pueblo alertó que los principales hospitales de Lima "se encuentran en el límite de la admisión" de pacientes, quienes al llegar a las zonas de emergencia son ubicados en sillas de ruedas o en carpas.

"La mayoría de ellos está llegando al límite de la atención que puede brindar a la población en riesgo. La falta de ambientes destinados para la recepción y hospitalización de pacientes con síntomas de COVID-19 sería el principal problema", indicó.

El jefe de la oficina de Lima de la Defensoría, Alberto Huerta, manifestó su preocupación porque parte del personal sanitario está en aislamiento u hospitalizado por presentar problemas de salud, "lo que representa una menor atención a los pacientes, en un momento de elevada presión".

La Defensoría remarcó que espera que se amplíe "en el más breve plazo" el número de camas, ambientes y equipo médico para la atención de pacientes y que también se refuerce la atención en establecimientos de salud de primer nivel, para descongestionar los hospitales de mayor complejidad.

CRISIS EN LIMA

Mientras el organismo lanzaba esa alerta, este domingo se supo que el presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, Jesús Valverde, reveló que en los hospitales de Lima ya se está haciendo una selección de pacientes graves de la enfermedad y no se atiende a los adultos mayores que requieren de UCI.

"Lo que ya no estamos permitiendo es que ingresen adultos mayores a las UCI, porque su pronóstico de recuperación es bastante bajo frente a un adulto joven, y también por el riesgo de morbilidad que tienen", declaró Valverde al diario Correo.

El representante admitió que los médicos afrontan un "dilema ético" ante la poca disponibilidad de camas UCI y cuestionó que las autoridades del Gobierno aseguren que aún hay unidades para atender a los pacientes que necesitan ventilación mecánica.

"Hay dilemas éticos, pero la normatividad internacional le da la potestad al médico intensivista de poder seleccionar qué paciente crítico recuperable puede ingresar a cuidados intensivos y cuáles no", aseguró.

Valverde también discrepó con la afirmación del presidente Martín Vizcarra de que ya se llegó a la meseta de la enfermedad.

"Si estuviéramos en la meseta, no habría un incremento de pacientes en emergencias; al contrario, se hubiera mantenido la misma cantidad del día de ayer, o de la semana. Creo que la cantidad de pacientes están incrementándose cada vez más, entonces, no estamos en una meseta, estamos en ascenso", remarcó.

GOBIERNO EVALÚA MEDIDAS

Después de que el presidente Vizcarra anunciara que el Gobierno mantendrá muchas de las restricciones después del término de la cuarentena nacional, que debe concluir el próximo domingo, el primer ministro, Vicente Zeballos, declaró que una eventual ampliación de la emergencia nacional está en "permanente evaluación".

"En estos momentos estamos en la cuarta cuarentena, que debe culminar el próximo domingo. Todas las decisiones y cada una de las prórrogas han estado sujetas a criterios médicos científicos. Es el Minsa, a través de los equipos profesionales, el que lo determina. Nosotros, como Ejecutivo, tomamos la decisión", remarcó.

Zeballos consideró que lo ideal sería que "se mantenga esta meseta y que las medidas de contingencia tenga un efecto inmediato" para que comience a disminuir el impacto de la enfermedad. 

EFE
Ayúdanos a seguir informando - Colabora con Upata Digital Publicidad

No hay comentarios.